viernes, 2 de septiembre de 2011

Avanti!

Es tiempo de deshacer maletas. Abandonarlas, ya vacías, en un rincón del trastero. Vacías de cosas, pero llenas de cálidos momentos que poder recordar con cariño y una sonrisa desde ese largo invierno que se nos avecina.

Dejamos el verano atrás, es cierto. Tenemos por delante mucho cine que descubrir y recordar pero sobre todo que compartir y comentar a través de este blog con todo aquel que lo desee.

Por eso, y con muchas ganas, ¡comenzamos!



Con el sabor de los viajes y del sol todavía en la boca, quiero recordar una comedia que se desarrolla durante unos días de verano. Una comedia que es tratada, quizás, como menor, pero que bajo mi opinión no debería ser así porque goza de muy buenos momentos, todos ellos dirigidos y escritos con la maestría habitual del gran Billy Wilder.

Con su permesso… continuaré avanti.

Título original: Avanti!

Título en España: ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?

Año:1972

País: Estados Unidos

Productora: United Artists / The Mirisch Corporation

Duración: 144 minutos

Director: Billy Wilder

Guión: Billy Wilder & I.A.L. Diamond (Teatro: Samuel Taylor)

Música: Carlo Rustichelli

Fotografía: Luigi Kuveiller


Reparto: Jack Lemmon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Gianfranco Barra, Franco Angrisano, Pippo Franco, Franco Acampora, Giselda Castrini

Wendell Armbruster es un hombre de negocios americano que se ve obligado a viajar a Italia, donde su padre ha muerto en un accidente de coche. A pesar de que en el hotel donde se alojaba su padre tratan de ocultárselo, se entera de que tenía una amante que lo acompañaba en el momento del accidente. Cuando entra en escena la hija de la amante, la animadversión entre ellos es instantánea, pero la embarazosa situación se complica todavía más cuando los cadáveres desaparecen misteriosamente.



Imposible no reír y disfrutar una vez más – y no me cansaré nunca de hacerlo- con las ocurrencias escritas por Billy Wilder y I.A.L. Diamond. Esta comedia tiene su sello inconfundible: humor, ironía, cinismo, amor, sexo, confusiones, gags y sobre todo, diálogos ocurrentes, ágiles y chispeantes. Nos ofrecen una crítica clara y sin tapujos hacia la american life: Estados Unidos, conservadora y puritana frente a una Italia, cálida y romántica.

A partir de un hecho triste – el fallecimiento de los progenitores de ambos protagonistas- la historia avanza con un ritmo rápido pero tiernamente hacia el romanticismo en la soleada y bella isla napolitana de Isquia.

En los primeros minutos, sin diálogo ni música, conocemos y nos hacemos una idea de la personalidad de nuestro protagonista. En un aeropuerto, un hombre vestido de manera muy informal y con un maletín, desciende de un pequeño aeroplano que lo deja al pie de la escalerilla de un gran avión AirItalia al cual se sube e inmediatamente éste despega. Jack Lemmon, en la piel de Wendell Armbruster  logra una interpretación brillante. Es un millonario hombre de negocios, de carácter frío, con una familia americana convencional, y que, como buen americano vive con prisas y deprisa. De pronto se encuentra en un país completamente diferente: la cálida Italia donde se vive la vida con deleite y placer.



- Carlucci: En Italia la hora de almorzar es de 1 a 4.
- Ambruster: ¿Tres horas para almorzar?
- Carlucci: Señor Ambruster, aquí no nos vamos corriendo a la cafetería a comernos un bocadillo con un refresco. Aquí vamos piano, piano. Cocinamos nuestras pastas, luego les echamos queso pamesano, bebemos vino y amamos.
- Ambruster: ¿Y entonces que hacen por la noche?
- Carlucci: Volvemos a casa a ver a nuestras esposas.




Un personaje, secundario pero clave es, Carlo Carlucci (Clive Revill), el director del hotel. Él es el encargado de mostrarle al arrogante y malhumorado Ambruster las maravillas de la vida italiana y la –plácida- vida que su difunto padre mantenía durante su mes de estancia en el hotel, cosa que Ambruster desconoce por completo. Es una personalidad llena de recursos y giros verbales que nos provocan más de una carcajada.

Existen también otros personajes secundarios dignos de mención, como son Bruno (Franco Angrisano), el sirviente italiano que se considera patriota americano puesto que éstos se habían portado muy bien con él durante su estancia en América y lo habían acompañado amablemente hasta el aeropuerto e invitado a volar de vuelta a Italia. Podemos ver también a un jovencísimo Peter Falk, que da vida a uno de los numerosos miembros de la familia Trotta, con quienes Ambruster debe llegar a un acuerdo.


Contraria a los puntos de vista de Ambruster nos encontramos con Pamela Piggot (Juliet Mills), hija de la mujer fallecida también en el accidente. Es una mujer británica, soñadora y romántica con un ligero sobrepeso que la tiene acomplejada, obsesionada y muerta de hambre. Pamela alaba el lado romántico de la ilícita relación que mantuvieron ambos progenitores y chocará constantemente con Ambruster, ya que ambos personajes son completamente opuestos.

En su versión original, los equívocos son mucho más dispares y chocantes, pero en su versión doblada, debido a la similitud entre el castellano y el italiano los malentendidos nos parecen quizás un poco más extraños. Uno de estos líos verbales es la presencia de la letra ‘C’ en el grifo del baño. En inglés, la ‘C’ significa ‘cold’ (frío) pero en italiano su significado es ‘caldo’ (caliente).

Ambos guionistas no tuvieron problemas en escribir y, posteriormente, filmar cierto tipo de escenas un poco atrevidas para aquellos años, como son los desnudos de ambos protagonistas y las insinuaciones de contenido sexual que a día de hoy, 40 años después, son de lo más inocentes. La película, por descontado, fue censurada, por lo que se cortaron este tipo de escenas. Por suerte, ahora podemos ver la película tal cual Wilder la realizó y disfrutar de todo su metraje.

Son muchos los momentos que me gustaría destacar. Son muy divertidas aquellas escenas que ocurren alrededor de la trama principal y que no dejan de ser pequeños gags chocantes y absurdos que aumentan nuestra diversión. Pero ahora, únicamente voy a mencionar, un momento que me gusta especialmete. Se trata de una escena romántica, muy tierna, que tiene lugar en el cuarto de baño gracias a nuestros dos protagonistas y a una báscula.

La banda sonora está formada por canciones italianas que acompañan perfectamente el cálido, alocado y romántico ambiente mediterráneo que se respira durante todo la película. De entre estas canciones destacan Senza Fine de Gino Paoli y A burrial front the sea.

Avanti! fue la sexta película que Jack Lemmon y Billy Wilder realizaron juntos de un total de ocho, todas ellas magníficas. Ambos forman parte de la historia del cine debido a sus exitosas carreras. Sin embargo, la carrera de Juliet Mills en el cine es muy corta y sin especial importancia, aunque fue nominada a un Globo de Oro por esta película. Mills es hija del actor británico John Mills (Cadenas rotas, 1946; La hija de Ryan, 1970), hermana de Halley Mills (Pollyanna, 1960; Tú a Boston y yo a California, 1961) y está casada desde 1980 con el actor Maxwell Caulfield (Grease 2, 1982; Dinastia, Los Colby), dieciocho años menor que ella.

Claro es el mensaje que nos trasmite la película: Vive la vida, pero no como espectador sino como protagonista. Y hazlo intensamente.

¡Lánzate a la Vida!

¡Vive!

¡Adelante!

Avanti!



35 comentarios:

Rodrigo Moral dijo...

Bueno, medio frustrante haberme hecho el canchero en la publicación del otro blog con Billy Wilder, sin haber visto ésta. Pero es cierto, no la vi.
Aún así, vi bastante de Wilder, y su ingenio es brillante. No me sorprende que esta sea tan buena como las demás, y más con todo lo que contás. Y una vez, hace bastante tiempo, pensé lo del grifo. Pero en relación a Argentina. "Caliente"/"Cold".

Espectacular.

Saludos.

daniel dijo...

Uy, que buena pinta. No la he visto, pero como la reseñas parece ser muy brillante. Me estoy preparando para un ciclo Wilder, y me llevo apuntada esta cinta. Ya te comentare despues. Un abrazo.

SqSmaravillosa dijo...

Un buen mensaje ese que transmites hay que vivir la vida y no precisamente como espectador, siempre hay que ser protagonista, y películas como estas te dan la clave.Wilder es mi debilidad, me encanta sus comedias: la gracia de saber contar las cosas con un humor elegante y facilmente entendible Una película muy recomendable, practicamente como todas las que dirigió este gran hombre. Saludos.

Manderly dijo...

Rodrigo Moral,
si, como dices, te gusta el humor de Wilder Avanti! no te decepcionará en absoluto, incluso estoy segura de que te extrañará de que sea menos valorada que otras de sus películas, a las que nada tienen que envidiar.
Espero que cuando la veas, nos expongas tu –seguro que buena- opinión sobre ella.
Saludos.

Manderly dijo...

daniel,
una gran idea eso de un ciclo Wilder! Qué grandes comedias!! Espero con ganas poder leer tus puntos de vista de aquellas que comentes en tu blog. Dará para grandes conversaciones.
Un saludo.

Manderly dijo...

SqSmaravillosa,
de sobra sabemos que en las películas del gran Wilder, no sólo hay comedia y diversión. Siempre hay un trasfondo un poco más serio del que deberíamos hacer más caso porque, ¿quién no quiere vivir la vida a tope?
Saludos.

Noemí Pastor dijo...

Lemon era un monstruo y Wilder era dios, así que juntos solo podían hacer milagros.
Muy buena elección (optimista,vitalista, alegre y soleada) para la vuelta al cole. Besos.

LU dijo...

A esto se le llama un retorno con fuerza, con mucha fuerza. Veo que te han sentado muy bien esas vacaciones.

Casualmente la volví a ver, pero ya empezada este verano. La reponían en un canal de la tele y me quedé con ganas de volver a verla desde el principio.

Me encanta el personaje del director del hotel y esas trifulcas de la pareja de protagonistas. Como dice Noemí, Lemmon – Wilder, un binomio genial.

Un ciclo de Wilder para otoño, una gran idea.

Biquiños

Mario dijo...

Tengo varias películas de Wilder, espero verlas de a pocos, es un director muy interesante, la que mencionas no la conocía pero me gustan esas comedias llenas de mensajes tan positivos, es bueno dar otro giro, suelo ver muchos dramas que me encantan pero una buena comedia siempre se hace querer, sobre todo si es un clásico. Un abrazo.

Mario.

Bruja Truca dijo...

Una vuelta genial. Un titulo y una película inmejorables para el retorno. Wilder de lo que más orgulloso estaba de ésta película es del título y, como no, de Jack Lemmon, el niño de sus ojos.
Es una propuesta entretenida y con encanto. Con Wilder y Lemon, siempre es un placer.
Como dicen los italianos: "piano, piano se va lontano".
Besos.

Bruja Truca dijo...

PD: me ha encantado la imagen de las 6 "marylines" con las maletas.

Manderly dijo...

Noemí Pastor,
completamente de acuerdo con tu opinión sobre Lemmon y Wilder! Qué grandes películas crearon!
Hay que comenzar con fuerza!!
Besos.

Manderly dijo...

LU,
vuelvo –volvemos- que las pilas a tope!! Ya verás cómo se irá notando en estas próximas semanas!!
Una de las características del humor de Wilder es precisamente esos personajes secundarios –algunos incluso sin diálogo- que protagonizan momentos muy ocurrentes, cortos y divertidos.
Te recomiendo verla desde el principio. Los casuales encuentros entre los protagonistas son muy buenos!
Besinos.

Manderly dijo...

Mario,
yo también veo muchos dramas, más que ningún otro género, pero de vez en cuando está bien un pequeño cambio y descubrir otros puntos de vista igual de interesantes especialmente si fueron creados por grandes profesionales.
Un saludo.

Manderly dijo...

Bruja Truca,
muchas gracias!
Creo que el título es un gran acierto. No sólo porque aparece varias veces en la película sino porque es un invitación clara y concisa.
Besos.
PD: es que, estamos de vuelta ¿no? (Ese fotograma es inolvidable!!)

lola dijo...

¿40 años? ¡Pero si me parece que la vi ayer!
Muy buena comedia, y muy buena crítica.
Saludos,

White Gold dijo...

una película genial. desde luego billy wilder era el rey midas del cine, todo lo que hacía era puro oro. jack lemmon fantástico, me divirtió mucho en la escena del avión!!!

Manderly dijo...

lola,
pues sí!! Bueno, más concretamente hace 39 años que se estrenó. Cómo pasa el tiempo!! El caso es que no es de las películas más antiguas que nos gustan ¿eh?
Un saludo.

Manderly dijo...

White Gold,
la escena que mencionas, sin diálogo, es estupenda. Esos parece una cosa, pero es otra completamente diferente es muy habitual en Wilder.
Saludos.

Bargalloneta dijo...

uauuuuuuuu!!!
que manera de empezar el curso!! Perfecta!!! binomio Wilder-Lemmon, que más podemos pedir???

Ayer, que casualidad, enganché Con faldas y a lo loco en el canal TCM.... y no lo pude evitar, muerta de sueño me volví a enganchar, qué absoluta maravilla!!
Aunque ahora tendré que recuperar esta Avanti!!!!

Pues eso, Avanti con Zinéfilas, por cierto me encanta la fotos del principio " Aqui estan las zinéfilas!"
Bienvenidas a tod@s

petons

Manderly dijo...

Bargalloneta,
a mí me ocurre lo mismo! Cuando pasan un gran clásico por televisión me quedo a verlo sin remedio. ¡Enganchada sin poderlo evitar! Incluso sabiendo que la tengo en mi videoteca y la puedo ver cuando quiera!!
Me encanta que te guste mi ocurrencia de la foto para Zinéfilaz.
Besos.

Saraiba dijo...

Varias veces la tuve en la mano para coger en la biblioteca y aún no me la he traído a casa. El director es uno de mis favoritos y Jack Lemmon un actor fabuloso..Después de esta entrada, no creo que tarde mucho en verla.

troyana dijo...

Bueno,llega la última zinéfila rezagada.Manderly,me quedo a tus pies con la imagen de las 6 zinéfilas cargadas con las maletas.Eso lo primero.
Después,no he visto este clásico pero le pondré remedio,no puede tener un mensaje más optimista en el comienzo de esta nueva andadura que empieza en Septiembre,con el nuevo curso.
Saludos!

deWitt dijo...

Lo prometido es deuda: aquí estoy!!

Pues remitiéndome a mi última entrada ¿qué puedo decir? Creo que a estas alturas de la película hablar de obras mayores o menores en la filmografía de Wilder o cualquier otra director que haya demostrado con creces su maestría, es un cliché.

Perfecta entrada con un análisis preciso y repleto de interesantes datos!!

Un saludo

Manderly dijo...

Saraiba,
pues ¡hala! ¡Para la próxima ocasión sin falta!!
Un saludo.

Manderly dijo...

troyana,
muchas gracias guapa!
Siempre hay que sacar tiempo para una buena comedia como ésta. Espero que en cuanto la veas, nos cuentes qué te pareció, pero seguro que te gusta!
Saludos.

Manderly dijo...

deWitt,
hay que cumplir las promesas ;-P
Gracias por pasarte!
Por tu entrada sobre Wilder no me queda duda de que tu admiración por él es tan grande como la mía. Qué grande Wilder! Grande!
Un saludo.

PULGACROFT dijo...

Seguramente la habré visto en algún momento pero ahora mismo la verdad es que no la recuerdo así que tendré que verla porque lo que sí me ha parecido genial es tu reseña. Casi, casi la he disfrutado ya en los minutos que me ha llevado leerla.
Es una de esas películas que seguro me gustan y aunque comedia, tienen ese mensaje tan importante de VIVE con mayúsculas y disfruta de la VIDA.
Genial!
;)

Manderly dijo...

Pulgacroft,
yo creo que sí que ya la habrás visto, pero quizás hace tiempo y no te acuerdes. Pero mira, el no recordarlo es un ventaja! La disfrutarás de lo lindo!!
Un saludo.

ethan dijo...

Un Wilder siempre es un Wilder, pero de esta peli me quedan poco recuerdos, creo que el nivel del director baja un poco y vuelve a subir con "Primera Plana".
Saludos!

Manderly dijo...

ethan,
creo qu enada tienen que ver Primera plana y Avanti!. Ambas son diferentes y su tipo de humor también lo es pero creo que esta película está infravalorada.
A pesar de ello estoy contigo: un Wilder es un Wilder.
Un saludo.

Meryl dijo...

Meryl como siempre un poco tarde...pero justo a tiempo para desear un feliz cumpleaños a Zinefilaz, FELICIDADES!!!...en cuanto a "Avanti!" te agradezco la recomendación porque me ha gustado bastante-mucho, sólo he echado de menos que no se aprovechen más en el rodaje las bonitas vistas o lugares que hay por la zona, por ejemplo mencionan que sus padres iban a la "grotta azzurra" (que es preciosa) la escena del agua la podían haber rodado allí...pero a parte de eso una buena película y muy entretenida.
Saludos blogueros.

Manderly dijo...

Meryl,
me presta un montón que mi recomendación te haya gustado. Espero que sigas animándote a ver cine y cine clásico en particular.
Un saludo.

Jorge Ramiro dijo...

El cine me fascina. Cada vez que tengo la oportunidad trato de ir a ver distintas películas con mi familia. Incluso cuando me voy de vacaciones, trato de que los hoteles en los que me hospedo que consegui a través de, avantrip emitan algunas películas

Manderly dijo...

Jorge Ramiro,
en este blog también nos fascina!
Saludos.