viernes, 5 de noviembre de 2010

La red social

La red social (The social network, EEUU 2010)
Dirección: David Fincher. Interpretación: Jesse Eisenberg (Mark Zuckerberg), Andrew Garfield (Eduardo Saverin), Justin Timberlake (Sean Parker), Armie Hammer (Cameron Winklevoss/Tyler Winklevoss), Max Minghella (Divya Narendra). Guión: Aaron Sorkin; basado en el libro “Multimillonarios por accidente” (”The Accidental Billionaires. Sex, money, betrayal and the founding of Facebook”), de Ben Mezrich.

Por si alguien no lo sabe, que lo dudo, diré ante todo que esta peli trata de la creación de la red social por excelencia, el féisbuq, y sobre todo de su creador Mark Zuckerberg.

A Mezrich, autor del libro en el que se basa la película, a Saverin, ex amigo de Zuckerberg y que, al parecer, colaboró en su escritura, o a Sorkin, el guionista, les debe de caer muy mal Mark Zuckerberg, porque le llaman gilipollas al comienzo de la película, le llaman gilipollas al final y, entre tanto, se lo siguen llamando durante todo el metraje.

Lo curioso es que tanto al comienzo como al final de la peli ponen el insulto en boca de una chica. Y es que las mujeres pintan mucho y a la vez no pintan nada en esta historia.

Me explico. Todo comienza cuando la novieta de Zuckerberg, estando ambos en la universidad, lo deja plantado una noche. ¿Por qué? Por gilipollas. Entonces Zuckerberg se coge tal cabreo que esa misma noche se dedica a difamarla en su blog y, completamente borracho, crea una web en la que aparecen las fotos de todas sus compañeras de Harward para que los chicos puntúen a la que está más buena.

Las chicas se mosquean, los grupos feministas protestan, casi lo echan de la universidad, pero la página recibe más de veinte mil visitas en pocas horas, lo cual dice algo sobre el nivelazo intelectual y moral de Harward.

Ahí comienza una historia de machitos que compiten con machitos por ver quién entra antes en uno de esos clubs racistas, clasistas y sexistas de Harward, por ver quién llega antes a la meta en las competiciones de remo, o por ver quién consigue antes un millón de usuarios en su red. La misma historia en distintos escenarios.

En toda esta lucha de egos, las chicas sólo pueden pertenecer a dos especies; una es la de las groupies modelos que revolotean alrededor de los nuevos millonarios, expresamente apartadas de cualquier labor y relegadas al papel de artículo decorativo, divertimento o juguete sexual, cuando no novia psicópata que no hace más que entorpecer la carrera de un futuro genio.

La otra especie es la de la novieta del comienzo. En este grupo están las que no son modelos de Victoria's Secret, las que no quieren saber nada de esta nueva misoginia geeky, que curiosamente son las que de verdad le gustan al Zuckerberg, ya veis cómo es la vida. A esta especie pertenece también la chica del final, una abogada novata y espabilada que, cuando Zuckerberg se queda sin amigos (¡toma ironía!) y todos le demandan, se apiada un poco de él y le dice que, aunque lo parece, no es del todo gilipollas.

Noemí Pastor

52 comentarios:

Mikel dijo...

Me comentaba mi hermana a propósito de una serie que estamos viendo estos días, ENTOURAGE (El Séquito), que el retrato que hace de las mujeres es muy poco "positivo"... En este caso, pienso yo, la película retrata a gente que piensa así de las mujeres. El problema es que otras películas las hace directamente gente que piensa así... y no lo disimulan! Las actrices suelen quejarse de que cierto tipo de papeles (es decir, los interesantes) no son comunes para los personajes femeninos. No todos los directores escriben historias como las de Rodrigo García...
Qué te pareció la película en conjunto? A mí me parece un peliculón!

Dona invisible dijo...

Hola!
Por lo general he leído buenas críticas sobre esta película (que todavía no he visto), pero nadie ha hecho ningún comentario sobre el papel que se otorga a las mujeres aquí, lo cual me entristece y me demuestra una vez más que todavía hay mucho que hacer. En fin, veré la película y ya os contaré.
Besos!

troyana dijo...

Noemí,
partiendo de que no he visto todavía la película,y créeme,haré por verla,me centro en la para mí interesante reflexión que haces en torno al rol de las mujeres en la película y también en el cine,en general.

De entrada,dar un toque de atención sobre estas cuestiones que a menudo pasan desapercibidas, me parece ya acertado,al igual que con el lenguaje,que no nos percatamos,pero lo masculinizamos todo o ninguneamos el femenino singular y plural,y claro,no tiene importancia(con todos los problemas que azotan el pais,menuda nimia,no?)pero el lenguaje es simbólico,transmite el pensar y sentir del inconsciente colectivo,y sólo el hecho de ocultar,disfrazar o no hacer visible,es emitir un mensaje claro de falta de apreciación,propia y ajena.

En cuanto a la misoginia cinematográfica,a muchos directores se les ha tildado de misóginos,y el debate sería inagotable(muy de zinéfilas;)-pocos se escapan,he escuchado ese calificativo atribuido a directores como Alfred Hitchcock o Almodovar, y en el cine negro americano,la mujer rara vez no lleva a un hombre a la más absoluta perdición;)
Y no hablemos del wenster...
En el caso de Almodovar,lo que he leído es que la mujer está a menudo sometida a una pasión indomable por un hombre que o la desprecia o la ignora.
En fin,a mí,que quede claro,me encanta el cine de Hitchcock y de Almodovar y también el cine negro americano,sin embargo,es saludable,plantearse estas cuestiones desde todos los prismas,más cuando el cine es una ventana abierta al mundo y los modelos que se transmiten tendrán una repercusión más o menos extendida,como por ejemplo, con la peli del Facebook,que seguro tiene un buen resultado taquillero.
Besets cap al nord!

Saraiba dijo...

La tengo en mi lista de "pendientes por ver" espero que eso sea antes de los Oscar ¿quizás esté film esté entre los nominados?

Un besote!

Noemí Pastor dijo...

MIKEL, a mí de la peli me gustó su ritmo acelerado, que va muy bien con las velocidad de evolución del ciberespacio, el montaje vertiginoso que superpone unas demandas con otras y la forma de reflejar la América de siempre: hazte millonario cuanto antes. Nuevas eras con los mismos valores.

Noemí Pastor dijo...

DONNA, pues yo creo que la lectura de género salta bastante a la vista. Creo que hay una voluntad explícita de expresar la incapacidad de Zuckerberg para comunicarse con las mujeres, de vivir con ellas, que es una incapacidad de una parte del mundo masculino que no quiere vivir de otra manera ni repartir sus privilegios.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, a mí me asustaba de la peli cómo estos chicos supermodernos, los gurús del futuro, los que nos van a decir cómo relacionarnos en los próximos años, tratan a las mujeres como las trataban sus bisabuelos o peor. Da miedo ver cómo no han mejorado en nada, al menos en ese aspecto.

Noemí Pastor dijo...

SARAIBA, yo ya he renunciado a entender cómo funciona el mecanismo de las nominaciones. Ni siquiera entiendo las de Gran Hermano...
Así que puede ser que este film se cuele en algún palmarés.
Espero tu comentario cuando lo veas.

Bruja Truca dijo...

Noemí, no he visto la película. En ocasiones me venía un atisbo de entusiasmo por verla pero la pereza ha podido más que el entusiasmo. Total, es lo que ya pensaba, tontos del culo que se hacen millonarios también llamada "la suerte del tonto".

En cuanto al tema de volver a las viejas costumbres de tratar a la mujer como a un florero, debo decir que me alarma terriblemente estas nuevas generaciones de chicas adolescentes que tenemos en nuestro país, sin ir más lejos. Personalmente creo que ellas mismas quieren volver al "estar en casa con la pata quebrá" como se dice y ser una mantenida. Luchan por ser la chica más superficial, maquillada y embutida del instituto para conseguir al más gallito y presumir de novio. Y están tan a gusto en su papel de "novia de" que asusta.
Creo que la mentalidad tiene que empezar a cambiar en las mismas mujeres, sobre todo en las más jóvenes que, increiblemente, son las que más quieren volver al antiguo modelo.

Laura Uve dijo...

Vaya tela, tiene una "pinta" regulín, regulín.

Las mujeres ninguneadas, banalizadas, utilizadas como desencadenadoras de todos los males (de Pandora y Eva a las mil y una mujeres fatales)... ¡qué pesadez! Virgen o puta, santa o petarda, estereotipos a montón...

Pero tengo una debilidad en la peli: Justin Timberlaken!!!!!

Un abrazo Noemí, muy interesante la entrada.

LU dijo...

No la he visto y no pensaba verla.

Si su idea no hubiera tenido una repercusión millonaria, ¿estaríamos hablando ahora de este hombre y su incapacidad para comunicarse? Inventor de una red social que se queda sin amigos, pero ¿realmente tenía amigos antes de inventar nada?

La velocidad de vértigo hace que confundamos los términos, confundimos amistad con… ¿con qué?

Me has reafirmado, no la veré, o por lo menos no pagaré una entrada de cine con esta película.

Si, estoy en facebook, pero no acaba de convencerme ese formato. Tal vez como algo ligero, una canción, me gusta, una foto divertida, pues nos reimos todos. Hay que relajarse y no dejarse arrastrar por la corriente, que es muy poderosa y muchas veces nos lleva sin que apenas nos demos cuenta.

Qué seria me he puesto de repente.

Un besote

Noemí Pastor dijo...

BRUJA, no conozco tanto a las chicas jóvenes como para saber si ese modelo que describes es predominante. Quiero pensar que no, aunque existe, claro, y que cada vez hay más diversidad y condiciones para que cada cuala elija su futuro sin ataduras. Amén.

Noemí Pastor dijo...

LAURA, yo me he centrado en un aspecto de la peli, pero da más de sí. Justin Timberlake hace probablemente el personaje más denteroso de todos.

Noemí Pastor dijo...

LU, el tipo interesa porque hizo lo que hizo, que no lo hizo nadie. Tampoco le quitemos mérito.
No era mi intención impedir que la gente viera la peli; prefiero que la veas y que la comentemos aquí, mujer.
El asunto que apuntas de la amistad tiene miga. Opino que hay cosas parecidas a la amistad que merece la pena cultivar. La camaradería, por ejemplo, no muy frecuente entre mujeres. No es necesaria un alma gemela para establecer un lazo.

Bruja Truca dijo...

Noemí, siempre he dicho que nunca trabajaría con niños ni adolescentes. Pues bien, desde que terminé de estudiar no he hecho otra cosa. Empecé como monitora en un centro de ocio para jóvenes, he dado clases particulares para chicos y chicas de la ESO y Bachiller, he trabajado en dos colegios, éste verano en los dos a la vez. En la actualidad sigo trabajando en uno. A parte de esto tengo tres primos adolescentes. Así que por desgracia te puedo decir que mi percepción es la de que la mayor aspiración de las chicas adolescentes es encontrar un novio y acomodarse en su papel de secundarias y tan a gusto, más anchas que panchas.

Eva dijo...

Creo que esta noche iré a verla,la tenía pendiente también.
Y sí, asusta esta mentalidad juvenil...

Bruja Truca dijo...

Una cosa más Noemí, y todo el que quiera contestar, si una mujer elije sin ataduras que su futuro sea ser una mujer objeto o florero o como lo querais llamar, ¿está bien que esa mujer vuelva a ese antiguo modelo porque es por elección propia? ¿Y si ese modelo lo elijen muchas por elección propia? ¿Está bien?

troyana dijo...

Noemí,Bruja,
me meto en el debate,soy colega de Bruja Truca y compartimos el mismo campo de intervención social.
Ese modelo de "jóvena" o pre-adolescente del que hablas existe y abunda,es verdad,pero creo que nuestra función educativa es ofrecer otras opciones,dar a conocer otros modelos,y después que ellas eligan,ni más ni menos,y creo que ya es bastante,la verdad.

A mí personalmente no me corresponde juzgar si está bien o mal,ni decidir por ellas ni salvarlas en plan paternalista,otra cosa es que coincida o no con mi opción personal,y ya de entrada te digo que no.
Me dejaré la piel si es preciso para que sepan que la mujer puede ser independiente,autónoma y dueña de sus propias decisiones,pero cada vez soy más consciente que la última palabra siempre la van a tener ellas,porque esas jóvenas se convertirán en mujeres que,con más o menos recursos personales, decidirán por sí mismas y así ha de ser,nos guste más o menos lo que decidan, si realmente creemos con todas sus consecuencias en esa tan cacareada "libertad individual".
bsts

Bruja Truca dijo...

Yo creo que cuanto más se "degrada" la educación reglada más involución hay en la sociedad. Creo que este modelo de educación, porque el que yo misma he pasado es una gran mierda, y eso se ve reflejado en los jóvenes.

Noemí Pastor dijo...

BRUJA, te creo, cómo no. Yo no tengo contacto con adolescentes. Se me ocurre que quizás no ven la cara negra y dura de ese papel segundón. No sé.

Noemí Pastor dijo...

EVA, pues ya me dirás qué te ha parecido.

Noemí Pastor dijo...

Hola otra vez, BRUJA. Estoy de acuerdo contigo. Es muy sospechoso que se produzcan tantas "elecciones personales sin condicionamientos" en la misma dirección. Es como cuando oigo que las mujeres abandonan el empleo o reducen su jornada laboral "por elección propia" para cuidar a sus hijos. Suelo contestar que cuando haya parecido número de hombres que hagan lo mismo, me creeré que es por elección propia. Mientras tanto, no me creo nada.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, de acuerdo. No podemos decidir por ellas, como nosotras no toleramos que decidan por nosotras. Creo que, como decía antes, habría que hacerles ver la cara oscura de ese papel de florero que los medios ensalzan, desfiguran y maquillan, y que son capaces de hacer algo más que adornar.

Noemí Pastor dijo...

Pues vuelvo a estar de acuerdo, BRUJA. Un modelo educativo PÚBLICO potente es lo menos que se puede pedir.

Uno dijo...

Vi la película arrastrado por los amigos porque el tema, en principio, no me interesaba pero creo que les ha salido una buena película por el guión, por la factura y por los intérpretes que están muy bien.
No pensé al verla en el tema de la mujer porque, como has contado, salen mujeres de todo tipo.
Como bien dices, al prota lo ponen de gilipollas, al amigo de gilipollas y a Thiberlake de cerdo gilipollas sin escrúpulos.
En la peli hay dos mujeres listas e independientes, ¿dónde están los modelos aceptables de hombre?
En definitiva, que creo que exagerais.

Un abrazo

Antígona dijo...

Caray, la verdad es que tu entrada no pone muy bien la peli, aunque ya veo que matizas en los comentarios.

Oí sobre ella un pequeño debate en la radio y en lo que allí incidían es en la contradicción que supone que el creador de esa red social que pretende vincular a presuntos "amigos" sea en el fondo un individuo que se encuentra tan solo. A mi juicio, sólo una contradicción aparente y que retrata muy bien la realidad de lo que es facebook: un espacio que pretende hacer pasar vínculos superficiales por "amistades" y que, por tanto, a nadie libera de su soledad si es el caso de que uno está solo, aunque pueda generar la ilusión de dejar de estarlo o de aliviar esa condición.

En fin, quizá me anime a verla.

Un saludo

Icíar dijo...

Te ha llamado la atención lo mismo que a mí. Te juro (y dicen que no hay que jurar en vano o algo así) que se me pusieron los ojos como platos cuando vi en la pantalla en el margen inferior: 2003. Parecía 1950.
Salí comentándole a mi marido: algo no va. Parece que no ha cambiado mucho la cosa. Ni una sóla chica en el equipo, salvo para animar las fiestas. A lo mejor es que en otra casa habrá un grupo de chicas pensando en algún proyecto interesante....
Eso fue lo que más me impresionó de la película. Es digno de debate.

Un abrazo

calamarin dijo...

Independientemente de que la historia sea cierta o no, a mi la peli me gustó mucho. Entre al cine un poco obligado, pero oh sorpresa, la peli es muy interesante y la música genial...

Josu Orbe dijo...

Está en mi lista de pendientes pero por lo que cuentas parece una de esas de colegios americanos de toda la vida: football & cheerleaders.

Merece la pena?

Noemí Pastor dijo...

UNO, ya digo que me he centrado en un aspecto (si quieres marginal, de acuerdo) de la peli y he dejado muy de lado lo demás. Pero es obvia la voluntad del autor de dejar de manifiesto cómo las mujeres no pintan nada en esta presunta revolución: o los protagonistas las mantienen al margen o se mantienen ellas mismas, asqueadas.
Al respecto es reveladora la escena en la que Mark intenta que una chica recoja un botellín de cerveza y no lo consigue.
No hay modelos masculinos ejemplares, de acuerdo, pero ellos son el centro de la peli y las chicas, los satélites. Ellos escriben la historia y las chicas la adornan.

Noemí Pastor dijo...

ANTÍGONA, de la peli no digo casi nada en mi entrada. No digo, por ejemplo, que tiene un guión (¿guion?) decente y la enorme virtud de contar hechos fresquitos, que acaban de suceder.
Discrepo en lo que dices de féisbuq: los lazos débiles sirven de mucho y sí que aligera la soledad.
Anímate a verla, anda, y me cuentas.

Noemí Pastor dijo...

ICíAr, ya veo que no soy la única loca que ha reparado en este asunto. Además, repito que es clara la voluntad del autor por ponerlo de manifiesto. Se ve en bastantes escenas. Por eso hablo de la nueva misoginia geeky, como una nueva forma de sexismo.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARIN, yo también la vi a gusto, porque fluye ligera, rapidita incluso, aunque aterrorizada por la catadura moral de los protagonistas, perfectamente bien retratada. Yo tenía curiosidad, por la polémica que se ha creado precisamente por eso. La música está muy bien, tienes razón.

Bargalloneta dijo...

La verdad es que cuando salí del cine lo primero que pensé fué: "voy a borrarme del facebook!" no lo he hecho porqué una de las cosa positivas es que me ha hecho recuperar amigos que tenia perdidos, pero la película retrata a una juventud bastante enfermiza. Desde los detalles técnicos de la peli supongo que estarás conmigo de que a nivel formal es impecable y su ritmo frenético es electrizante durante todo el metraje no?.(perdonad el retraso pero he estado un poco pachuchilla y llevo retraso en mi lectura de blocs!!)
petonets!!

Noemí Pastor dijo...

JOSU, maitie, yo (casi) nunca te diré que no vayas a ver algo. Siempre te diré que vayas y luego me cuentes qué te ha parecido y melleves la contraria, a ser posible.
No es una comedia boba de universitarios (aunque los universitarios sí parezcan bobos), sino bastante más perversa.

Noemí Pastor dijo...

BARGALLONETA, se te perdona todo. De acuerdo que formalmente no le encuentro defectos; todo lo contrario. A mí me gusta el aviso que da: que sepas qué es lo que estás usando; tiene su lado maravilloso, y su lado negrísimo también.

39escalones dijo...

Por lo que sé (de muy buena tinta, por cierto), el nivel intelectual de Harvard sigue siendo igual o peor. Universidades más de nombre que de renombre.
No me gustó la peli, en este aspecto, ni en otros.
Besos.

Bruja Truca dijo...

Han dicho por ahí "creo que exagerais". En mi opinión, cuando se hace una pelicula para un publico adolescente o adulto joven se tiene que tener cuidado con lo que se muestra en la pantalla. No digo que esta pelicula esté hecha exclusivamente para éste tipo de público pero evidentemente ni mi padre ni mi abuelo van a ir a ver una pelicula sobre algo que no saben ni que existe. Habrá personas mayores que lo entiendan mejor que yo, pero no son mayoría ni mucho menos. Por lo tanto, estamos ante un público influenciable en el caso de los adolescentes y algunos no tan adolescentes. Para mi si es importante y no es nada exagerado el pedir que se muestre a la mujer con respeto y que se dejen ya del cuento chino del estereotipo de "guapas sin cerebro" y "feas intelectuales".

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, quedas nombrado corresponsal en Harvard de este blog y de todos los demás.
Acabo de darme cuenta de que estoy escribiendo todo el rato Harward y es Harvard. Gracias. Se nota que no he estudiado allí.
Y me quedo con ganas de saber qué no te gustó de la peli.

Noemí Pastor dijo...

BRUJA, no creo que el punto de vista de la peli sea perverso en ese sentido. Todo lo contrario. Creo que presenta las cosas como son (mujeres excluidas de los equipos de trabajo, admitidas sólo como groupies) y añade un punto de vista crítico, muy sutil, pero evidente en unas cuantas escenas.

SRO dijo...

entonces es la historia de un gilipollas. Muchos gilipollas triunfan porque miran los asuntos de otra manera. Quizás su cerebro es un muro blindado contra cierto tipo de valores y aciertan sin pensar y el muy gilipollas se lleva a la mejor chica que siempre es la más lista y es por eso que tiene la suerte de un gilipollas!
El gato que está triste y azul seguro que está en facebook dando la vara. Yo prefiero a la gata que está sobre el tejado caliente de zinc.Y ya sabéis donde está. Para cuando un post sobre esa peli, zinéfilas?

loquemeahorro dijo...

A mí me dio la impresión de que la abogada del final estaba puesta para compensar un poco que no aparecieran más mujeres que la novia psicópata y las mujeres-trofeo.

Aunque cuando Justin Timberlake-Satán dice que sale con una modelo de Victoria's Secret, el que queda bastante mal es él. O a lo mejor me lo parece a mí, y hay un montón de gente diciendo "Halaaaaaa, modelooooooo"

Eso sí, la ex-novia es de los personajes que salen mejor parados con diferencia (a pesar de salir 10 minutos) junto al tal Eduardo Saverin.

Pero de todo, todo, me quedo con los gemelos regatistas, de verdad que pocas veces me he reído tanto, y eso que en realidad (además de ser los dueños de la idea original), son los únicos que parece que van a hacer algo útil a la universidad.

Noemí Pastor dijo...

SRO, la gilipollez no está reñida con el triunfo, ni con la intelectualidad, ni con los blogs, ni con la aristocracia ni con nada.
Sí, yo conozco chicas estupendas enamoradas de auténticos gilipollas; y al revés.
Se agradece tu idea sobre la peli de la gata, que da mucho de sí. Igual me la apunto para la próxima. Bueno, todo Tennessee Williams da para varios blogs enteros.

Noemí Pastor dijo...

LOQUEMEAHORRO, ¿sabes que a los gemelos regatistas los interpreta un solo actor? Yo es que soy una cateta y esas maravillas técnicas me impresionan.
Lo gracioso es que yo casi todos los días me cruzo a la misma hora y en la misma calle con unos gemelitos veinteañeros, rubios, altos, atléticos y superpijos y siempre me río y pienso: ahí van los Güílkinton.

SRO dijo...

El tema de la gilipollez da para mucho también pero yo prefiero con mucho lo de la gata y Tennessee Williams -si no es por tí no puedo escribir bien otro nombre emblemático- Reconozco que las pelís directamente volcaddas del teatro son mi debilidad.

Noemí Pastor dijo...

SRO, pues disfrutarás con la entradoa sobre "All about Eve" y el hilo de conversación abierto. Me pensaré lo de la gata, aunque a mi me da más morbito el tranvía llamado deseo y cierta camiseta.

Fran G. Lara dijo...

Me alegra ver que no he sido el único que ha contemplado esta película desde un ángulo más que no sea el mero aplauso sin más reflexión.

Noemí Pastor dijo...

FRAN, gracias por tu visita, pero agradecería también tu reflexión. Besos.

Fran G. Lara dijo...

Facebook. Ustedes lo conocen, seguramente tienen su propia página y habrán pasado horas colgando las fotos de esas fiestas en las que salen más guapos, curioseando en los muros de completos desconocidos y buscando a antiguos compañeros de colegio y viejos amores. En un mundo con 500 millones de miembros asociados a ese medio, el público potencial de La Red Social es, a priori, bastante apetecible. Más cuestionable es hasta qué punto puede la niña del piercing en el labio sentirse interesada por el friki que lo creó y sus problemas legales. Para el espectador más exigente el reclamo es David Fincher, director de películas tan sobresalientes como Seven, The Game, El Club de la Lucha y El Curioso Caso de Benjamin Button. Para esa audiencia hay buenas noticias. La Red Social es un largometraje que está bien rodado y bien interpretado. No sólo trata, aunque también, de la gente que no tiene vida social y sólo es alguien en función de su ordenador. No sólo retrata, aunque también, la patética condición humana sublimada en una generación con una vida virtual, con amigos virtuales y emociones virtuales. No sólo muestra, aunque también, un mundo de millones de falsos amigos, de soledad desesperada que fantasea con sexo ocasional y exhibe ridículamente su lado favorecedor. La Red Social cuenta una historia sobre la ética (o la falta de ella) del éxito que se basa en el trabajo.

Las malas noticias son que es posible que ese mundo no les interese. No es que La Red Social sea una mala película ni que no esté bien hecha. El problema es que si les cuesta entrar en una historia regida por la popularidad y los clubes exclusivos universitarios, pueden contemplar con desgana las puñaladas traperas que se cruzan un grupo de jovencitos presuntuosos, guapos y estilosos que se acaban asemejando a los protagonistas de una versión culta de Sensación de Vivir. Da igual que al final quiera dejar el mensaje de que el dinero no da la felicidad, en esta película Fincher se acerca más a su propia Zodiac. Vuelve a contemplar la miseria humana y tras muchos meandros no saca ninguna conclusión. La historia que cuenta La Red Social recuerda a un perro que se persigue la cola: da vueltas sobre sí mismo y no va a parar a ninguna parte. La impresión que deja es que es más interesante visualmente que en su fondo, y lo mejor de todo es el protagonista interpretado por Jesse Eisenberg. Es la clase de persona con la que yo me llevaría bien: inteligente, agudo, rápido y cruelmente despectivo con los que considera mentalmente inferiores. Sería admirable si no fuera porque emocionalmente está muerto. Y para eso, para reflexionar sobre la basura que es el ser humano, para revolverme las tripas, me quedo con películas como The Road, que muestran algo con lo que sí me puedo identificar. De David Fincher espero con más ganas su remake de Millenium. Seguro que al menos me divertirá más.

Noemí Pastor dijo...

FRAN, gracias. No estoy de acuerdo con esto: "la gente que no tiene vida social y sólo es alguien en función de su ordenador. No sólo retrata, aunque también, la patética condición humana sublimada en una generación con una vida virtual, con amigos virtuales y emociones virtuales. "

A través del ordenador también se hace vida social y no es menos valiosa que la que se hace en los bares.
La vida, los amigos y las emociones virtuales no dejan de ser reales. Las máquinas no alejan, sino que acercan.

Fran G. Lara dijo...

Es que lo que decimos no es en absoluto contradictorio. Yo he escrito:

"la gente que no tiene vida social y sólo es alguien en función de su ordenador"

Sin embargo tú pareces haber entendido:

"la gente, que no tiene vida social y sólo es alguien en función de su ordenador"

Noemí Pastor dijo...

FRAN, el ordenador es algo porque tiene un alguien frente a él. Yo sin mi ordenador soy alguien, pero el ordenador sin mí no es nada.