viernes, 9 de marzo de 2012

La música de cine de Max Steiner

 La música es parte inherente de toda película que se precie. Era inconcebible proyectar una peli sin sonido de pianola en la época del mudo, y menos cuando el cine sonoro hizo su aparición, pues dota a la historia que nos narra parte de la fuerza emocional. Hacemos referencia a su música cuando suenan estridentes las cuerdas del violín en Psicósis, o esas dos notas repetidas en Tiburón. ¡Qué sería de lo que el viento se llevó sin el tema de Tara, ni Casablanca sin as time goes by. Pues sobre estas dos últimas películas va hoy el post. Más bien sobre el compositor de ambas bandas sonoras: Max Steiner.

Max Steiner nació en Viena, Austria en 1888, cuando el Imperio Austrohúngaro aún coleaba. Le habían colocado el pomposo nombre de Maximilian Raoul Walter, pero le llamaban Max, como suele suceder.  Como casi todos los grandes compositores de música para el cine de la época dorada de Hollywood, tampoco era norteamericano. Su abuelo y su padre se dedicaron al espectáculo de variedades, fueron famosos gerentes de teatros. Max Steiner fue un niño prodigio de la música, desde muy pequeño desarrolló aptitudes para la composición, a los 14 firmó y dirigió su primera partitura.  Estudio en la academia imperial de música de Viena donde recibió clases de genios como Gustav Mahler o Johannes Brahms. Su padrino musical, además, fue Richard Strauss. Steiner se decantó por escribir melodías para espectáculos teatrales. El negocio familiar tiraba.

En esto, estalla la primera guerra mundial, así que Max Steiner, que reside en Londres donde amplía conocimientos, huye a los EEUU porque en su país, piensan que se ha pasado al enemigo. Lo hace veinte años antes que la mayoría de artistas centroeuropeos, muchos de ellos judíos, que lo hicieran al estallido del nazismo. Debido a su trayectoria ligada al mundo del espectáculo vienés, al llegar a los EEUU se asienta en Nueva York para musicar espectáculos en Broadway y allí produce partituras para los espectáculos neoyorkinos por diez años.

 Musicando al gran simio, Max a la batuta.

Steiner  se afinca en Hoollywood hacia 1929, justo al comienzo del cine sonoro, y acaba poniendo música al cine. Es considerado uno de los padres de la composición sinfónica para obras del celuloide. Abrió las puertas a otros grandes músicos como Dimitri Tiomkin, Alfred Newman o Bernanrd Herrmann. Primero trabajó para los estudios de la RKO, y luego generalizó, y mucho, sus proyectos para estudios diversos. Puso música  a cientos de filmes, uno de los primeros, King Kong, de 1933.

Estajanovista, trabaja incansablemente durante los primeros años del cine sonoro . Después de King Kong, entre otras, música Sombrero de Copa, film musical de 1935, con Fred Astaire. Sin duda, la obra más importante de los años 30 que compone es la melodía de Lo que el viento se llevó, de 1939. Llevó a cabo la idea vigente de que es necesario remarcar cada leitmotive fílmico de con una melodía particular. En el caso de Lo que el viento se llevó, el tema de Tara hace referencia a la casa y hacienda sureña de la familia de orígen irlandés, los O'Hara.

Fue nominado más de veinte veces en la categoría de mejor banda sonora, y ganó en tres ocasiones, con: El delator (1935), La extraña pasajera (1942) y Desde que te fuiste (1944).



De su puño y letra escribió las partitura de películas tales como: la ya mencionada King Kong (1933), La Carga de la Brigada Ligera (1936),  



Ha Nacido una Estrella (1937), Jezabel (1938), Amarga Victoria (1939), Camino de Santa Fe (1940), La Extraña Pasajera (1942; ganadora de un Oscar), Casablanca (1942) 



Arsénico por Compasión(1944), Desde que te Fuiste (1944; ganadora de un Oscar) Belinda, (1948), El tesoro de Sierra Madre (1948)
 El Halcón y la Flecha (1950), 

Tambores Lejanos (1951) y Centauros del Desierto (1956), La esclava libre (1957)

Un lugar en el sol (1951),

El motín del Caine (1954),



Más de trescientas partituras para películas firmó Max Steiner. Os he puesto una pequeña selección de su fructuosa obra. Steiner fue, sin duda, uno de los grandes compositores de música para el cine, cuyas melodías son recordadas por casi todos, ya que son parte inseparable del séptimo arte. Falleció en 1971. Os dejo el enlace a una página fantástica donde podéis escuchar algunas de las piezas más destacadas:

Aquí

6 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Juli Gan
...me gusta que nos hagas conscientes de una parte esencial del cine,para la que muchos cinéfil@s son auténticos entusiastas: la música.
Pienso que una película tan aclamada y premiada este año como "The Artist" y creo que no habría llegado tan lejos si no hubiera sido entre otras cosas por la banda sonora.
Y es que la música es esencial,es el timbre de las emociones en el espectador,acompaña y acompasa,es el punto que tensa o afloja,inquieta, calma,conmueve,facilita la empatía y el hecho de que seamos capaces de ponernos en la piel de quien está tras la pantalla.

Gracias por el acercamiento a Max Steiner,figura clave en la banda sonora de tantas y tan imborrables películas.

bsts

PULGACROFT dijo...

Qué interesante entrada!
Max Steiner...inolvidables muchas de sus melodías...pero yo es escuchar la de "Lo que el viento se llevó" y entrarme ganas de llorar.
Qué grandísimo!!
La música es tan esencial en muchas película que es una protagonista más, sí, qué sería de muchas películas sin su música!!
GENIAL!
;)

Bargalloneta dijo...

Realmente cuando empiezas a indagar sobre la música de las películas te asombras de las obras de arte que hay!!
Steiner sn dudarlo fue uno de los más grandes y ya no puedo añadir nada más después de toda la selección que tu nos has puesto!!!
Maravillosa entrada para recordar que grande es la música en el cine!!!!
Y estoy de acuerdo con troyana!!! The artist sin su banda sonora.....
hubiera sido la misma???
un petó !!

Manderly dijo...

Siempre se ha dicho que es el padre de la banda sonora además de ser de los primeros en ser reconocido verdaderamente.
Cada una de sus partituras está claramente asociada a una película o más concretamente a una escena o un momento.

Una escena:
Julie bailando el vals con un vestido 'rojo' en una sala llena de chicas vestidas de blanco... (Jezabel)

Saludos.

Noemí Pastor dijo...

Si escribes un poco más, ya tienes la tesis doctoral hecha. Qué completa, hija, me abrumas.

Luis dijo...

sois un regalo, igual que la música de Max. Es un placer maravilloso pasarse por vuestro rinconcito
Un saludo muy afectuoso y muchisimas gracias