viernes, 24 de diciembre de 2010

Qué tan lejos

DIRECTORA Y GUIONISTA Tania Hermida
REPARTO Cecilia Vallejo, Tania Martínez, Pancho Aguirre, Fausto Miño
MÚSICA Nelson García
FOTOGRAFÍA Armando Salazar
Ecuador 2006, 92 min.
Nominada a los Goya 2007 a la mejor película extranjera de habla hispana.


Esperanza, española, pertrechada con su guía y vídeo-cámara, se coloca en el asiento con ventana del autobús, dispuesta a grabarlo todo y no perderse ni un detalle del espectacular paisaje. A su lado, Teresa (quien se presenta como Tristeza), estudiante ecuatoriana, se atrinchera entre las páginas de un libro y las canciones de los auriculares, mientras medita una posible solución a su entuerto amoroso.

Una huelga paraliza el tráfico y ambas emprenden una aventura compartida. Son polos opuestos que paso a paso se irán aproximando, en parte gracias a la incorporación de Jesús, quien carga con las cenizas de su abuela, y aporta complicidad y toques de humor.


Una producción de bajo presupuesto, con un planteamiento honesto y sencillo, nos aproxima a la descomunal belleza de los enclaves ecuatorianos en un viaje desde Quito a Cuenca, atravesando ocho provincias en el recorrido de los protagonistas y todo el equipo que realiza esta película. Pero no nos permite disfrutar cual turistas fugaces que pasan de largo y almacenan miles de imágenes digitales sin rozar esa realidad que muchas veces obviamos en nuestras vacaciones. Nos brinda la oportunidad de asomarnos a la identidad de un país, en apariencia abandonado y vacío, la hospitalidad y calidez de sus gentes y algunos de sus principales problemas.


Personajes cercanos y entrañables, que hacen creíble y natural hasta la situación más absurda. Momentos para la risa (celebración del gol, noche y despertar en la playa, algunos diálogos entre las dos chicas), el compañerismo y la amistad. Una historia de sentimientos y optimismo.




No sé porqué a mí nunca me fue a tocar una historia con final feliz.
Es que los finales felices dependen.
¿Cómo, dependen?
Depende donde pongas el punto.

Tu historia acaba de empezar.

Felices fiestas!!!

LU

29 comentarios:

Dona invisible dijo...

Hola!
Esta película la vi precisamente en Viena dentro de un ciclo de cine por y para mujeres de Latinoamérica y me encantó; por eso escribí un post sobre ella: http://perdudaaviena.blogspot.com/2010/03/on-son-les-idees.html
En una entrevista la directora hablaba de la importancia del lenguaje y cómo ello contribuye a formar nuestro mundo: de ahí las referencias a "Tristeza" y a "Esperanza", en el momento de conocerse, Esperanza le dice a Tristeza: "es que nunca había conocido ninguna Tristeza", muy bonito! Me gusta sobre todo cómo se va labrando esa amistad y las visiones diferentes del mundo.
Recomendable 100%
Un abrazo!

Bruja Truca dijo...

No la he visto. Lo cierto es que sin tener nada en contra de Latinoamerica ni de sus gentes, no siento interés alguno en conocerla. De ahí que piense que si ese es su punto más fuerte, el del paisaje y cultura, no creo que la vea. Espero que esto no suene a nada raro de racismo o patriotismo ni absurdeces de ese tipo.
Felices Fiestas. Un abrazo.

troyana dijo...

Lu,
no la he visto pero conforme te iba leyendo, me iban entrando ganas de verla.
Me gustan estas historias de amistades a priori improbables entre personas diferentes,con visiones del mundo dispares,con códigos culturales también particulares,extraños,ajenos,que poco a poco,se encuentran y se complementan.
En cuanto a los finales félices,en el cine,como en la vida,prefiero a ser posible,que a cada "Tristeza" le acompañe siempre una "Esperanza",por pequeña que sea.
biquiños

troyana dijo...

ah!Y félices fiestas,seculares o sagradas,como diría Chris Stevens,de Doctor en Alaska!

LU dijo...

Dona invisible, yo vi la película en DVD y aparece un making off donde la directora refleja esa importancia del lenguaje. Precioso texto de Octavio Paz con que abres tu entrada, y el párrafo del vídeo que lee Teresa también es una joyita. Parte de la magia de esta película son estos detalles, en apariencia casi anecdóticos, pero que dotan de profundidad al simple paseo turístico.

Esa amistad que va surgiendo entre ellas está muy bien lograda, partiendo de sus dos realidades, muy distantes, pero que como explica Tania Hermida, se complementan y se van apoyando e influyendo mutuamente.

Teresa es callada, introvertida, pero cada que vez que habla, zas, da en el clavo. Y esa voz en off que lee con nosotros párrafos del libro, o desvela su pensamiento, nos ayuda a conocerla y comprenderla. Esperanza, despreocupada, turista de vacaciones, abierta, parlanchina, pero también compañera y cómplice. Lo quiere grabar todo con su cámara y vive como una tragedia que se le acabe la batería; pero tan pronto se aproxima a sus nuevos amigos, la olvida por completo y se dedica a vivir.

Biquiños

LU dijo...

Truca, por encima de Ecuador o sus gentes, nos cuentan una historia muy universal, sin fronteras, de sentimientos. Teresa ama a un chico y va a luchar para evitar lo que ella considera la gran equivocación de su vida. Tropieza en su camino con Esperanza, con quien no tiene, a priori, nada en común, y con Jesús, el personaje más encantador de esta historia. Entre los tres se van creando unos lazos de unión invisibles ante la adversidad, y muy poderosos. La excusa es el inicio de un viaje, que en realidad es más interno y de descubrimiento, que de paisajes bellos. Lo que no quita para mostrar Ecuador como país, sus gentes.

Olvida la palabra Ecuador, y déjate llevar por el mensaje que transmite, y asunto resuelto. El lugar da igual, las emociones o sentimientos no entienden de países.

En cualquier caso, nada más lejos de mi intención convencer a nadie de nada.

Me gusta que aquí podamos reflejar lo que realmente pensamos, de eso se trata, no?

Biquiños

LU dijo...

Troyana, creo que te va a gustar, pero ya me dirás si la ves.

Sí que parten casi de dos planetas muy diferentes, por su cultura, por su lenguaje y también por sus propias personalidades y temperamentos. Es maravillosa la posibilidad de conocer a gente que en nuestra vida cotidiana no formaría parte de nuestro entorno, donde todo está más controlado y segmentado: familia, amigos, trabajo.

Lo del final feliz se refiere a las historias de amor de Tristeza, que se considera tocada por la fatalidad, y la frase concluyente se la dice Jesús; esa escena es sencillamente genial.

Biquiños navideños en una mañana soleada y fría.

Noemí Pastor dijo...

Apetece este cine sencillo ante la avalancha de 3D de las salas de al lado de mi casa. También me despierta una nostalgia de viajes.
No tenía noticia de esta peli y me encanta que me descubráis cosas nuevas.
Y ya sabéis que os deseo lo mejor.

LU dijo...

Noemí, aquí en Vigo han reabierto unos cines con varias salas y todas dedicadas a 3D. ¿Te puedes creer que todavía no he visto ni una película en ese formato? Me siento un poco troglodita.

El cine y los viajes son dos de mis grandes vicios (confesables). Indagar en este tipo de producciones es algo que, reconozco me atrae especialmente, y si encima, encuentro algo como esta película, pues ya está.

Ecuador como destino de viaje parece muy apetecible. Desde el sillón se puede soñar.

Biquiños

Scotty dijo...

Hola!. llego aquí a través del blog de mi querida amiga bloguera, Troyana.

No he visto esta película pero estaré atento para cuando se estrene en mi ciudad.

Estupendo blog. Espero que, si te pasas por el mío, también te guste.

Un cordial saludo.

Noemí Pastor dijo...

LU, querida, por si te sirve de consuelo, yo tampoco he visto nada en 3D. Bueno, creo que una peliculilla en un parque de atracciones de París, pero no cuenta, porque era de pegarse porrazos y montar en montaña rusa. ¿O es que son todas así?
En cuanto a los viajes, a mí me gusta que me aporten conocimiento. Viajar por viajar no me interesa. Soy perezosa.
Besos findeañeros.

LU dijo...

Scotty, muchas gracias por tu comentario.

La película está disponible en DVD, porque al menos por aquí (Vigo) no ha pasado, y si lo ha hecho, ha sido tan fugaz que yo ni me he enterado. Es lo que pasa con este tipo de cine… Una pena porque las carteleras están llenas de super-producciones que se repiten en varias salas, y muchas de ellas carecen de interés.

Ya me he dado una vuelta por tu blog, que me parece muy interesante.

Un saludo

LU dijo...

Noemí, no somos las únicas faltas de experiencia 3D, conozco a varios más para este club.

Los viajes siempre aportan algo, al menos los que yo defino como viajes. Nada que ver con mis desplazamientos diarios al destino laboral.

Nuevos lugares, nuevas gentes, otras costumbres o culturas. Aunque sea de paso, que no es lo mismo que vivir in situ, nos acercamos a ese sitio. A mi me gusta leer sobre cada destino al que voy, ver su cine, su cultura; y no veas la de historia que aprendo (mi gran fraude educativo).

Disfrutar de la capacidad de admiración, desconectar de la rutina y las obligaciones. Callejear sin rumbo o perderse con el plano. Probar comidas diferentes, beber cervezas de cualquier nacionalidad.

Pasmarse ante la paciencia del ser humano cuando el cansancio se apodera de mí y me pongo insoportable. Compartir, negociar, disfrutar…

Vamos, que para mi lo de viajar, es vital. Tengo una amiga que lo califica de “enfermedad”.

Biquiños

Bruja Truca dijo...

Pues yo no es que vea mucho cine en 3D pero ver Avatar en 3D en el cine es toda una experiencia para la vista. Sublime...

Noemí Pastor dijo...

Evidentemente, puesta a ver algo, vería Avatar, claro, porque no la he visto ni sin 3D.

troyana dijo...

En 3D he visto,creo 2 películas,una de ellas Avatar,y la verdad es que es todo un espectáculo audio-visual,además qué risa con las gafas,no?ja,ja;)

Pepe del Montgó dijo...

Ya he ido al videoclub a por ella. Tengo amigos en Ecuador y me interesa mucho lo que de allí viene, sin embargo desconocía esta película. Eres una mina.

Jack dijo...

Lu, me encantan tus críticas porque con pocas y simples palabras consigues enganchar mi interés para ver una película.

Kashtanka dijo...

Estoy deseando verla. Paisajes y el lado humano de varios viajeros. Y pinta ademàs divertida!!

Viendo algunos comentarios, yo me declaro totalmente en contra de 3D. No sé qué es, pero disfruto menos esas pelìculas, ademàs que pecan de comerciales a màs no poder...

Un abrazo!!

LU dijo...

Truca, no he visto Avatar, pero reconozco que sería una excelente oportunidad para estrenarme en 3D.

LU dijo...

Noemí, y ¿la verías en casa con uno de esos maravillosos equipos 3D que harán las delicias de muchas criaturitas estos Reyes magos, o en una sala de cine, que como dice Troyana tiene el plus de las risas que te puedes echar con las gafas?

LU dijo...

Troyana, el año pasado cuando fuimos a ver Alicia en el pais de las maravillas de Tim Burton al cine, tenía la opción de elegir, versión tradicional o 3D, y la media de edad de la sala 3D me dio un poco de miedo.

Habrá que probar.

Biquiños a las tres

LU dijo...

Pepe, me la encontré de casualidad y ya sabes que soy muy curiosa y precisamente que el país no sea habitual en las propuestas de cine, para mi ya es motivo añadido.

Los paisajes de Ecuador y sus gentes, parecen un excelente aperitivo para conocer un poquito más de ese país, al menos en mi caso, una gran incógnita.

Es sencilla y honesta, con mucho feeling y sentimiento. Espero tu opinión.

Biquiños

LU dijo...

Jack, soy un poco rácana en palabras (vaga, a lo mejor). A mi no me gusta saber demasiado antes de ver una película y por eso aplico el mismo criterio cuando la cuento.

Biquiños

LU dijo...

Kashtanka, creo que te va a gustar. Tiene toques divertidos, diálogos buenos y forman un grupo entrañable y extraño.

Yo lo del 3D lo veo como un añadido, no como algo relacionado con el cine. Espectáculo y fuerza visual. El tipo de películas, depende porque las de acción no me gustan especialmente, pero también se hace muy buena animación en 3D y eso me interesa bastante más. Supongo que es una moda, lo que no sé es cuánto perdurará.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

Lu,
perdona que no te he contestado antes!!!!!!!!!
he estado con una gripe de las que hacen historia!!! y hasta hace un par de dias no me he repuesto!!
No he visto la película pero tu la haces interesante!!
Siempre caes en películas de final no feliz???
pues si te digo que una de mis preferidas es Tal como éramos????
mi primer abrazo del año es para ti!!!

LU dijo...

Bargalloneta, no creo que esta historia tenga un final no feliz. En cualquier caso y teniendo en cuenta mi tendencia hacia el drama, muchos de los finales no son especialmente felices; pero me gusta que tengan cierta coherencia. Hay historias donde no cabe otra posibilidad. Una de mis grandes debilidades es Cumbres borrascosas, y cada vez que la veo lloro con la escena del desenlace.

Ay esas gripes que nos dejan para el arrastre.

Un besote gigante y desearte un 2011 fantástico.

troyana dijo...

Luuuuuuu,
termino de ver ahora mismito "Qué tan lejos" y me ha gustado mucho.Estas historias mínimas me encantan.Me quedo con el personaje de Esperanza,su jerga,su espontaneidad.Son dos polos opuestos,ella y Teresa,tan seria,tan teclosa,en algún momento,no?pero bueno,me gusta la combinación y si además,le unimos a Jesús,el grupo está perfecto,un personaje singular,tan atípico como entrañable.¿Crees que a través de su amistad se cambian unos a otros?
En caso afirmativo,¿quien crees que cambia/gana más?
Muchas gracias por el descubrimiento,como ves,tomo nota de las recomendaciones que me pintan bien.A este paso, me terminaré fiando ciegamente de tus propuestas.
biquiños

LU dijo...

Troyana, me alegro MUCHO de que la hayas disfrutado.

Ese grupo es una gozada. Cada personaje complementa a los demás. Ese camino, ese viaje personal y colectivo. La sensación de abrirse a unos desconocidos y vivir momentos especiales.

Creo que de una experiencia así, todos cambian. Quizas por estar mejor dibujados los personajes de las chicas lo percibimos más en ellas dos. Esperanza le abre todo un abanico de espontaneidad e impulsividad a Tristeza. Pero supongo que ambas crecen como personas, y se apoyan mutuamente.

A mi me encanta encontrarme de repente con películas como ésta.

Seguiremos compartiendo, discrepando o coincidiendo. En cualquier caso, es un placer.

Biquiños