viernes, 22 de junio de 2012

Un pesimista alegre


Escribe unos diálogos bellísimos, aunque resultan un poco raros cuando los lees. (...) Emplea metáforas poéticas al hablar, levanta o baja el pulgar según quiera que interpretes más o menos. (...) Al empezar un rodaje siempre advierte: Estamos entre caballeros, y al primero que se ponga agresivo lo estrangulo con mis propias manos, aquí venimos a divertirnos y a trabajar. (...) Es un gigante de un metro noventa de altura. Come y, sobre todo, bebe mucho. Fue cartero en su día. Es un pesimista alegre. Se encuentra cómodo en los barrios periféricos, en las ruinas, con los desclasados, la gente sencilla. Palabras del actor André Wilms sobre Aki Kaurismäki.

De su última película, El Havre, han escrito en sus respectivos blogs: Troyana, Manderly, Bargalloneta y Noemí. Y a todas les ha gustado. Me uno al clan y os propongo una pequeña retrospectiva de este original director. Una catarsis colectiva, cargada de ironía, humor, música, paisajes desolados, personajes inolvidables y finales de cuento.






Muere tras una brutal paliza, o eso piensan los médicos que le atienden. De pronto, se incorpora, su cara está cubierta con un aparatoso vendaje. Con sus propias manos se recompone, enciende un cigarro y se marcha. Una familia lo encuentra tirado a la orilla del río, lo acogen en su casa y lo cuidan.


No hablaba porque no tenía nada que decir.

No recuerdo ni un sonido, sólo la noche oscura.



Se ha borrado todo de su memoria. Se instala en un cochambroso contenedor “con vistas”. No posee ni un documento que acredite su identidad, edad, estado civil, profesión... Busca trabajo, pero en la oficina de empleo estiman que les toma el pelo y no están ellos para perder su valioso tiempo. La cosa no mejora en el banco cuando intenta abrir una cuenta (los suizos son menos “exigentes” y se conforman con una simple secuencia numérica, sin apellidos). Como testigo de un robo, es acusado de insubordinación al no querer firmar o responder a cuestiones simplonas, ¿cómo te llamas?



Podrías ser extranjero.
Hablo finlandés.
Aprenden muy rápido.



Mientras tanto, será el Ejército de Salvación quien le facilite lo necesario para sobrevivir. Y allí conoce a Irma...

Se va integrando en la comunidad y ganándose el respeto y cariño de todos; incluidos el “mafioso” y su perro “asesino”. Promueve cambios de estilo en el grupo de músicos. Embellece el interior de su habitáculo convirtiéndolo en un hogar. Orgulloso de su micro-cosecha de patatas...






Pero, ¿quién es realmente? ¿Lo averiguará?






Dogs have no hell (2002)

Cortometraje con la misma pareja de actores protagonistas, que en esta ocasión no tienen que ir hacia el pasado para resolver el presente. Dan un paso adelante y se dirigen en tren a un futuro prometedor (¿utópico?).








“El protagonista (Janne Hyytiäinen) busca una rendija por la que apartarse de este cruel mundo, pero la sociedad y los demás se encargan de aplastar sus modestas esperanzas una tras otra” (Kaurismäki).




Koistinen es vigilante nocturno. Rechazado por sus compañeros, vive solo y aspira a algo mejor en la vida; hasta que una mujer se cruza en su camino. Apenas puede creer en su suerte. Ella es tan hermosa. Van al cine, la invita a cenar y a un concierto. Es feliz, y muy, muy ingenuo…


Todas sus ilusiones se desvanecen: le deniegan un crédito para montar su propia empresa (fracasado), le utilizan (cretino), le despiden y le acusan por un acto que no ha cometido (infeliz), va a la cárcel (inocente).

¿Alguien le va a ayudar? ¿Podrá al fin valorar a quien de verdad le quiere?




No te vayas. No te mueras.
No pienso morirme.

En la banda sonora aparecen dos temas de Carlos Gardel: Volver y El día que me quieras.




Cuanto más cínico soy, más cariñoso soy con mis personajes

En mi opinión, son esos personajes, con sus historias y rostros inolvidables, la esencia de sus fábulas. Ambientes de tonalidades tristonas que evocan épocas pretéritas. Desde la fealdad llega a lo más hermoso, a la dignidad, solidaridad, ternura, honestidad, amistad y amor. No se queda en esos cuerpos desaliñados, bucea hasta el alma y provoca empatía en el espectador. Conmovedor, sensible, poeta y auténtico. Regado con abundante alcohol, miles de cigarros en el bar del barrio y un perro, símbolo de la nobleza y bondad: grande Kaurismäki.


Para terminar, no puedo evitar mencionar Noche en la tierra, subida al taxi de esta extraordinaria película de Jim Jarmusch, cuya pieza en Helsinki es un magnífico homenaje a Kaurismäki, recreando su universo, con sus actores habituales. Y mi adorado Tom Waits como broche final.





Como siempre, ha sido un placer. Hasta la próxima.


LU


10 comentarios:

Manderly dijo...

Buena propuesta LU!!! Lo cierto es que sólo he visto 'El Havre' y me ha encantado pero no he visto nada más de Kaurismäki.
Tendré que ponerme a descubrir por lo menos estas tres propuestas que nos recomiendas ahora.
Saludos.

TRoyaNa dijo...

Lu,
antes que nada,gracias por la mención.
Me ha gustado mucho la selección que has hecho de kaurismäki y a mí como a Manderly,me han surgido "deberes" con tu entrada,pues no conozco su obra anterior a "Le Havre".
El director me parece un hombre peculiar,me lo imagino tosco en sus formas pero con un fondo cálido que tarde o temprano siempre cala en sus personajes.
De todas las propuestas que haces,el cortometraje está fenomenal,las palabras justas pero sus miradas nos lo dicen todo.

"Luces del atardecer" y "un hombre sin pasado" prometen,así que habrá que verlas.

Me gusta ese acercamiento a los estratos sociales más bajos,a los lugares oscuros y en paralelo ese descenso a los infiernos de los personajes,a las debilidades y la adversidad que menudo han de afrontar.

Da la impresión que el kaurismäqui más pesimista se ha dulcificado en su última película: "Le Havre" donde expone un microcosmos donde la solidaridad no sólo es posible,si no que es real.
Otro punto que descubro frecuente es la música,no sólo como banda sonora sino como una parte más de la escena, música en vivo cuyas letras pienso no son escogidas al azar.

La actriz que sale en casi en todas las propuestas(co-protagonista también en Le Havre) me parece encarna a la perfección ese carácter parco en palabras que con gestos,mirada y acción,nos pone al corriente de lo que en cada momento sucede.

Leí una entrevista de Kaurismäqui y me gustó mucho cuando dijo que de los tres lemas de la revolución francesa: libertad e igualdad,podrían resultar utópicos,pero la fraternidad,en realidad,la podías encontrar en cualquier parte.
A mí me gusta especialmente que él la muestre en Le Havre en barrios humildes.
Muy buena entrada,Lu,me ha encantado.
Biquiños

LU dijo...

Manderly, después de leer todos vuestros elogios a El Havre, que en su momento se me escapó de la cartelera (son de las que o vas esa semana o ya no está), la he visto el otro día y la idea era dedicarle una entrada en Zinéfilaz, pero me pareció más interesante abrir las puertas a otras de sus cintas. Y de paso volver a ver Un hombre sin pasado, que me ha encantado, y descubrir el corto y Luces al atardecer. Fueron elegidas casi al azar, por cercanía en el tiempo con El Havre.

Ahora es fácil seguirle la pista a este director, ya que toda o casi toda su filmografía está editada en DVD y es una gran oportunidad para descubrir a alguien con estilo propio y mucho que contar.

Que lo disfrutes

Biquiños

LU dijo...

Troyana, me resultó muy curioso que coincidiéramos varias de las personas de este blog en esta película, El Havre. Por algo será!!! De ésa hablaré dentro de poco en la tartaruga, porque para esta entrada creo que ya era suficiente con lo que va. Pero acabo de verla esta semana y me ha encantado. Dulcificado, un poco, puede, pero ese lado solidario y la bondad de algunas personas esté presente en muchas de sus obras.

De la personalidad de este hombre, poco sé. No suelo estar muy al día de las vidas de la gente del cine. De hecho, preparando esta entrada me he enterado de cosas muy curiosas. A simple vista y por un par de entrevistas, creo que es alguien con quien se pueden tener conversaciones etílicas muy interesantes, je je

A la hora de mostrar historias de los bajos fondos, de la gente más desfavorecida, lo que me gusta de este hombre, es la autenticidad. Esos rostros que dicen mucho, esas palabras bellas, ese entorno sucio, pero con tanto que brindar a quienes están ahí, y a nosotros como espectadores.

Además de la música, pieza clave de esas historias, también hay perro, por su nobleza, bondad. El mismo viaja con su mujer y sus dos perros (eso es de las cosillas de las que me enterado estos días).

Entre El hombre sin pasado y Luces del atardecer, gustándome las dos; la primera me tiene totalmente enamorada.

Y si no la has visto, Night on Earth de Jim Jarmusch, es una joyita.

Biquiños

Roy Bean dijo...

Todo kaurismaki me gusta, lógicamente algunos más que otros, pero no veo que le gente hable mucho, de una de mis preferidas, también por razones extracinéfilas que sería "Yo contraté un asesino a sueldo", filme al que le tengo un tremendo cariño, aunque como digo arriba todo , casi siempre me ha gustado su cine, incluida, como no Le Havre, descontextualizada geográficamente, pero sea Le Havre o Helsinki, la gama de colores, la luz, y el estilo, todo sigue llevando su particular sello.Y es que kaurismaki si te pica, no tiene cura...

Saludos
Roy

LU dijo...

Roy, no he visto tu favorita, pero me la apunto.

Ahora ha sido como una cadena. Al ver Le Havre decidí dedicar una entrada a este maravilloso director. Y después de darle un par de vueltas opté por empezar justo por las realizaciones anteriores.

Tengo en casa a la espera La vida de bohemia para saber la historia parisina del protagonista de El Havre cuando era joven.

Amigo de las historias enlazadas, de las trilogías. Cualquier excusa es buena para profundizar en su cine. Maravilloso, totalmente de acuerdo.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

Lu,
otro de mis directores más desconocidos. El Havre sabes que me gustó esa mezcla de cariño hacia los personajes pero de surrealismo en la historia me atrapó.
Estoy con Troyana que este verano tengo que hacer deberes....
una abrazo!

LU dijo...

Bargalloneta, yo solamente conocía tres de sus películas. Para esta entrada vi otra más, y después he seguido y cuanto más me acerco, más y más me gusta. Seguiré yo también indagando en su filmografía porque presiento que voy a pasármelo en grande.

Ese mimo con los personajes es impresionante.

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Lu,
he visto hoy "Un hombre sin pasado" y me ha encantado.
¿qué hago le dedico una entrada?se me acumula la faena y eso en parte es buena señal.
Me centro.Cuanto más conozco a Kaurismäki,más me gusta.
Razones por las que su cine me tiene "ganada":
- los ambientes marginales o deprimidos

-los singulares personajes (muchos de ellos,personas mayores)que rozan lo excéntrico a veces,pero que en ningún momento dejan de ser creíbles.

-los perros,como una constante ya en todas sus películas:este Anibal es genial,nada que ver su apariencia con la fama que su dueño le quiere dar.

-La música en vivo

-La parquedad y economía de palabras y sin embargo la capacidad de síntesis y de narración

-el claro mensaje esperanzador que sale de lo más oscuro,lo más adverso,lo más deprimido....este último contraste es lo que definitivamente me termina por desarmar.

Un pesimista alegre,buena definición.

Biquiños

LU dijo...

Troyana, a medida que ves más de su cine, resulta por completo adictivo. Todos esos elementos que comentas lo hacen especial, por como lo narra, por como nos lo presenta, nos involucra. Al menos a mi me pasa, me hace sentir parte de esa comunidad, de esas gentes, de lo positivo y lo negativo. Cercana a ellos, a lo que sienten.

Si se te acumula el “trabajo” siempre te queda la opción de esperar a un momento de menor actividad, ver otra, y hacer una entrada doble. O dejarla en tu recuerdo sin más y disfrutar de las sensaciones que te ha provocado.

Biquiños