viernes, 20 de mayo de 2011

Marty

Aquel fin de semana había ido al cine a ver una película dirigida por Robert Redford que se titulaba Quiz Show. El dilema (1994). Su argumento giraba en torno a un concurso de preguntas y respuestas de cultura general. Una de los cientos de preguntas que se realizaban en el concurso giraba en torno a una película de la que, en aquel momento, yo nunca había oído hablar. Se tratada de:





Marty
1955 

Director Delbert Mann
Guión Paddy Chayefsky (Historia: Paddy Chayefsky)
Música Roy Webb
Fotografía Joseph LaShelle (B&W)
Reparto Ernest Borgnine, Betsy Blair, Esther Minciotti, Joe Mantell, Karen Steele, Jerry Paris
Productora MGM / United Artists
Duración 91 minutos

Marty es un carnicero solterón que todavía vive con su madre. Suele salir con frecuencia con sus amigos por la noche, intentando encontrar a alguna chica con la que compartir el futuro.





Es muy curioso como, a partir de películas actuales, podamos descubrir grandes películas pasadas. Me llevó un tiempo encontrar Marty, pero al final pude verla y quedar cautivada por su ternura y sensibilidad. Aún hoy me pregunto todavía porqué esta película no ha llegado a ser más popular.

Gran parte de su éxito se debe a su protagonista masculino, Ernest Borgnine. Su carrera cinematográfica había comenzado solo unos pocos años atrás y había destacado en papeles secundarios dentro de grandes películas como De aquí a la eternidad (1953) ó Johnny Guitar (1954). Se trata de uno de esos secundarios que llegan a destacar tanto como los mismos protagonistas de una película. Todavía, a día de hoy sigue trabajando como secundario más esporádicamente.

La carrera de Ernest Borgnine ha quedado marcada por su físico. Es un hombre corpulento, con exceso de peso y semblante rudo y bruto en un rostro poco atractivo que oculta a un hombre bonachón y amable. Se trata, por tanto, de Marty. Marty Piletti es físicamente más bien feo pero cariñoso y buena persona. A sus 34 años trabaja como carnicero en el Bronx y vive con su madre anciana a la que adora… pero le resulta muy difícil encontrar a una mujer a la que amar y que al mismo tiempo le corresponda. Ernest Borgnine, parece haber nacido para ponerse en la piel de Marty. Logra una portentosa interpretación y hace que nos sintamos identificados con el personaje en cuanto a las dudas y miedos que podamos sentir frente a la persona amada y la felicidad e ilusión que sentimos cuando las cosas nos salen bien.

El destino es muy caprichoso y hace que un día conozca a una chica. Clara es una tímida y nada atractiva maestra que parece tener el mismo problema que Marty. La solitaria Clara está interpretada por la actriz Betsy Blair (Calle Mayor, 1956)– por aquel entonces casada con Gene Kelly- que también encaja perfectamente en el físico de Betsy y que aunque le dio un aire bastante soso supo estar a la altura de su compañero Ernest Borgnine.


Del director Delbert Mann, su película más conocida sea, quizás, la divertida Pijama para dos (1964) o el drama de carácter teatral lleno de grandes actores Mesas separadas (1958), pero su debut como director fue en 1955 con Marty. El director fue elegido por Burt Lancaster y su socio Herbert Hecht –dueños de la Productora Hetch-Lancaster- para que llevara al cine esta historia escrita por Paddy Chayefsky que años atrás, interpretada por Rod Steiger, había sido un éxito en televisión. El presupuesto era de 350.000 dólares. El propio Lancaster eligió a Ernest Borgnine, con el que había trabajado en De aquí a la eternidad. A pesar de esto Lancaster decidió no figurar como productor. Delbert Mann logró una magnífica dirección llena de planos fijos por un lado y zooms lentos por otro.

La buena fotografía de Joseph LaShelle (Laura, 1944) nos muestra un NuevaYork en blanco y negro, en su mayor parte nocturno de forma muy realista y atípica en aquellos momentos.


Parece que se trata de una película de esas tipo chico-conoce-chica, pero no se queda sólo en eso. La invasión de la intimidad es algo que se ve claramente alrededor de Marty. Todos conocen su vida y la critican en público delante de él sin importarles si esas palabras le hieren o no (y le hieren), pero cuando parece que intenta cambiarla, también recibe las críticas y no el apoyo necesario.

En Marty vemos reflejada la frustración pero también el afán de superación, el de mejorar… el intento de progresar. Como ser humano, Marty tiene momentos de desesperación ante su situación personal, pero al final siempre se esfuerza por seguir adelante.


Al margen de la historia principal entre Marty y Clara, con los personajes secundarios se nos muestran diferentes tipos de relaciones entre ellos y entre ellos y el propio Marty. Es aquí cuando se tratan una serie de tramas secundarias que hablan del egoísmo, de la vejez, de la soledad, de la convivencia, de la independencia, de la intimidad o de la hipocresía.


Ganadora en 1955 de la Palma de Oro en el Festival de Cannes y de los Oscars correspondientes a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Guión (Paddy Chayefsky) fue un éxito tanto de crítica como de público.


Resulta casi imposible ver esta película sin que se te humedezcan los ojos con la cantidad de pequeños grandes momentos de los que Marty es protagonista indiscutible.

Marty tiene encanto. No es sensiblera pero si sensible y llena de emoción. Con Marty se demuestra que el buen cine no está relacionado con los grandes presupuestos ni con las grandes estrellas.


Para mi es un verdadero placer poder disfrutar de los grandes clásicos del cine. No sólo de los que nos son de sobra conocidos, sino de todos aquellos otros que, como Marty, nos vamos encontrando por el camino y que logran llegarnos hasta el corazón.

20 comentarios:

troyana dijo...

Manderly,
es un clásico entrañable y salvando las distancias,muchos de los temas que aborda y que tú has enumerado:soledad,independencia,intimidad...pueden ser perfectamente aplicables a nuestros días.
Hoy día sigue existiendo esa presión social hacia el "emparejamiento",dependiendo en qué contextos con mayor o menor intensidad.
Ernest Borgnine por otra parte está espléndido.
saludos!

Manderly dijo...

troyana,
como dices son temas todavía actuales. Creo que en muchos casos, algunos dependen unos de otros, dependen entre sí y quizás quede todo metido en un cículo sin fin hasta... que se le intente poner remedio, como es el caso de Marty.
Saludos!

lola dijo...

Hola,
Había oído hablar de la película, pero no la había visto hasta hace muy poco que la pasaron en TV, la verdad es que me gustó mucho, es tierna pero no almibarada, aunque la actuación de Betsy Blair me recordó demasiado a la de Calle Mayor.
Y aunque en algunas cosas la vida es diferente a la de hace 50 años, hace cosas que siguen igual, todavía queda gente que se empeña en meterse en la vida privada de los demás ;-)
Saludos,

Manderly dijo...

lola,
gracias por pasarte.
Es cierto lo que comentas de que no es almibarada aunque es dulce y tierna. Es una pena que no sea más conocida.
No hay nada que hacer, por los entrometidos no pasa el tiempo, siempre están ahí!
Saludos!

LU dijo...

Me gustan ese tipo de casualidades. De una película, y por una frase en un guión, a otra película. A veces descubrimos cine de las formas más curiosas, e incluso por equivocación.

No la recuerdo, la buscaré porque me has dejado con muchas ganas de verla.

Biquiños

Manderly dijo...

LU,
a veces una casualidad te lleva a algo especial, como es Marty.
Películas dentro de películas mezclándose unas con otras.
Espero que Marty te enternezca tanto como a mi. Creo que te gustará.
Besinos.

xalons dijo...

Marty es todo un clásico, una joya de cine sensible y lleno de matices. Además es una película histórica en el cine norteamericano porque llevó a hacer un nuevo cine más autoral, sencillo y directo, Un cine más anclado en la realidad que otras producciones a las que Hollywood nos tenía acostumbrado.

Marty no creo que sea una película desconocida. En realidad el gran público o el público más joven desconoce todo lo que no sea posterior a la década de los ochenta, pero el interesado por el cine tiene que haber oído sobre Marty porque su aparición fue todo un soplo de aire fresco, de renovación y de mirada diferente a lo que se estaba haciendo entonces. Estuvo nominada a nueve oscars, ganando cuatro de los principales y también fue triunfadora en Cannes. La volví a ver hace unos pocos años y recuerdo que me gustó tanto o más como la primera vez que la vi de chaval en una emisión de Televisión Española.

Manderly dijo...

xalons,
a lo que me refiero es a que Marty no goza de la misma popularidad que otras películas incluso inferiores a ella y creo que en parte se debe a que no cuenta con grandes estrellas de cine que el gran público admire. Muchas películas tienen más éxito si en ellas intervienen grandes esctrellas.
Por supuesto que los cinéfilos la tendrán presente y si no la han visto, la verán pronto.
Para nada es incompatible la edad con el ser o no cinéfilo y puede haber gente joven que sí que la conozca o que por lo menos la tenga presente.
La calidad de Marty es incuestionable.
Muchas gracias por tu visita y comentario.
Saludos!

deWitt dijo...

No he querido leer mucho porque YO CONFIESO (AVERGONZADO) que no he visto Marty porque por una u otra cosa nunca la encuentro!!!

En fin, otra peli para añadir al carro de indispensables.

Bicos

Manderly dijo...

deWitt,
¡no me extrana nada que confieses! (ja, ja).
Pues ponte a buscarla ya otra vez a ver ti tienes más suerte. Me gustaría conocer tu opinión.
Un saludo!

Clara dijo...

No tenía idea de la existencia de esta peli...tendré que verla pronto, gracias por la recomendación!

David dijo...

Excelente reseña creo que lo has clavado y has recogido la esencia de la peli. Tierna, modesta y muy humana.
la revisaré para tenerla más fresca.

Manderly dijo...

Clara,
espero que mi recomendación sea te tu agrado. Si te gusta este tipo de cine, seguro que sí.
Saludos!

Manderly dijo...

David,
muchas gracias.
Esta es una de las cosas que más me gustan de nuestros blogs, que no sólo descubrimos nuevas películas o nuevos análisis de ellas sino que también se nos contagian las ganas de revisar algunas.
Saludos!

Bargalloneta dijo...

hace muchos años que vi esta película y la verdad es que la recuerdo con mucho cariño.
Me gustaria volver a recuperarla...
A la que si recuerdo perfectamente es a Betsy Blair en Calle Mayor, y de lo que me enfadé por ver como la trataban.....
petons

Manderly dijo...

Bargalloneta,
creo que es un tipo de película que, como dices, se recuerda con cariño y que te deja buen sabor de boca.
Saludos!

PULGACROFT dijo...

Estoy de acuerdo en que "Marty" es poco conocida en el sentido de que no tuvo la relevancia de otras de su época y las televisiones tampoco (por el motivo que sea) se prodigaron mucho (por no decir nada) en ponerla, (no estoy de acuerdo con Xalons)por lo menos para el público español (y supongo que europeo), quizás ahora se pueda conocer (osea tenerla) más gracias a internet(yo también descubrí que existía con "Quiz show"), pero Xalons, te puedo asegurar que si Manderly y yo misma no la vimos antes de 1980 es que era poco conocida (aquí).
Y ahora, al grano:(spoilers)
¡¡MARAVILLOSA Y TIERNA!!
"Marty" es una película que nos muestra el egoísmo (entendible que no justificable)tanto de su madre como de su amigo que no quieren quedarse ELLOS solos, y es así de duro: yo antes que tú, y no hay más.
Marty sabe reaccionar porque aunque sea una buena persona, un buenazo, vamos, y apunto estuvo de ceder ante madre y amigos al final sabe decidir como persona autónoma e independiente que no tiene nada que ver con mala persona o egoísta.
He terminado de verla con una sonrisa y deseándole a Marty mis mejores deseos, porque sin duda se merece que le pasen cosas buenas en la vida.
Un 8,5.

pd (¿de dónde sacan que el personaje de Betsy Blair es un "hueso"? jajaja, madre mía como tenían el listón!! ¿qué eran ellos mismos?...en fin, real como la vida misma, quien más habla es quien más tiene que callar....)

Manderly dijo...

Pulgacroft,
no tenía ningunada duda de que te entusiasmaría Marty.
Con lo de antes de los 80... no sé, tengo que hacer cálculos pero creo que en esa época está metida de lleno en Heidi aunqeu seguro que películas de este tipo tampoco faltaban en casa. ¡Qué gran invento el vídeo!
Ya sabes lo que dicen: 'cuando apuntas con un dedo a alguiien, los otros dedos te puntan a ti'.
Saludos!

Noemí Pastor dijo...

Qué gracia. Yo tampoco había oído hablar de "Marty" hasta que vi "El dilema", pero como no soy tan formal, sigo sin ver "Marty". Sin embargo, "El dilema" me gusta mucho y la he visto varias veces. Me parece un documento interensantísimo sobre la televisión y sus ficciones. Es que no sé si os he dicho que a mí me gusta muchísimo la televisión.
En fin, a ver si me porto bien y me veo "Marty".

Manderly dijo...

Noemí Pastor,
a mi también me gustó mucho El dilema. Todavía a día de hoy seguimos teniendo concursos que hace famosillos durante un tiempo a ciertas personas (aunque muchos no lo merezcan).
Es una gran película.

Vuelvo a recomendarte Marty. Un gran clásico.

Un saludo.