viernes, 16 de marzo de 2012

Arrugas

Triunfadora en la última edición de los Goya, se llevó las dos estatuillas a las que optaba: Mejor película de animación y Mejor guión adaptado (ante rivales como Pedro Almodóvar). Es la primera cinta de animación que consigue este galardón. Y aunque salir victorioso de una gala no siempre es sinónimo de calidad, en este caso, estamos ante una auténtica joya.



Basada en la obra de Paco Roca (Premio Nacional del Comic 2008, entre otros) quien recopiló gran cantidad de experiencias e ideas en una fase previa de documentación para dar forma a esta historia.


Emilio trabajaba en un banco y ahora confunde la realidad. Su hijo lo lleva a una residencia:


Vas a hacer amigos. Vas a estar mejor que en casa.


Cuando entabla la primera conversación con uno de los internos, recibe una extraña respuesta. Alguien le contará más tarde que era locutor de radio, pero se le han gastado las palabras, y repite todo cuanto se dice en su presencia.


Miguel es argentino, nacido en Ribadeo (Lugo), se las sabe todas y controla todo el cotarro; será su compañero de habitación (celda). Le muestra las instalaciones que cuentan con una excelente piscina (perfecta como reclamo para atraer clientes), y gimnasio (donde sencillos juegos con una pelota se convierten en el aliciente de cada semana, gracias a la exuberante monitora).


Doña Sol busca un teléfono para llamar y que la vengan a recoger, porque ya está bien.


La mujer de Modesto no se separa ni un instante de su lado. Con inmenso cariño le da la comida, los medicamentos, con cada uno de sus gestos, le declara su amor incondicional.

Sabe que tiene Alzheimer, pero se hace el tonto.

Antonia no desea ser una carga para nadie y está resignada a su “suerte”. Uno de los nietos la visita muy de vez en cuando, y es el único.


A través de la ventana desfilan los paisajes exóticos del Orient Express. Esa fantasía rescata la esperanza.

Carmiña nunca está sola. Acompañada se siente más segura ante el inminente ataque de un grupo de marcianos.


Es Navidad, llega el ansiado reencuentro con los seres queridos, que no fallan, como los turrones.

Hay que disimular el deterioro, engañar al médico para no subir a la planta superior.



Un despliegue de sencillez y elegancia. Un precioso retrato  que nos hace conscientes del paso de los años.

Primer largometraje del director Ignacio Ferreras, que ya había realizado un corto sobre la vejez (Como enfrentarse a la muerte del 2002), tema que trata con suma delicadeza y respeto. Dosis equilibrada de drama, comedia y ternura. Ritmo pausado, como la vida que llevan los protagonistas. No hay seres fantásticos, ni super poderes. No hay efectos de animación deslumbrantes, ni 3D. No es un producto bajo presiones comerciales. Es un proyecto personal, donde se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Refleja sentimientos de soledad, desarraigo, miedo a la demencia y a la enfermedad. El regreso a los recuerdos de la infancia y el pasado, para rellenar esos espacios en blanco de la memoria presente. Es un canto a la amistad y al compañerismo, a la comprensión.

“… por ahora no se puede hacer nada para evitar el Alzheimer ni lógicamente la vejez, pero sí que está en nuestra mano mejorar la calidad de vida de las personas mayores y sobre todo evitar la soledad” (Paco Roca)



Guión escrito por Paco Roca (que también colabora en el diseño y la supervisión de aspectos visuales), Ignacio Ferreras, Angel de la Cruz (El bosque animado) y Rosanna Cecchini. Impecable y fiel al original, pero con nuevos matices enriquecedores.

Dos grandes dobladores (Tacho y Álvaro Guevara) ponen las voces y su talento. Música de Nani García que acompaña a escenas inolvidables.

Mi intención era expresar lo mucho que me ha conmovido esta película. Se percibe el cariño con que está hecha. Gusta a todo tipo de público, sea o no fan de la novela gráfica, y de la animación (algunos dicen que a los pocos minutos olvidas que son dibujos).

Quiero dedicar esta entrada a la memoria de mi abuela. Sus últimos años los pasó en el abismo del Alzheimer, sin reconocer a su propia familia. Pero no la quiero recordar así. Fue testigo de mis primeros pasos, me acompañaba al colegio, hacía unas filloas exquisitas, tenía carácter y genio... Siempre a mi lado. Va por ti, yaya.









HASTA LA PRÓXIMA.

Biquiños

LU



19 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Todavía no vi la peli, pero me leí hace tiempo el cómic y me gustó mucho aunque el tema del alzehimer siempre es triste...
La peli tiene buena pinta.
;)

TRoyaNa dijo...

Lu,
me ha llegado mucho la entrada,porque está hecha desde la emoción: desde la forma en que has expuesto el argumento de la película hasta la sentida dedicatoria a tu abuela.
No he visto todavía "Arrugas" pero ahora mismo me pongo a buscarla.
El otro día hablaba con una amiga del trato que esta sociedad da o damos a nuestros mayores,relegados al olvido,apartados como cargas cuando ya no son útiles en el sistema productivo.Olvidamos quienes tienen la experiencia de lo vivido,afortunadamente algo menos arrinconados en los pueblos que en las ciudades.
Se intuye que "Arrugas" es un homenaje a nuestros mayores y también a aquellos que sufren Alzheimer.
Tal vez si tod@s tuviéramos más presente aquello que decía Serrat de que "todos llevamos un viejo dentro"(en el sentido de que con suerte,envejeceremos)tal vez así mostraríamos hacia nuestros mayores algo más de empatía,humanidad y reconocimiento.
Biquiños

Pdta:Por curiosidad,¿qué son filloas?

Manderly dijo...

Todavía la tengo pendiente, LU, pero espero verla pronto.
Es un tema muy actual, aunque siempre existiera y no tuviera ese nombre que tanto miedo nos da. me gusta mucho lo que comentas sobre la compresión, que es algo que nos cuesta realizar muchas veces.


Troyana, yo diría que los filloas son lo que yo llamaría frixuelos, mmmmmm.... que son una especia de crepes muy finos con azúcar por encima y que luego se pueden rellenar de mermelada, de miel...

Oye LU, sean lo que sean, creo que a Troyana y a mí nos gustaría probarlos... aunque no estén tan buenos como los de de abuela.

Un saludo.

TRoyaNa dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja,
...oye...pues no me desmarco de esta propuesta de Manderly..a aunque no soy muy golosa,no me importaría probar ni las filloas ni tampoco,los frixuelos;)

.....a ver si cuando hagamos ese esperado encuentro de "zinéfilas" en vivo y en directo (Madrid,2012?),estaría bien que cada una se animara a llevar algún producto gastronómico de su tierra....
no,Lu???
por mi parte,no os puedo llevar una paella,pero sí "orxata i fartons"...
qué os parece???
bsts

LU dijo...

Pulgacroft, yo hago el recorrido en sentido contrario. Al ver la película me entraron unas ganas tremendas de leer el comic. El propio Paco Roca ha participado en la peli y considera que enriquece al comic.

El Alzheimer es siempre triste, desolador, pero aquí hay mucho respeto por los mayores y mucho cariño. Esos detalles de humor y ternura hacen que esta historia llegue a lo más profundo.

Biquiños

LU dijo...

Troyana, aparte de la INMENSA calidad de la obra, a todos los niveles (guión, diseño, dibujos, voces, imagen, música…), es verdad que me ha tocado y mucho.

Supongo que con una experiencia personal como la que yo viví con mi abuela, este tipo de historias (nada convencionales, ni habituales, por otro lado), llega a lo más hondo.

Esos personajes tan humanos, tan solos, tan vulnerables, me recuerdan a muchos momentos y sensaciones vividas. Ahora, desde la distancia que va marcando el paso de los años, incluso, aquellos “despistes, olvidos, ausencias…” vuelven rodeados de cariño y de una gran sonrisa. Recuperas la capacidad de reirte de tofo aquello y, sobre todo, recuerdas a la persona anterior a la demencia, todo lo que me ha enseñado, tanto que hemos compartido. Me considero tan afortunada por haber podido estar a su lado.

El trato que desde esta sociedad tan acelerada le estamos dando a los mayores es cada vez más deshumanizado. Abuelos que crían a los nietos, abuelos-mueble pegados a un televisor o abandonados en una residencia… Hijos que NO QUIEREN a sus propios padres, egoismo… No puedo comprenderlo, de verdad.

Esta película quiere transmitir ese mensaje de Serrat, todos llegaremos a las canas…

De todas formas, es una temática dura, pero aquí deja un cúmulo de muy buewnas sensaciones. Las amistades entre ellos, el aopiyo mutuo, la picaresca, lo cómico. Hay ternura, y MUCHO RESPETO.

Biquiños

LU dijo...

Las filloas son un postre de Galicia (muy parecido al de León y Asturias), crepes, que la yaya hacía muy finitas, las volteaba sobre la sartén con la punta de los dedos, y nos las comíamos recién hechas, calientes con su capa de azúcar. Deliciosas.

Chicas, yo sí soy muy golosa, pero como cocinera, mejor que no probéis mis experimentos. Soy un desastre y no me gusta nada, JA JA JA

LU dijo...

Manderly, supongo que todo lo relacionado con la vejez (al igual que las enfermedades), no nos preocupan en la medida que lo vivimos como ajeno. Hasta que nos toca de cerca…

Esa comprensión y esa empatía, son las claves dd lo que transmite esta maravillosa historia.

Sí, las filloas son como las frixuelos. A mi me gustan sin nada, con azucar y para dentro…

Lamento MUCHO MUCHO no ser una artista cocinitas, más bien todo lo contrario…

Biquiños glotones

LU dijo...

Troyana, a mi tierra vienen todos por el marisco, pulpo, empanada. Me da a mi que los postres son un mero acompañante si sobra hueco… Yo soy muy lambona y me apunto encantada a probar productos variados de nuestra rica gastronomía

Que disfrutes de las Fallas!!!!

Bruja Truca dijo...

No la he visto, Lu, pero tengo muchísimas ganas. Ha sido una entrada muy conmovedora. Ojalá todos tuviéramos ese sentimiento de ternura y cariño hacia nuestros abuelos.

Abrazos.

LU dijo...

Truca, no soy muy propensa a dejar tanto de mi en una entrada, pero esta ocasión ha sido especial, y me pareció que tenía que reflejarlo.

La convivencia con una abuela durante infancia y adolescencia marca, sin duda. Yo no puedo ni imaginar ese abandono u olvido por mis mayores. Me parece inhumano.

Ojalá te guste

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Lu,
ayer vi "Arrugas" y me gustó mucho.Tengo un amigo bibliotecario y conocía de la existencia del cómic de Paco Roca.
La película como tú dices es una joya.
Hay tantas escenas que destacaría..por ejemplo:

-Es una escena maravillosa el recuerdo del matrimonio que da origen a "eres un tramposo"....con el campanario y la nube...
- El recuerdo del primer día de colegio para Emilio,equiparándolo al primer día en la residencia..
-El maravilloso toque del "Orient Express"...a medio camino entre la fantasía y la realidad...

Son muchas las escenas.Lo más destacable para mí es la evolución del personaje de Miguel,como pasa de ser un rebelde cabecilla,alegre y caradura pero algo escéptico,descreído y también sarcástico a un hombre generoso,transformado por la amistad que va creciendo entre Emilio y él.

Como contrapunto,he leído una crítica de casualidad
aquí:
http://sevillacinefila.wordpress.com/2012/02/05/arrugas-la-vida-en-gris/

en la que se reprocha a la película el hecho de que profundice poco en los personajes femeninos y en ocasiones reproduzca algunos roles de carácter sexista: esposa-abnegada-cuidadora,instructora de gimnasia-objeto de deseo.....

Ahora que he visto la delicadeza y el cuidado con el que está hecha la película,personalmente me hubiera gustado se hubiera profundizado algo más en los personajes de las ANCIANAS la verdad,pero de eso me he dado cuenta después,al leer de casualidad la crítica anterior.

Más allá de este matiz,la película es un maravilloso y necesario homenaje a nuestros mayores. Me gusta comprobar una vez más que hay aspectos del ser humano que perviven dentro inalterables,tengamos la edad que tengamos,como el inconformismo,el sentido del humor,la rebeldía y el idealismo.
Gracias por inducirnos una vez más al descubrimiento de joyas que en este caso,afortunadamente,no han pasado desapercibidas,no al menos,en la última edición de los Goya,donde obtuvo el reconocimiento que merecía.

Biquiños

LU dijo...

Troyana, yo, después de ver la peli, me entraron unas ganas tremendas de leer el comic y he visto que lo tienen en la biblioteca municipal que me surte. No soy asidua de viñetas, pero éste me apetece.

Ese campanario, la nube, con la música y todo lo que implica. La imaginación para poder sorprender y enamorar, maravilloso.

Ese primer día de colegio, el miedo a quedarse allí, lejos del terreno seguro de la casa y la familia. Y si además tenemos en cuenta esa memoria a largo plazo tan recurrente en las personas mayores; creo que logra transmitir perfectamente las sensaciones de Emilio por un lado, y una característica de esas edad, por otro.

Orient Express o aferrarse al pasado, a la ensoñación para mantener la ilusión, para no vivir el presente aburrido y plago de enfermedad, etc.

Sin duda, hay muchos detalles, muchos momentos. Esa mujer que busca el teléfono…

Miguel es el eje central de esta historia. La paciencia con la que trata desde el principio a Emilio, todo el rodaje que lleva (sus otros compañeros anteriores que ya están en la planta de arriba). Ha visto mucho y ha sufrido, entonces se busca una manera de sobrevivir, de sobrellevar todo, y la desesperación incrementa la pillería. Esos cachorros que una y otra vez le trae al abuelote.

Me encanta la transformación y esa colección de regalos que les hace a cada uno al final.

Entrañable

No comparto esa crítica. Creo que la historia se centra sobre todo en los dos protagonistas y de los demás va añadiendo pinceladas, sean hombres o mujeres. Daría para mucho más, eso seguro.

Roles sexistas. Si analizamos los roles de la generación de esos abuelos, el papel de la mujer como ciudadota y parte fuerte de la pareja, es una realidad, no?

En cualquier caso, no afecta a lo importante de esta historia, a lo emocional, a lo bien que refleja ese miedo, esa necesidad de afecto y comprensión. También se podría añadir que, afortunadamente, no todas las familias se deshacen así de sus mayores.

Esa parte que señalas de idealistas y rebeldes, creo que tiene mucho que ver con la experiencia adquirida, y la falta de vergüenza. Otro gran acierto, el mensaje positivo, y no derrotista.

Suponía que te iba a encantar, y me alegro de haber acertado.

Biquiños

Juli Gan dijo...

El otro día vi el cómic, que tampoco me he leído. Lo haré, igual que la peli. Creo que es bueno que se publiquen (Rueden) historias sobre la vejez, que es algo que se esconde y se minimiza porque no agrada a nuestra sociedad. Es algo que siempre se deja en u segundo plano, como la animación frente al rodaje con actores reales. Esta vez, sorprendentemente, una historia de ancianos de animación ha dado la campanada. ¡Qué bueno!

LU dijo...

Juli, acabo de coger el comic de la biblioteca y me lo voy a leer ya.

No es sencillo asociar viñetas y animación con este tipo de temáticas sociales, pero a la vez creo que facilita el mensaje que se puede extraer; y más si hablamos de un guión y unos personajes tan cuidados como los de esta historia.

Biquiños y a romper más tópicos, que los premios no siempre tiene que caer en manos de lo más resultón.

Manderly dijo...

Me ha gustado pero no tanto como esperaba.
Una de las cosas que menos me ha gustado es que estas personas parece que estén encerrados y aislados del mundo físicamente. Es cierto que los hay y que hay muchos que nunca reciben visitas pero hay otros que las reciben a menudo.
En esta película la residencia queda reflejada como un cárcel y eso no es cierto. Los residentes pueden entrar y salir siempre que quieran (si ninguna enfermedad les obliga a lo contrario).
Por lo demás refleja muy bien la triste realidad de una enfermedad sin cura.
Saludos.

LU dijo...

Manderly, es verdad, sólo refleja un lado de la realidad, y no nos podemos limitar a esa visión de las residencias para los mayores. Quizas algunas cosas están muy llevadas al extremo, pero supongo que está hecho con plena premeditación. Quiere llamar la atención sobre una realidad y en muchos más casos de los deseables.

En mi entorno, y no creo que mis amigos o familia sean especiales, no conozco a nadie que haya abandonado así a sus padres o abuelos. Pero también hablo con gente que trabaja con mayores en servicios sociales y cuentan historias que cuesta creer…

Lo de entrar y salir es verdad, hay plena libertad, pero aquí muchas de las personas supongo que están incapacitadas, podrían desorientarse… Excepto Miguel, el resto no parece estar en buenas condiciones para mantener cierta independencia.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

Todavia no la he visto , aunque tengo muchas ganas pero mi sensibilidad está un poco tocada ahora mismo.... pero prometo ponerla de las primeras de la lista
petons

LU dijo...

Bargalloneta, deja que pase el tiempo y después la podrás disfrutar. Hay que estar distante, o al menos no muy sensible, porque son temas que duelen a quienes hemos querido mucho a nuestros abuelos.

Biquiños