viernes, 30 de marzo de 2012

Feliz cumpleaños, Padrino.



Este año El Padrino ha cumplido cuarenta años y sigue siendo una de las mejores películas de la historia del cine.


En 2007, el American Film Institute nombró a El Padrino como la segunda mejor película de la historia, sólo por detrás de Ciudadano Kane.


En estas cuatro décadas, se ha convertido en algo más que en una película de culto. El Padrino ha trascendido y ya forma parte de la cultura popular. Sus míticas frases o el gesto de la mano en el mentón de Brando son reconocibles incluso para aquellos que no han visto la película. En los últimos años, una serie de éxito colaba una frase, un gesto o una imitación de El Padrino en sus capítulos, episodio si, episodio también. Estoy hablando de Los Soprano. Infinidad de películas han hecho su guiño-homenaje particular a esta obra maestra, incluidos dibujos animados como Los Simpson, South Park o Padre de Familia.


Y aún así, no encuentro mujeres a las que les guste o hayan visto El Padrino, ¿por qué? Una posible explicación a esto puede ser la ausencia de personajes femeninos relevantes, o ausencia de personajes femeninos, sin más. Por eso, al ser éste blog un blog escrito por mujeres quiero reivindicar que existen mujeres a las que les gustan las películas de gansters, el western o la acción... porque cuando alguien dice "eso es cine de mujeres" o "eso es cine de hombres" me pongo enferma y mucho, queridos amig@s.




Sin más, vamos con El Padrino, esa obra maestra.

La primera escena de la película es fundamental para situar al espectador. Un hombre sediento de venganza le pide a Vito Corleone en la celebración de la boda de su hija que "se encargue" de los que vejaron y pegaron a su hija. Nada más empezar nos damos cuenta de que Vito Corleone es un pez gordo de la mafia ("¿Qué he hecho para merecer tan poco respeto?" ) Durante la celebración de la boda atiende todas las "peticiones" de los invitados mientras espera la llegada del hijo pródigo, Michael, que vuelve de combatir en la Segunda Guerra Mundial. 

Las demás familias del hampa le piden a Vito Corleone influencia política y protección legal para un asunto de tráfico relacionado con narcóticos. Éste se niega a inmiscuirse en asuntos de droga y, a partir de ahí, empieza una guerra de bandas por hacerse con el control del negocio de los narcóticos y por vengar a los miembros de las diferentes familias.




Cuando disparan a Vito Corleone, su hijo Michael, que siempre había estado ajeno a los negocios de la familia, se ve obligado a ponerse al frente de la ésta por venganza, honor y por el poder y la supervivencia de los Corleone en el mundo del hampa.




Los personajes:

- Vito Corleone (Marlon Brando). Es el Padrino, el jefe de la familia Corleone. Controla el negocio del juego y tiene protección jurídica e influencia política. Aunque es uno de los peces gordos de la mafia, la familia es lo más importante para él.




- Michael Corleone (Al Pacino). Es el ojo derecho de Vito Corleone. Siempre se ha mantenido al margen de los negocios de su familia. Pero las circunstancias le obligan a ponerse al mando de los Corleone, pasando de ser un muchacho inocente a ser un hombre sin escrúpulos.




- Santino (Sonny) Corleone (James Caan) : Es el hijo más rebelde e impulsivo de Vito Corleone. Sus impulsos le costarán más de un problema.




- Peter Clemenza (Richard Castellano): Se convirtió en amigo de Vito Corleone tras emigrar de Sicilia y ayudó a Vito a contactar con traficantes de alcohol en Canadá. Vito lo mantuvo a su lado a lo largo de los años y es el caporegime de la familia (algo equivalente al grado de teniente).




- Tom Hagen (Robert Duvall): Se puede decir que es el hijo adoptivo de Vito. Sonny lo encontró en la calle cuando ambos eran pequeños, lo llevó a su casa y se convirtió en un hijo más para los Corleone. Es el abogado de la familia y aspira a ser el consigliere (o consejero) Suele ser la voz de la conciencia durante toda la película.




- Luca Brasi (Lenny Montana): Uno de los amigos más antiguos y leales de Vito Corleone. Es famoso por su fuerza bruta y por no temer a nada ni a nadie. 




- Virgil (El Turco) Sollozzo (Al Lettieri): Controla el negocio de los narcóticos. Recurre a Vito Corleone para que le apoye en su nuevo negocio: heroína.




- Kay Adams (Diane Keaton): Es la novia de Michael. Algo ingenua, no llega a ser del todo consciente de los negocios de su novio/marido.




- Fredo Corleone (John Cazale): Es el hijo de Vito con menos ambición. La única vez que coge una pistola le empiezan a temblar las manos y se le cae al suelo. Pronto le mandan a Las Vegas a trabajar en un casino.




- Constanza (Connie) Corleone (Talia Shire): Es la única hija de Vito. Abnegada y sufrida esposa y madre. Es víctima de malos tratos, que durante la trilogía sufrirá un cambio radical.




- Carmela (Mama) Corleone (Morgana King): Su papel en la película es tan poco relevante que por no tener, ni siquiera tiene nombre propio. En la película, al menos, no se hace referencia a su nombre propio. Pero es entrañable y por eso quería que apareciera por aquí.




- Resto de familias que lucharán por el poder: Barzini, Tattaglia, Stracci y Cuneo.




Mario Puzo, no sólo fue el autor de la obra literaria, sino que también fue el co-guionista del guión de la película, junto con el director, Francis Ford Coppola. Y le pagaron una miseria por los derechos de la obra. 
Pues, aunque ahora cueste creerlo, ningún director quería hacerse cargo de llevar a la gran pantalla uno de los libros más vendidos del momento. 


Aunque los años 30, 40 y 50 habían sido una época de bonanza para la Paramount, en los años 60 corrían malos tiempos para los estudios cinematográficos. Los primeros magnates de Hollywood (Warner, Zanuck...) abandonan los estudios vendiéndose a grandes sociedades. Debido a la televisión, la época comprendida entre 1960-1970 fue la peor para las salas de cine. 
Cinco años antes de que se estrenara El Padrino, la Paramount se compró por 600.00 dólares.


Ante tal situación, Francis Ford Coppola fundó, junto con otros directores noveles de la época, como George Lucas, su propia compañía cinematográfica, la American Zoetrope, en 1969, con el objetivo de producir cine independiente.




Mientras, en la Paramount, ni siquiera el éxito del momento, Love Story, basado en otro best-seller de la época, pudo convencer tan facilmente a los magnates de la Paramount para comprar los derechos de El Padrino. 

Esgrimian como argumento que la película glorificaba la mafia. El mismo argumento es el que expusieron todos los directores a los que la Paramount les ofreció la película. El Padrino fue de director en director hasta que la oferta llegó a Coppola. Y si la American Zoetrope no hubiese estado en crisis financiera puede ser que Coppola también la hubiese rechazado. Fue George Lucas quien le convenció de que hiciera la película, para que al menos, consiguieran algo de dinero para su productora en común.


Coppola aceptó hacer la película para la Paramount con una condición: no tratar la película desde el punto de vista del crimen organizado. La obra de Coppola es una película sobre el patriarcado, la familia y America.

Los personajes, aunque en su mayoría asesinos sin escrúpulos, tienen un lazo familiar tan fuerte, y humano en definitiva, que es imposible no sentir por ellos cierta simpatía. Por ejemplo, cuando Vito Corleone muere. Es un ser deleznable, que ha matado a muchas personas y, sin embargo, no podemos dejar de lamentar su muerte.Quizás, porque Ford Coppola, con raíces italianas supo trabajar muy bien los detalles del ambiente familiar de una familia siciliana.




La elección de los actores fue otro dolor de cabeza para Coppola. La Paramount le dijo "Brando jamás trabajará en la Paramount". Al parecer, era una cuestión puramente económica. 

El presupuesto pretendía ser bajo y la Paramount quería que Coppola ubicase la historia de El Padrino en los años 70 (en el libro es en los 40) porque el presupuesto sería menor, algo de lo que el director consiguió disuadirles. 
Aún con todas estas piedras en el camino, la técnica de rodaje de Coppola fundó buena parte de los fundamentos del cine de la década de 1970.


    Finalmente Coppola consiguió a Brando. En los créditos se nota la importancia de Brando. Su nombre aparece en los créditos el primero y a larga distancia de los demás.



    Para Brando, El Padrino supuso un retorno triunfal al cine. Aquel año ganó el Oscar, el cual rechazó:

    “Cuando fui nominado por El padrino, me pareció absurdo ir a la ceremonia de entrega de los premios. Resultaba grotesco festejar a una industria que había difamado y desfigurado sistemáticamente a los indios norteamericanos a lo largo de seis décadas, mientras en aquel momento doscientos indios se hallaban sitiados en Wounded Knee”.








    Marlon Brando, además de ser contrario a la parafernalia de los premios, era un hombre de principios y aquella noche dio una lección de ellos.




    Además del retorno triunfal de Brando, El Padrino convirtió en estrellas a Al Pacino y James Caan.

    La Paramount tampoco quería a Pacino. En el libro se describe a Michael Corleone como italiano atípico, rubio y alto. Por eso, los productores querían a Robert Redford. Pero, no sabemos porque, Ford Coppola elegió a alguien con rasgos italo-americanos, como Pacino. No sabemos como hubiera sido la película con Redford como Corleone, pero sin duda, Al Pacino estuvo inmenso. De echo, todos los actores de esta película lo están, principales y secundarios. 

    Al Pacino, James Caan y Robert Duvall estuvieron nominados al Oscar como actores de reparto. Un lujo de plantel artístico, que yo sólo acierto a comparar con El Golpe.





    Y si hay algo más propio de El Padrino que el apellido Corleone y el "le haré una oferta de no podrá rechazar" eso es la banda sonora. Creación de Carmine Coppola, el padre de Francis, y Nino Rota, colaborador de Fellini. 

    Nina Rota fue nominado al Oscar pero fue descalificado por considerarse que su canción era una versión de otra utilizada anteriormente (reutilizó una partitura de Fortunella).



    Al contrario que muchas de las películas que llegan a ser un éxito con el tiempo, El Padrino fue un éxito de taquilla en su época, hasta el punto de que numerosos comerciantes se quejaron porque las colas de los cines taponaban las puertas de sus comercios.


    Un par de curiosidades:

    - Al contrario de lo que dice el rumor popular, Brando no se rellenó las mejillas con bolas de algodón, sino que utilizó bolas de resina que se fijó en las muelas de atrás.

    - El niño que bautizan como Michael, el hijo de Connie, en realidad es Sophia Coppola.


    No está nada mal como recuerdo de "tu bautizo", aparecer en El Padrino.



    El Padrino es una obra maestra por mérito propio, sin reservas y sin discusión. Si no la habéis visto, no deberías posponerlo más y si la habéis visto, pasad a presentar vuestros respetos al Don en su 40 cumpleaños.



    Bruja Truca.

    9 comentarios:

    Sheila dijo...

    A mí sí me gusta, Mai, pero es verdad que a Jose le gusta más que a mí. Tiene el libro y la peli y la ha visto no sé cuántas veces. Yo lo he acompañado en una. Pero es verdad que me carga el tema de que la mujer solo sea esa pobre tonta, ese cuerpo de sexo y maltrato que no tiene ninguna función social. Me pasa que tiendo a "sentirme" identificada con personajes o historias en otras pelis, y en esta pues no veo "mi sitio", aunque no creo que haya pelis de tíos y tías ni nada de eso, si bien es cierto que el lector o visualizador implícito es algo que quien crea tiene en mente.

    De este género me gustó leer El gran Gatsby y me gustó ver "Una historia del Bronx" de Robert de Niro, que me encanta.

    Una entrada muy currada!

    Noe dijo...

    Soy chica, y de hecho esta es mi película favorita (aunque está empatada con la segunda parte) es cierto que siempre se dice que a las mujeres nos van más la pelis de amor y esas cosas, yo pienso que se equivocan, hay de todo, de hecho odio ese tipo de películas, a no ser que se traten de grandes clásicos como Desayuno Con Diamantes ( ese tipo de pelis que estás "obligado" a ver por mucho que no te gusten). En definitiva El Padrino es un peliculón, y considero que nunca más se va a volver a repetir nada igual, en cuanto a trama, personajes, escenografía...

    Saludos!!

    Luis Bóveda dijo...

    Billy Wilder llegó a comentar que si le pidiesen el título de una película será El padrino.

    Juli Gan dijo...

    Casi todos los libros son mejores que sus películas. Muy pocas películas son mejores que el libro. Y "El padrino" es brillante tanto en el libro como en la película. Y luego, las otras dos obras fílmicas no desentonan. ¡Cómo iban a hacerlo!Ayer la volví a ver con fruición en el canal nuevo de la Paramount. Si hasta a veces tarareo la tarantella de la boda....

    Saraiba dijo...

    Esta es una de esas películas que todo el mundo debería ver. Me gusta todo de ella! Es curioso, hace dos años en Semana Santa vimos en familia la saga entera...fue genial ^_^

    Manderly dijo...

    Película imprescindible .
    La última vez vi las tres películas seguidas en un par de tardes, aunque la que más me gusta es la primera.
    Todo un icono, ese Brando ya mayor elegantemente vestido: Padrino!!
    Saludos.

    LU dijo...

    El otro día en casa de unos amigos vi una preciosa caja con las tres, y se me pusieron unos ojillos…. Hace ya muchos años que no la veo. Esta primera la he visto varias veces, y ME ENCANTA.

    La mamma no necesita nombre, ella es la mamma, sin más.

    Ese honor de familia, ese sentimiento tan honorable contra esa capacidad desmedida de asesinar al enemigo.

    Comparto el comentario de Juli, excelente libro, a la par que la adaptación.

    Estaría bien dedicarle una semana, tres tardes a la trilogía. Cualquier día de éstos.

    Biquiños

    TRoyaNa dijo...

    Mis respetos para La Familia Corleone en su 40 aniversario y también para ti,por este sentido homenaje con ese pormenorizado análisis de personajes.

    Todos están inmensos.Marlon Brando siempre ha sido una debilidad para mí,aquí borda el papel: su voz,sus gestos,su caracterización....es todo un padrino,un patriarca de la Mafia,modélico,grandioso.

    A nivel personal,se demuestra que Marlon Brandon,era un hombre de principios,su gesto al no recoger el oscar,pone de manifiesto su desprecio por la parafernalia hollywoodiense.

    Me gusta especialmente también Al Pacino,tan severo y comedido.Esa contención le da credibilidad,respeto en su papel de digno sucesor.

    En relación a los géneros cinematográficos y el género,personalmente no creo que haya cine de o para mujeres y cine de o para hombres.Las distinciones por género me parecen limitantes y a menudo sesgadas.
    En mi caso,no soy muy proclive al cine de gansters ni tampoco al wenster y mucho menos al bélico,sí al drama o al cine que denominan social, pero no significa que no pueda quedar deslumbrada como lo estoy ante EL PADRINO,o por una peli del lejano oeste o tremendamente decepcionada con un drama o una peli del mismísimo ken Loack.
    En fin,en mi opinión,las categorías,las generalizaciones nunca son exactas.

    No te voy a mentir si te digo que me hubiera gustado algo más de protagonismo en personajes como "la Mamma" o el de Diane Keaton pero la película versa en torno a la familia patriarcal,es lo que es,y Coppola lo supo reflejar a la perfección.

    Qué fuerte que la bebé del bautizo sea su hija,Sofia;)

    Un abrazo y excelente entrada,Bruja!

    Bargalloneta dijo...

    jajajajajja,
    que fuerte!!!
    En Navidad me tragué la trilogia entera en tres dias con la idea de hacer la entrada para Zinéfilas... te me has adelantado tu, Bruja, y me alegro porque yo no lo habria hecho mejor!!!!
    Que decir de El padrino..... tu lo has dicho: es una obra maestra por méritos propios....
    petons