viernes, 4 de mayo de 2012

Crimen y castigo



La novela de Dostoyevski (en una maravillosa experiencia  compartida con mi mejor amiga, que tantas tertulias provocaría), fue como una “revelación”. No pretendo ponerme mística, pero me dejó una huella muy profunda.

Se han realizado varias adaptaciones cinematográficas de esta obra. He de reconocer que me produce cierto pánico acercarme a una película después de una lectura tan apasionante. Sé que son dos formas de expresión artísticas diferentes, que no se puede comparar, etc. Lo sé, pero no siempre soy capaz de llevarlo a la práctica.

Mientras paso las hojas, en mi imaginación se va formando toda una galería de sensaciones, mi propia y caótica película. Un truco que me suele funcionar es dejar pasar un tiempo razonable entre literatura y cine. Olvido parte de mis ideas fantasiosas, y me dejo llevar.



TÍTULO ORIGINAL Crime and Punishment. DIRECTOR Josef von Sternberg. GUIÓN Joseph Anthony, S.K. Lauren (Novela: Fiodor Dostoyevski). FOTOGRAFÍA Lucien Ballard (B/N). REPARTO Peter LorreEdward ArnoldMarian MarshElisabeth RisdonRobert AllenPatrick Campbell. PRODUCTORA Columbia Pictures. EE UU 1935, 84 min.



Al principio me quedo a cuadros. Todo lo ruso desaparece de un plumazo. Escenario y personajes estilo urbanita americano años 30 (sin embargo se mantienen algunos nombres propios, utilizan kopeks y podría cumplir condena en Siberia...) No lo entiendo. Adaptación libre, muy libre, partamos de esa base.

Sinopsis: Raskolnikov, alumno aventajado de criminología, expone en un exitoso artículo su teoría sobre los hombres corrientes (que obedecen ciegamente la ley), y los extraordinarios – Napoleón – que están por encima del bien y del mal (salvadores de la humanidad). Él mismo se considera un ser superior y justifica el crimen cometido. ¿Conseguirá el jefe de policía su confesión? ¿Qué métodos empleará?



Cómo surge el proyecto: Peter Lorre abandona Alemania por invitación del partido nazi, y se traslada a Hollywood, donde Columbia Pictures le ofrece mil dólares semanales. Tras un año de inactividad, le propone a su jefe filmar Crimen y castigo y hacer el papel protagonista. Aceptan a cambio de que trabaje posteriormente con la Metro en Las manos de Orlac.



Sternberg recibe el encargo (guión y reparto ya establecidos, no negociables) ¿Qué opción le queda? Poner sus señas de identidad: utilización de luces, anteponer lo visual al argumento, primeros planos de rostros y miradas que expresan más que las palabras ...

Mi opinión



¿Crees que esta cara regordeta pasa hambre? Se supone que vive en la más absoluta miseria y apenas come.

Lo mejor es la batalla intelectual y moral con el inspector de policía, que irá minando la fortaleza y soberbia del asesino. Podemos intuir el ciclón mental que arrasa con la razón absoluta, y trae la culpa, los remordimientos, el miedo a confesar, la vergüenza, la búsqueda de un alma caritativa que le ayude y le quiera.

Extraordinaria fotografía y juegos de sombras. Maravillosa composición inicial:




¿Debo preocuparme por mi conciencia?

No hay prisión más terrible que la propia conciencia.

El prestigio, el dinero (o su carencia), la fé religiosa, la familia, la amistad y el amor. Hay tantos detalles que se quedan flotando en el aire sin saber de dónde vienen o adónde van. Personajes desdibujados, reacciones incomprensibles o demasiado bruscas. En definitiva, no he podido distanciarme lo suficiente del libro. Han “matado” al extraordinario Rodia Raskolnikov de Dostoyevski. Me he quedado tan desconcertada.



¿Qué hubiera pasado sin esa lectura previa?

Sternberg tampoco se quedó nada satisfecho, cumplió por obligación. Qué pena. Habrá que buscar otra versión más fiel, ¿rusa?

Curiosidades

Jorge Luís Borges en sus críticas de cine en la revista Sur aplaudió este trabajo, y confesó que aún no había leído la novela.



Con todo esto, me han entrado unas ganas tremendas de volver a ver M el vampiro de Düsseldorf, El halcón maltés y esa serie de Roger Corman basada en los cuentos de Poe, para reconciliarme con Peter Lorre.

¿Cómo conviven en vuestra cabeza literatura y cine? No siempre mi experiencia es tan radical, y disfruto con las dos vertientes. Unir dos pasiones debería sumar, no restar.

Hasta la próxima.

Biquiños.

LU


11 comentarios:

Manderly dijo...

Interesante pregunta, Lu! En mi caso también disfruto con ambas vertientes, pero muy pocas veces leo la novela después de haber visto la película. Esto es algo que me pasa con los clásicos porque en cuanto sé de algún libro actual del que hará la versión cinematográfica, lo leo antes.
Ahora estoy leyendo 'El tiempo entre costuras' que he estado dejando de lado por una cosa o por otra y ahora que van a estrenar la serie y en Hollywood ya le han echado el ojo, estoy disfrutando la novela.
Comparando la novela y la película, ésta sale perdiendo, de eso no tengo duda. En este caso seguro que habría que tener en cuanta la época en que se rodó, donde los guiones todavía no estaban bien desarrollados y sin embargo eran innovadores en la imágen (sobretodo tratándose de alemanes o austríacos).
Gran actor Peter Lorre, de físico peculiar, que en esos años estaba en lo mejor de su carrera.
Saludos.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Manderly; hola, chicas. En cuanto a la relación entre cine y literatura, ya os he comentado alguna vez que lo más sabio que he leído al respecto es la historia de las cabras que contaba Hitchcock en su libro-entrevista con Truffaut.

Postdada. ¿Os dais cuenta de que estamos cerca de 100 seguidoras y seguidores?

Noemí Pastor dijo...

Ay, LU, perdona, que tú eres la autora del post (muy bueno) y no te he saludado. Un beso.

TRoyaNa dijo...

Lu,
ya sabes que yo tengo un poco por principio no escribir de nada que no haya disfrutado.Aquí te noto algo desencantada,con lo cual declino la tentación de ponerme a buscar la película.
En relación al eterno debate cine-literatura,yo siempre me he manifestado partidaria del divorcio absoluto. Es decir,disfrutar ambos placeres por separado y sin entrar en comparaciones.
Hay una tendencia a eludir el hecho de que tanto libros como películas por mucho que beban unos de los otros y viceversa,son creaciones únicas,que crecen en la fantasía de un cread@r hasta tomar forma propia.
El otro día en un programa de cine por la tele presentado por Cayetana Guillem Cuervo,mantenían este debate y fue muy instructivo.Daban ejemplos de películas que habían superado al libro en el que se inspiraron y de libros que quedaban muy por encima de sus supuestas adaptaciones cinematográficas y también de directores-escritores que combinaban ambas facetas.
Me gustó especialmente la visión de David Trueba,director y escritor,comentaba que para él escribir era como una segunda residencia en el campo,alejada de la ciudad,que era el cine,y necesitaba de ambas y no veía la necesidad de compararlas,adaptarlas o modificarlas.
Es lo que pienso,porque en la comparación,siempre hay una perversión de considerar superior-inferior algún lenguaje de expresión.
En síntesis,lenguajes diferentes,complementarios,únicos,obras a valorar en sí mismas,por mucho que las musas campen a sus anchas tanto en el cine como en la literatura.
No sé si me he explicado.
Biquiños

LU dijo...

Manderly, yo no sigo siempre un mismo orden. Como he escrito aquí, después de la lectura de un libro que me apasiona (Crimen y castigo estaría en lo más alto de los altares), busco en la adaptación al cine todo ese cúmulo de sensaciones que me ha producido la lectura, y, a veces, como en este caso, me estrello contra un muro muy grueso y extraño.

Últimamente he leído un par de libros que me han gustado mucho y que (casualidades), se van a llevar a la gran pantalla. Sorry de Zoran Drvenkar (me puedo morir de miedo y angustia en una sala de cine, la tendré que ver en casa para no montar el numerito); y El aviso de Paul Pen. Veremos qué pasa….

Peter Lorre es un actor muy curioso. Leyendo cosas para esta entrada , he encontrando un recorrido por su biografía que me ha llamado mucho la atención. No sabía nada de él. Ay cuánto aprendo gracias a los blogs.

Biquiños

LU dijo...

Noemi, me daba por saludada, je je

Un aplauso por todos esos seguidores, y que continúen ahí por mucho tiempo.

LU dijo...

Troyana, la película se ve con otros ojos si no tienes ninguna referencia del libro. A mi, estoy casi segura de que me habría gustado mucho más.

Lo del divorcio absoluto es esa teoría que conozco, pero que después me siento totalmente incapaz de poner en práctica. Sobre todo con casos tan extremos como el que traigo aquí.

No vi ese debate en la tele y me hubiera encantado. Tampoco creo que las comparaciones siempre busquen esa superioridad – inferioridad. A veces descubres aspectos del cine que enriquecen al libro, o viceversa.

Biquiños

Juli Gan dijo...

Extraordinario. No he visto la película protagonizada por Peter Lorre, pero intentaré pillarla. Un buen post, Lu. Sobre cine y literatura, es muy complicado hacer una buena película de un buen libro, que la película sea mediocre suele ser habitual, pero hay enormes trabajos fílmicos. Lo malo de la literatura es que es muy difícil plasmarla en celuloide y que resulte digno.

LU dijo...

He encontrado esto:

5 malísimas adaptaciones cinematográficas de novelas:
http://www.papelenblanco.com/metacritica/5-malisimas-adaptaciones-cinematograficas-de-novelas

1. La mandolina del Capitán Corelli
La gran novela de Louis de Berniere, que narra un romance en tiempos guerra, fue una enorme decepción cuando fue trasladada al cine. La película, protagonizada por Nicolas Cage y Penélope Cruz, recibió críticas de órdago.
2. Hook
Hook fue una adaptación muy libre de “Peter Pan” que realizó Steven Spielberg y que contó con la participación de Robin Williams (Peter Pan), Dustin Hoffman (capitán Garfio) y de Julia Roberts (Campanilla). La premisa es que Peter ya es mayor y trabaja en la gran ciudad: por alguna razón ha olvidado lo que es ser niño, ser peterpanesco. Sin embargo, a pesar del elenco, la película es considerada una de las peores de Spielberg.
3. Eragon
Antes de su lanzamiento, muchos comparaban esta obra con la de El Señor de los Anillos, Harry Potter o con La Guerra de las Galaxias. Sin embargo, la película fue olvidada rápidamente y la mayoría ahora solo prefiere recordar a la exitosa novela de Christopher Paolini.
4. La máquina del tiempo
Esta película empieza bastante bien pero luego va perdiendo fuelle hasta dejar un muy mal sabor de boca. Lo peor es que la película fue dirigida por el nieto de H.G. Wells, Simon Wells. Con todo, existe una segunda parte literaria de La máquina del tiempo titulada Las naves del tiempo, de Stephen Baxter, que considero incluso superior a la de Wells: una de las mejores novelas de ciencia ficción hard contemporánea,
5. El Código Da Vinci
La exitosa novela de Dan Brown sobre una serie de secretos religiosos se convirtió en una película sumamente aburrida, y eso que ya partía de una novela bastante mediocre (aunque, al menos, estaba jalonada de cliffhangers).

Bargalloneta dijo...

Lu,
Manderly,
ante todo pedirte disculpas por responder tan tarde!!!

...O Casablanca...
excelente actorazoooo.
No tenia ni idea de que hubiera hecho esta peli.
la tend´re en cuenta
un abrazo

Dayanna Moreno dijo...

quiero el guion de esta obra de teatro !!
lo necesito me urge