viernes, 12 de septiembre de 2014

Si me necesitas, silba!


De vuelta al colegio, dejamos un verano lleno de obituarios que han marcado a más de una generación, James Garner, para mi el inolvidable novio de Audrey Hepburn en La calumnia, nuestro gran Alex Angulo, Sir Richard Attenborough, director y actor, donde quizás más lo recordamos como el excéntrico creador del El parque Jurásico, o dos de las muertes que más han impactaddo a los más cinéfilos de dos generaciones diferentes , respetando las anteriores, como son la inesperada del gran Robin Williams, que nos dejó después de una tremenda depresión o de Lauren Bacall de la cual hablaré hoy porque yo pertenezco a ese segundo grupo.

Betty Joan Weinstein Perske, conocida como Lauren Bacall nos dejó el pasado 12 de agosto y el próximo 16 hubiera cumplido 90 años, cosa que me recuerda que poco a poco nos van dejando las últimas leyendas del cine más clásico de Hollywood.

Con algún que otro sonado romance, durante sus estudios de arte Dramático con Kirk Douglas,  el casi matrimonio con Frank Sinatra, su segundo matrimonio con Jason Robards, Bacall siempre será recordada como la mujer de Humphrey Bogart.

Acababa de aparecer en la prestigiosa revista Harper's Bazar posando como modelo cuando Howards Hawks, la vio y la fichó para su nueva producción, Tener o no tener, con la que tendría de compañero (que en un principio la debió impresionar) el que finalmente fue el amor de su vida hasta su muerte, evidentemente hablamos del gran Bogart!.

Ya sabéis que a mi me gustan las listas así que me gustaría comentaros las que son ,bajo mi humilde criterio, las películas más interesantes de su filmografía, que aunque no muy larga tuvo títulos inolvidable. Orden por años!

TENER Y NO TENER (1944)

Primera de las cuatro colaboraciones con Boggie. Al margen de la sinopsis de la película la dos curiosidades de la cinta son: la primera es el hecho de conocerse y casarse 18 meses después donde de la unión nacieron dos de los tres hijos de Bacall, y la segunda es que la Flaca estaba tan nerviosa que su timidez no le permitía levantar la cabeza y mostrar una mirada turbadora que es la que la identificó toda su carrera.

EL SUEÑO ETERNO (1946)



Hawks los dirigió por segunda vez en esta cinta de cine negro en el que Humphrey se puso nuevamente en la piel del detective Philip Marlowe donde debe resolver unas cuestiones familiares de dos hijas de un millonario.

 LA SENDA TENEBROSA (1947)


Delmer Daves los volvió a unir en esta cinta de cine negro donde un hombre injustamente encarcelado por el asesinato de su mujer escapará de la prisión para probar su inocencia. Una desconocida lo ayuda porque su padre también estuvo en la prisión por un error judicial.

CAYO LARGO (1948)


Última colaboración del matrimonio en esta magnifica cinta claustrofóbica que firmó John Huston, donde un combatiente de guerra que quiere ir a ver a su padre queda atrapado en un hotel junto a la viuda de un compañero y de un grupo de gangsters , el capo de los cuales es el gran Edward G. Robinson.
Salvando las distancias al más estilo El ángel exterminador.

COMO CASARSE CON UN MILLONARIO (1953)


Magnífica comedia de Jean Negulesco donde tres amigas buscan un marido  y los buscan en los solteros mas ricos de la ciudad. Quizás el argumento es un poco manido pero evidentemente el reparto femenino dando replica Betty Grable a las dos maravillosas Marilyn Monroe i Bacall.
Comedia muy recomendable!

ESCRITO SOBRE EL VIENTO (1956)


Melodrama de los históricos!!!
Douglas Sirk juntó con Bacall a un Rock Hudson, en uno de sus mejores papeles y a Dorothy Malone , donde un petrolero y su mejor amigo se enamoran de la misma mujer.
Imprescindible!!

MI DESCONFIADA ESPOSA (1957)

Encantadora comedia de Vicente Minelli, donde un matrimonio protagonizados por Gregory Peck, como un periodista deportivo y Bacall como una diseñadora de modas. Sus mundos son tan distintos provocaran conflictos que ponen en duda al matrimonio.
Lo dicho, deliciosa comedia romántica que hay que ver!!!

LA PICARA SOLTERA (1964)


Quizás no sea la mejor película de la lista pero es una concesión que me hago porque trabajaron dos de las grandes, junto a Bacall estaba Natalie Wood y uno de los actores más carismáticos de la época, Tony Curtis; a parte de Henry Fonda y Mel Ferrer.
Es una comedia entretenida

 ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS (1974)


Para mi una de las mejores películas corales de la historia, con un reparto de infarto dirigido por Sidney Lumet, a parte de ser una gran historia de Agatha Christie.
Bacall es la matriarca que planea la venganza de la muerte de su hija en el mismísimo Orient Express.
Ingrid Bergman ganó su tercer Oscar en una interpretación memorable! Pero con ella estaban: Sean Connery, Vanessa Redgrave, Anthony Perkins, Jacqueline Bisset, Richard Widmarck, Albert Finney, Jean-Pierre Cassel... y no sigo por que ya estoy con la piel de gallina!!!!

EL AMOR TIENE DOS CARAS (1996)


Película dirigida por la ocasionalmente directora Barbra Streisand, Bacall interpreta a la madre de la cantante, en un papel que le propició varios premios y nominaciones de las cuales y más sonada su nominación al Oscar. Ese año se lo arrebató la incrédula  Juliette Binoche (El paciente inglés) que subió a buscar su estatuilla sin creerse que allí arriba no estuviera la flaca. La cara del hijo de Bogart recorrió el mundo.... Impagable!
Al cabo de unos años ganó su merecido Oscar honorífico a su carrera .

DOGVILLE (2003)


Concesión a mi amiga y colaboradora Troyana. No voy a hablar de la película , me niego!!! Pero en una cosa estoy de acuerdo con Lars Von Trier, el buen gusto para escogerla para su reparto!

APPLAUSE (1970)
 



Obra de teatro musical que se representó en Broadway en los 70.
 Basada en la película Eva al desnudo, Bacall representaba el papel de Margo Channing el que  interpretó la gran Bette Davis en la pantalla.
Tuvo mucho éxito, Bacall ganó el Tony entre muchos premios pero el más representativo fue cuando la mismísima Davis la fue a ver y le dijo que nadie más la podría haber interpretado mejor!!! (viniendo de ella fue el mejor premio!!)





Se ha ido otra estrella de las grandes!, ya quedan muuy pocas!!!
Pero nos quedan sus películas, sus interpretaciones y sobre todo esa mirada que ya es un clásico del cine!!


Hasta la próxima, Bargalloneta.

viernes, 5 de septiembre de 2014

House of Cards

House of Cards (HOC), serie televisiva norteamericana que podemos encasillar como thriller político, es una creación de Beau Willimon, su guionista y productor, quien la adaptó de una anterior miniserie de la BBC, basada en una novela de Michael Dobbs.
La primera temporada, de trece episodios, se emitió en el canal de streaming Netflix el 1 de febrero de 2013. La segunda, de otros trece, el 14 de febrero de 2014. Un poco antes de este segundo estreno, Netflix anunció que habría una tercera temporada.
Algunos episodios de HOC vienen dirigidos por David Fincher, un tipo cuyas pelis no es que me gusten demasiado, la verdad. En la tercera temporada, que se estrenará previsiblemente en febrero de 2015, dirige algunos Agnieszka Holland.

El bueno de Frank
HOC se desarrolla en el presente en Washington DC, en un presente, además, que se nos vende con toda la apariencia de realidad y verosimilitud posible, a lo cual ayudan los cameos de conocidos periodistas y analistas políticos, que aparecen los episodios as himself o as herself.
Con todo, la serie no se ha rodado mayoritariamente en Washington, sino en Baltimore y otras zonas de Maryland. Algunas escenas, sin embargo, sí se han filmado en la capital del reino, como una falsa caravana de vehículos oficiales y escoltas en la tercera temporada o esta escena que os pongo en la foto, en el metro de Washington, en una estación que recuerdo muy bien de mi estancia allí hace dos años (cómo no voy a recordar esa arquitectura impactante), pero no tan bien como para precisaros su nombre. Sorry.
Su protagonista es Frank Underwood (Kevin Spacey), congresista demócrata por Carolina del Sur y jefe de su grupo parlamentario. En cuanto comienza la serie aspira por un puesto de secretario de estado; no lo consigue y, en venganza, teje una red de confusiones, manipulaciones y mentiras que lo llevan a convertirse primero en vicepresidente y luego en presidente de los Estados Unidos. No se anda con bobadas.
Y para que desde el mismísimo principio nos quede claro quién es Frank Underwood y de qué es capaz, en la primera escena lo vemos rematar con sus propias manos a un pobre perrito recién atropellado que yace moribundo en la carretera, mientras nos explica que hay ocasiones en esta vida en que es absolutamente necesario hacer cosas malas para conseguir un bien mayor. Es su lema. Glups.
¿Cómo nos lo explica? Para que no lo aborrezcamos del todo, usa un truco infalible: miente y manipula a todo el mundo, menos a nosotras y nosotros, los espectadores; a menudo rompe la cuarta pared, mira a cámara y nos transmite sus pensamientos. En ocasiones no tiene ni que hablarnos: la mirada que nos lanza lo dice todo.

La dulce Claire y otras chicas de la pandilla
Claire Underwood, la esposa de Frank, dirige una ONG llamada Clean Water. A menudo ayuda a su marido en sus diabólicas intrigas, pero, si sus objetivos se contraponen, no duda en traicionarlo para salirse con la suya. Pues buena es Claire. De hecho, es responsable de algunas de las escenas de la serie que peor cuerpo te dejan. Y, como sucede con Frank, para que desde el comienzo sepamos con quién tratamos, la vemos despedir sin pestañear a la mitad de su plantilla.
Claire es impávida y fría como febrero en Burgos. Y bella, muy bella. Robin Wright, a sus cincuenta años, aparenta cincuenta años y luce hermosísima con todas sus arrugas.
Me da pena que en la segunda temporada Claire deje su poder en la ONG para dedicarse a ser segunda dama. Pasa lo mismo con otros personajes femeninos, que, metidos en un mundo verdaderamente brutal y horrible, acaban renunciando, abandonan y se van, por no acabar, como otras, asesinadas.

Otra forma de ver televisión y de hacer cine
Según declaraba David Fincher a Hitfix, estaba deseando hacer  televisión porque le interesaba su formato de larga duración, que, entre otras ventajas, da pie a trabajar caracterizaciones complejas.  Así es:  la televisión interesa a los creadores porque los libera del estricto formato (hora y media, dos horas) del cine comercial.
Además, sigue diciendo Fincher, ha cambiado la forma de ver televisión: ya no existen las audiencias cautivas que se arremolinaban un día a la semana ante su serie favorita. Por eso Netflix ha emitido las dos temporadas de HOC completas, los trece episodios de golpe.  Al respecto, Beau Willimon no duda de que el streaming es el futuro: “La televisión ya no será la televisión; dentro de cinco años todo el mundo emitirá en streamig”.
¿Acertará?

Noemí Pastor

viernes, 25 de julio de 2014

9 películas de verano y una despedida




9 películas de verano y una despedida


           1)    Un tranvía llamado deseo ( Elia Kazan,1951)
¿Quién puede olvidar el calor sofocante de aquel verano en Nueva Orleans ,los ventiladores,Stella ,Stanley y Blanche?
Peliculón que inspiraría a Woody Allen el año pasado en “Blue Jasmine”.

        
   2)  El desconocido del lago(2013, Alain Guiraudie)
…..un thriller francés que bebe también de otros géneros. El calor, el lago, la tragedia y el suspense se cuelan entre los tórridos encuentros que los hombres mantienen con otros hombres en el bosque o a las orillas del ese lago paradisíaco y de algún modo, siniestro…


3           3)  Tiburón(1975, Steven Spielberg)
…un clásico, sinónimo de playa ,bañistas y sangre. Banda sonora que se grabó a fuego en nuestra memoria infantil o adolescente.



4)Los descendientes (2011, Alexander Payne)
Una película de Payne para muchos menor,sin embargo, a mí me gustó mucho y hay una escena en una piscina que en su día remarqué y que es el vivo reflejo de la impotencia y la desesperación.

5)    Grease (Randal Kleiser, 1978)

Danny Zuko y Sandy Olson se enamoran durante las vacaciones de verano. Cuando el verano termina, se despiden pensando que no se van a volver a ver, ya que Sandy ha de volver a Australia..

 

      6) Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995)

Céline (Julie Delpy), una estudiante francesa, y Jesse (Ethan Hawke),un chico americano,se conocen por casualidad en un tren con destino a París.Cuando llegan a Viena,ambos bajan del tren y pasaran un día y una noche juntos que sin duda marcará un antes y un después en sus vidas.

     7) La gata sobre el tejado de zinc (Richard Brooks,1958)

Richard Brooks dirigió este drama basado en una obra teatral con el mismo nombre deTennessee Williams en 1958.

La acción se desarrolla a lo largo de una tórrida noche de verano en la que los miembros de una adinerada familia sureña se han reunido con motivo del cumpleaños del patriarca (Burl Yves), que sufre sin saberlo un cáncer terminal.

No tardan en aflorar los secretos,las mentiras,los rencores….la homoxexualidad velada del hijo favorito (Paul Newman) y los reclamos de su esposa (Liv Taylor)

     8) Vicky,Cristina,Barcelona  (Woody Allen,2008)

Rodada entre otras ciudades en Barcelona. Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson),dos jóvenes estadounidenses, van a Barcelona a pasar unas vacaciones de verano con la prima de Vicky, Judy (Patricia Clarkson), quien está por casarse.Chispas saldrán de un triángulo amoroso formado por Javier Bardem,Penélope Cruz y Scarlett Johansson.

 

9)La ley del deseo (Pedro Almodovar,1987)

¿ quien no recuerda la escena de la manguera en la calurosa noche de verano en que Tina, Pablo y Ada vuelven a casa y Tina, le dice a un operario de la limpieza  aquello de :"¡Riégueme!"?

 

Y con esto, el blog Zinéfilas hace un paréntesis vacacional, agradeciendo vuesto seguimiento y deseando  reencontrarnos  a partir de Septiembre,cuando volveremos con más reseñas de cine.Hasta entonces…..

¡Féliz verano y un fuerte abrazo del equipo!

Troyana.

 



viernes, 18 de julio de 2014

Thelma Ritter y la lucha de clases

Con apenas unos veinte años de profesión, existió una actriz en Hollywood clásico que fue nominada seis veces a los Oscars, cuatro de ellas en años consecutivos, que ganó el Tony y que participó en la gran mayoría de los títulos míticos de la historia del cine de los 50 y 60: Eva al desnudo, La ventana indiscreta, Vidas rebeldes, Carta a tres esposas, El hombre de Alcatraz, La conquista del oeste, Confidencias a medianoche...

La lista de las estrellas con las que compartió escena sería infinita y la de directores no es menos impresionante: Capra, Samuel Fuller, Hichcock, Mankiewicz, John Huston...

Su nombre, sin embargo, quizá no sea hoy muy conocido para el gran público: Thelma Ritter.




Después de trabajar como actriz radiofónica, Ritter - que había nacido casi con el siglo XX - llegó al cine tiempo después de haber cumplido los cuarenta y murió al pie del cañón, con 66 años a consecuencia del infarto que sufrió trabajando en el show televisivo de Jerry Lewis.

Quizá por haber empezado tarde en el cine, o por su físico, sus intervenciones en cine, y sus nominaciones, fueron siempre como actriz de reparto, algo que quizá pueda ser la  explicación de por qué su nombre no sea tan conocido como debería, a pesar de su evidente talento y su impresionante carrera.

Esto es curioso que si sus papeles eran de apoyo ( "support roles"), sus personajes también lo eran porque básicamente encarnó a una mujer de clase social baja que se gana la vida sirviendo a los demás, bien como criada, enfermera, camarera, etc...

Sus intervenciones iban desde el cliché de la criada respondona (Confidencias a medianoche, Boeing Boeing), hasta papeles mucho más interesantes, que daban una visión más compleja de aquellos que dedican su vida a cuidar a otras personas.

Y ahí es donde Ritter resultaba insuperable, en la sensibilidad y el sentimiento que conseguía transmitir a ese tipo de empleada que supera, con mucho, las atribuciones de su puesto para ser fiel amiga, soporte y confidente, aunque sus consejos no sean siempre escuchados ni valorados

El mejor ejemplo sería su papel como Birdie, la ayudante de Bette Davis en Eva al Desnudo. Birdie es la primera que ve las intenciones de Eve Harring y que advierte a Margo Channing, solo para ganarse su desprecio.

Y es que otra característica común de la mayoría de los papeles que representó, es la de ser un personaje con gran experiencia en la vida y con una especie de sabiduría popular que le hace saber lo que los demás personajes todavía no han descubierto.

Véase la enfermera de James Stewart en La Ventana Indiscreta, en la que tan pronto le prepara un sándwich, como que le da un masaje, le ayuda en sus investigaciones, o le aconseja en sus relaciones con la repipi de Grace Kelly.


Se que hago mal en fiarme de memoria y que no he visto su filmografía completa, pero solo recuerdo un caso en el que interpretara a una mujer de clase alta, en concreto, a la millonaria de "Tres Herederas", en la que encarna a la servicial madre de las tres herederas del título, a las que busca un buen marido. Otra vez, un personaje cuya misión en la vida parece ser estar al servicio de los demás.

Personalmente como madre es como mejor la recuerdo, sino biológica, sí la que hace las veces, convirtiéndose en una mujer que está ahí incondicionalmente, como la amiga de Marilyn Monroe en Vidas Rebeldes.

Aunque también supo representar maravillosamente la cara más oscura de la abnegada madre, tan entregada a su hijo, que no soporta que éste pueda separarse de ella y tomar sus propias decisiones, como se puede ver en "El hombre de Alcatraz".

El hecho de que Thelma Ritter encarnara mayoritariamente personajes de clase trabajadora hace que se la pueda tomar como ejemplo del tratamiento de los problemas sociales en el Hollywood clásico.

Personalmente siento un gran rechazo hacia las películas obvias, en general, y especialmente a las que parecen realizadas exclusivamente para ilustrar un problema social, y que se podrían retitular como "La película sobre los malos tratos", "La película sobre la inmigración" y cuyo único fin válido me parece que sería una clase de ética de 2º de la ESO.

Huyo de cualquier título en cuya promoción se termine hablando de "concienciar", o de las muchas películas - carne de festivales internacionales - de preferencia iraníes - sobre las muchas desgracias que acontecen a determinados grupos sociales (si son niños, mejor) y que se han convertido en auténticos tópicos sin apenas valores cinematográficos, que dudo que en nada beneficien a los que sufren la cruda realidad, pero que al parecer alivian las conciencias de algunos espectadores del primer mundo.

Sin ir más lejos, El Apartamento contiene más crítica social que todo el cine de algún director español poco aficionado al suavizante de pelo, y la filmografía de Ritter mucha más verdad sobre la lucha de clases (si que alguien aún habla de esto) que cualquier película que podáis ver en los Golem.

No diré que "The mating season" sea ni mucho menos, tan genial como "El apartamento", pero merece la pena acercarse a este título, probablemente único caso en el que Thelma Ritter fue protagonista, aunque no aparezca como tal en los títulos de crédito, ni en las dos nominaciones que recibió por este trabajo, a los Oscar y a los Globos de Oro (¿he dicho ya que era muy buena?)

Ritter es Ellen McNulty, que lleva toda la vida sacrificándose y trabajando en una sucia hamburguesería para pagarle la universidad a su hijo Val. Gracias a esto Val ha conseguido un buen trabajo muy alejado de su ambiente de origen. En una fiesta de la empresa se enamora de Maggie, la hija de un directivo (¿hubo alguna vez alguna actriz más guapa que Gene Terney?), con la que se casa poco después.

Después de un breve prólogo que expone todo esto, nos encontramos con dos situaciones paralelas: por una parte Ellen, que no ha ido a la boda de su hijo, consigue por fin comprarse un sombrero "elegante" para el que lleva meses ahorrando, para ir a conocer a su nueva y elegante nuera.

Por otra, dicha nuera espera impaciente a una criada que ha solicitado y con cuya ayuda espera salir airosa de la primera cena que ofrece la pareja como matrimonio.

En cuánto ve a su suegra en la puerta, no tiene duda de que es la criada que espera y la envía directamente a la cocina

El director, nada más y nada menos que Mitchell Leisen tiene el buen criterio de no detenerse demasiado en la decepción de la madre, aunque la cara de Ritter al quitarse el famoso sombrero, lo dice todo.

Así Ellen termina sirviendo en la fiesta, y desde su posición de criada (es bien sabido que mucha gente cree que aquellos que se dedican a la limpieza carecen del sentido del oído) descubre en una sola noche, lo que su hijo no ha conseguido ver todavía: que todos aquellos que rodean al matrimonio desean que éste acabe pronto.

¿Por qué? Porque Val ha salido de su sitio casándose con Maggie, y Maggie del suyo y familia y ex-novios conspiran para agrandar cualquier grieta que pueda haber en la pareja, empezando por la inexperiencia como ama de casa de la joven esposa.

Ritter decide quedarse con ellos haciéndose pasar por criada, para encauzar el funcionamiento de la casa y ayudar en todo a su nuera que se ve desbordada por las circunstancias, y que sea dicho de paso, recibe poco apoyo por parte de su marido.

Es esta una agridulce película con presentación de comedia que en realidad trata sobre el sistema de clases en una sociedad como la americana, que hace bandera de la meritocracia, pero que a la hora de la verdad, no acepta que un prometedor ejecutivo hijo de una cocinera, se case con la hija del dueño de la empresa.

A lo largo del metraje es difícil ponerse del lado del hijo (la interpretación del poco carismático John Lund no ayuda nada), que no parece sufrir demasiado por tener que renegar de su madre públicamente y que ningunea los problemas de su esposa. Sin embargo, el sacrificio de la madre y el esfuerzo de Maggie por salvar su matrimonio, despiertan las simpatía del público sin tardar mucho.

Atención también al retrato la joven esposa, consciente de que está en el punto de mira y de que no puede ser la perfecta esposa (esas mujeres que servían galletas caseras llevando tacones, faldas de vuelo y collar de perlas) para la que no ha sido educada y que necesita ayuda para desempeñar ese papel.

Un apunte, si buscáis la película "Casado y con dos suegras" es el horrible título español de "The mating season", título que una vez más da una idea equivocada del tono de la película y además no se corresponde con el argumento (¿quién tiene dos suegras? ¿que tu madre se haga pasar por tu criada es tener dos suegras?)

Si la película de Leisen tiene ciertos puntos de interés, "Carta a tres esposas" de Mankiewicz es directamente una obra maestra por muchos motivos. Aquí Thelma Ritter tiene un papel breve, no aparece si quiera en los títulos de crédito, pero sumamente significativo.

Lora Mae (hasta el nombre es una declaración de intenciones), el personaje interpretado por Linda Darnell, es la joven y atractiva empleada de una fábrica, a la que un día el señor Hollinsway, dueño de la empresa invita a salir. Para él, ella no es más que una conquista fácil que quedará deslumbrada por una cena y un paseo en su caro coche, pero ella tiene otros planes y hace que la velada empiece con él conociendo formalmente a su familia.

Solo esa escena, con la incomodidad evidente del dueño de la empresa, que se siente también dueño de la chica, obligado a comportarse como el caballero que no es, en la humildísima casa de la chica, hace que merezca la pena la visión de "Carta a tres esposas".

En la casa, está una de las mejores amigas de la madre de Lora Mae, Ritter, que trabaja como criada para unos amigos de Hollinsway (en la primera escena que aparece, la vemos negándose a ponerse una cofia). Por lo tanto, le ha cogido el abrigo y servido el café decenas de veces. Sin embargo, Lora Mae los presenta ceremoniosamente.

- Señor Hollinsway ¿conoce a la señora Dugan?

Él se queda desconcertado y Ritter dice con voz cansada
- Lora Mae, el señor no conoce mi apellido.

¿Se puede decir más con menos?


Loque

Nota: Todas las fotografías son de IMDB