jueves, 24 de marzo de 2011

La semilla inmortal


Jordi Balló y Xavier Pérez: La semilla inmortal
(Los argumentos universales en el cine)

Anagrama, 1997

Balló y Pérez defienden en este libro que los argumentos cinematográficos clásicos no son del todo originales, sino fruto de un legado anterior, una forma peculiar de recrear las semillas del relato mitológico, la dramaturgia y la novela clásicas.

El cine se nutre de modelos narrativos anteriores y los renueva, los refresca, los reinventa y los reinterpreta de forma contemporánea.

Así, todas las búsquedas de tesoros cinematográficas, incluidas las de los a veces nada sublimes macgufins hitchcocknianos, tienen algo que ver con la gesta de Jasón y los argonautas. No dudan tampoco los autores al calificar a James Bond de Jasón de la era pop que no busca tesoros espirituales, cuyos sofisticados gadgets equivaldrían a la ayuda mágica de los dioses.

Del mismo modo, todas las adúlteras son nietas de la Clitemnestra de Esquilo e hijas de Madame Bovary, cuyas trágicas historias también han girado sobre sí mismas y se han convertido en comedias que burlan al marido engañado. En esta serie entran montones de pelis más o menos folletinescas como La hija de Ryan, La mujer del teniente francés, Los puentes de Madison y hasta Belle de jour.

Y por citaros otro argumento universal de los más de veinte que citan Balló y Pérez, acabaré con el amor prohibido, o sea, con Romeo y Julieta, cuya historia no inventó tampoco Shakespeare, sino que se remonta a un relato del siglo XV de Masuccio Salernitano. En este saco meten los autores cosas aparentemente tan dispares como Cumbres borrascosas (William Wyler, 1939), Rebelde sin causa (Nicholas Ray, 1955) o La muchacha china (Abel Ferrara, 1987).

En fin, a poco que os guste la literatura, disfrutaréis descubriendo y redescubriendo sus eternas conexiones con el cine.

Se despide con un abrazo vuestra amiga

Noemí Pastor

22 comentarios:

39escalones dijo...

No sé, el libro no está mal, ¿pero no te parece un poco obvio y previsible en cuanto a las referencias que utiliza, tanto literarias como cinematográficas? No sé, me hubiera gustado que rebuscaran más... Aunque entiendo que si se pretende que a uno lo lean ha de tenderse a lo más general y reconocible. Lo disfruté, pero...

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No he leído el libro, compa Noe, pero, por lo que cuentas, viene a plantear una tesis que está más que contrastada, como es la de la redundancia de temas en la creación artística desde la noche de los tiempos. ¿De qué vamos a escribir, pintar, cantar, etc... sino de los grandes temas: el amor, la muerte? Dándoles vueltas, buscándoles las cosquillas y los retruécanos, pero, al final y en el fondo, yendo a su meollo. Por eso es tan complicado, a nivel de argumentos, encontrar historias originales en la pantalla; ya hay muchas contadas... En fin, supongo que voy a seguir leyendo cosas de tiros y cadáveres (que ya sabes que me gustan más...).

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

LU dijo...

Mi abuelo siempre decía: ya está todo inventado, los libros no nos cuentan nada nuevo. Se refería a las historias de las novelas. Aplicable al arte, en general.

Temas universales revisados una y mil veces, pero es que a la humanidad probablemente siempre nos ha interesado lo mismo: amor, salud, bienestar… (aunque algunos visionarios amenacen con odio, venganza, sufrimiento, dolor…)

Lo interesante es, supongo, aportar una pizca de originalidad, buen gusto, detalle personal, llegar al espectador, provocar emociones…

De todas formas, por muy obvio que pueda parecer, siempre está bien echar la vista atrás, a los orígenes.

Biquiños

troyana dijo...

Noemí,me parece una sugerencia interesante,ésta del libro.Relacionar las cuestiones humanas que aborda el cine con la mitología o la literatura clásica,resulta no sé si obvio,pero para mí de interés.Modelos,arquetipos,los encontramos hasta en la Biblia,pero relacionarlos con el cine,por ejemplo,captaría toda mi atención.
bsts

Bruja Truca dijo...

Bueno, tampoco han encontrado el Santo Grial. Quiero decir, es obvio que los temas universales son los que son y, como dicen por ahí, siempre le damos vueltas a lo mismo, pero no creo que pertenezcan a nadie ni que los que antes hablaron de ello sean más originales que los que hablaron después, simplemente nacieron antes.
Y no crea que eso se de sólo en el cine. El libro también se podría haber llamado "Los argumentos universales de la música, o de la literatura, o de la pintura". Sólo hay que tirar un poco del hilo.

Saludos.

edurne dijo...

Gracias por comentar el libro, parece sugerente si disfrutas del cine y de la literatura. Además no conocía la peli de Chabrol de Madame Bovary y ambos me seducen. Otro descubrimiento es este blog, voy a ver si encuentro alguna de mis pelis míticas, como El Río de Renoir...Chiao!

Jo Grass dijo...

Sobre argumentos universales se ha escrito hasta la saciedad. No he leido el libro pero estoy como algunos de los comentaristas; creo que podían haber arriesgado más buscando ejemplos un poco más sofisticados; pero claro, esto es un arma de doble filo porque el libro, como otros de cine que exigen conocer pelis difíciles de ver o de encontrar, interesaría solo a los cinéfilos, y hoy en día lo que se pretende es vender ejemplares, y para eso tienes que escribir algo apto para todos los públicos.

besos, querida Noe

Manderly dijo...

Lo que se resume como que las grande cabezas de la literatura se inspiraron en otras grandes cabezas anteriores.
Todos necesitan una inspiración, un chispa...
Estoy segura de que unos temas estarán mucho más gastados que otros, pero aún así, todavía confío en las nuevas ideas, aunque éstas se inspiren en otras ya conocidas!!! Siempre hay un nuevo libro o una película que nos sorprende porque nos cuenta algo nuevo y original, algo que nos atrapa y nos llama la atención.
Un libro sobre cine a tener en cuenta.
Gracias Noemí!

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, a mí algunos capítulos me parecen más y mejor elaborados que otros. Puede ser que alguno resulte más pobre y se quede en lo obvio, pero otros, la mayoría, resultan de lo más jugosos.

Noemí Pastor dijo...

MANUEL, a mí el libro me gusta porque traza líneas que enlazan cosas que en principio parecen alejadas. Pero no estoy de acuerdo con que todo esté dicho, pues la voz de cada cual también es mensaje.

Noemí Pastor dijo...

LU, pues estoy de acuerdo con lo que dices. No se trata de hacer creer a nadie que has inventado la pólvora y traes algo del todo nuevo, pero no se puede negar que el tratamiento de asuntos como el de la mujer adúltera ha variado de la Grecia clásica a hoy.

Noemí Pastor dijo...

BRUJA, sí, pero no todo el mundo tira del hilo y hay muchas referencias que no se ven a simple vista. Bueno, al menos yo no las veo.

Noemí Pastor dijo...

EDURNE, pues nada, pásate por aquí siempre que quieras. Serás bienvenida.

Noemí Pastor dijo...

JO, primi, a ver, el libro no es de hoy, sino de 1999, tiene más de diez añitos y no creo que se escribiera con ánuimo de superventas. Además, una cosa son los ejemplos que he entresacado yo, que quizás sí son un poco simplones, y otra lo que ofrece el libro en general, que da más de sí, lo juro.

Noemí Pastor dijo...

MANDERLY, lo curioso es que muchas obras se escribirían creyendo, como decía antes, haber inventado la pólvora, sin conocer toda la tradición en la que, sin querer y sin saberlo, se ha enmarcado. Es como el adolescente que se enamora y que cree que su experioencia es única y que nadie más, ni su madre, ni su padre, ni nadie, se ha enamorado antes jamás.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, hija, que te había saltado sin querer. El relato mitológico incluiría la Biblia, claro, aunque estos autores tioran más hacia la mitología grecorromana con alguna intrusión en Asia. Y desembocan en el cine del siglo XX. Eso seguro.

Bargalloneta dijo...

Lo tendré en cuenta, intentaré que me lo regalen para la diada de Sant Jordi! ;-) me encantan los libros de cine!!! y este pinta muy bien!!!!
Siempre me he preguntado que es mejor el libro o la película?? la verdad es que creo que muchas de las grandes películas se basan en grandes libros. Supongo que siempre es mejor una buena historia escrita que no la película, creo que solo me ha pasado una vez que me haya gustado más la película que el libro: El cielo protector de Bertolucci,mes gustó más que la novela de Paul Bowles, quizás estoy diciendo una barbaridad....
petonets

troyana dijo...

Si me permites,Noemí,quisiera añadir algo al comentario de Bargalloneta.
En mi opinión,por mucho que la fuente de inspiración del cine sea la literatura,una película siempre será una creación singular,con un director/a propio,con sus signos de identidad,sus constantes,y por tanto se ha de valorar en sí misma de forma independiente,y lo mismo opino de los remakes¿tienen algo que ver por poner un ejemplo "habitación en Roma" de Medem con la chilena"En la cama"?
bsts

Noemí Pastor dijo...

BARGA, este libro está también en catalán. De hecho, primero salió en catalán y luego se tradujo en español. Por si prefieres leerlo en tu lengua.
Respecto a libros y pelis, lo más sabio que he leído nunca es el chiste de las cabras que cuenta Alfred Hitchcock en el libro-entrevista de Trufaut.
Este año San Jordi cae por Semana Santa, ¿no?
Petonets.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, pues eso mismo que tú bien explicas lo dice Alfred H. con el chiste de las cabras del que le hablaba a nuestra Barga.
Más besos de viernes primaveral.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me habeis picado Noemí. Entre lo que has escrito y lo que te comentan tus lectores, me ha dado una curiosidad enorme, así que me lobusco en la próxima compra. Anoto y lo tengo en cuenta.
Besicos muchos preciosa.

Noemí Pastor dijo...

CASA, pues nada: objetivo cumplido. Yo nlo que quiero es picaros la curiosidad y que podamos hablar de estos asuntos y de todos. Y no me dan comisión en las editoriales. Besos de domingo por la mañana.