sábado, 1 de junio de 2013

La Tumba de las Luciérnagas (Hotaru no Haka) (1988)







Personalmente, creo que con semejante trailer, sobran las palabras con las que yo, modestamente, os pueda hablar y recomendar La Tumba de las Luciérnagas. 



Descubrí esta película por casualidad, mientras hacía, hace ya mucho tiempo, aquella entrada sobre los actores y actrices de doblaje españoles y españolas, buscando información sobre Nuria Trifol, que interpreta a Setsuko en dicha película y donde, Albert Trifol, su hermano, interpreta al hermano mayor de Setsuko, Seita.






Durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, Seita y Setsuko, quedan con su madre en encontrarse en un búnker.

Durante el bombardeo en cuestión, la madre resulta herida de extrema gravedad y es trasladada a una escuela que hace las veces de hospital, pero que no tiene, evidentemente, los recursos necesarios para atender a los enfermos. 





El padre de los niños, un oficial de la Marina que está de servicio en ese momento, está desaparecido y Seita y Setsuko irán a vivir unos días a casa de una tia; pero el hambre no entiende de lazos familiares y los niños pronto entenderán que deben irse a su suerte. A partir de entonces, vagarán huérfanos, sin rumbo, tratando de sobrevivir. 





La Tumba de las Luciérnagas es una película de animación dirigida por Isao Takahata basada en la novela de Akiyuki Nosaka. 


Su especial atención en el diseño y la artesanía de la que carecían la mayoría de las producciones de dibujos animados occidentales, subvirtieron el concepto de que los dibujos animados estén dirigidos exclusivamente al público infantil. 

La Tumba de las Luciérnagas es una película dura, un drama bélico, una angustiante y dolorosa historia, no sobre la guerra en sí, sino sobre los inocentes que la padecieron, los niños. 




Pocas películas de no animación me han resultado tan duras y difíciles de digerir. La sensibilidad de la historia se mezcla con la dureza de los dibujos, como las imágenes de la madre de los niños con el cuerpo ensangrentado, las llagas en el cuerpo de la pequeña Setsuko por desnutrición o la paliza que recibe Seita por robar algo de comida para la supervivencia de él y de su hermana.



Una película tan dura como enternecedora. La relación de Seita y Setusko me ha parecido una de las historias más tiernas que he visto en el cine.











Al mismo tiempo que se lanzaba esta película, la misma productora estrenaba Mi vecino Totoro, otra película del estudio Ghibli, totalmente opuesta en su temática, más dirigida a un público infantil, o dirigida, mejor dicho, ya que no recomiendo a nadie ver ésta película con un niño o niña.


Tampoco puedo añadir mucho más sobre esta película, no soy ninguna experta en anime japonés (ni en nada) pero de todas las películas que he visto últimamente, La Tumba de las Luciérnagas ha sido la que más me ha impactado, desde la primera frase: "el día 21 se septiembre de 1945 morí yo"




Abrazos, y perdonad mi nula inspiración, indigna de este blog, soy consciente. Espero volver a encontrar las musas.

Bruja Truca.

9 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Bruja, hija mía, lo tuyo sí que es innovación y originalidad: en mi vida había leído un post que acabara pidiendo disculpas y perdón. Y no sé qué demonios es lo que hay que disculparte. ¡Como si las demás fuéramos doctoras en crítica cinematográfica, especialistas en animación rusa o sabelotodos de algo!
Desconocía la existencia de esta peli y me atrae ese rollo japonés de crueldad entre dulzura.
Un abrazo, hermosa.

LU dijo...

Maravillosa película, un grito desesperado antibelicista. Historia terrible que se entremezcla con escenas de gran belleza y sensibilidad: los niños en el onsen, en la playa, cogiendo entre sus manos luciérnagas que iluminarán el interior de la oscura cueva (inolvidable), los cuencos de arroz blanco, el agua con aroma de los caramelos, la lata que guarda los mayores tesoros, la niña verbaliza su dolor mientras construye una pequeña tumba, partiendo la sandía, la niña jugando sola, riendo, feliz, cuando ya se ha marchado…

UNA JOYA





Noemí Pastor dijo...

Decidido: la tengo que ver ¡ya!

Moniruki dijo...

Dios,qué llorera pase con esta película!!!!

TRoyaNa dijo...

Bruja
no he visto "La Tumba de las Luciérnagas" pero después de tu entrada,me ha entrado curiosidad.
La buscaré y te comentaré.
Un abrazo

Manderly dijo...

Buena película que mezcla la dureza de la guerra y sus consecuencias con la ternura y el cariño de los hermanos protagonistas.
Saludos.

Bargalloneta dijo...

que ganas me han entrado de verla!!
Suerte que no estás inspirada porque si lo llegas a estar .....
un beso y continua asi!!!
Petons

Lalo Jurado dijo...

De las mejores que he visto en mi vida, es tan bella como dramatica, tiene escenas entrañables, sera por que la pequeña me recuerda mucho a mi hija que tiene 3 años...
En fin por momentos pareciera que lo que busca la historia es provocar la peña y el dolor pero creo que la película es un reflejo de la vida, la cual a veces mas dura incluso, lo que hace a la película a pesar de que sea un anime muy humana, el cual deja muchas reflexiones en torno a las consecuencias de la guerra en los inocentes.
Saludos

Lalo Jurado dijo...

De las mejores que he visto en mi vida, es tan bella como dramatica, tiene escenas entrañables, sera por que la pequeña me recuerda mucho a mi hija que tiene 3 años...
En fin por momentos pareciera que lo que busca la historia es provocar la peña y el dolor pero creo que la película es un reflejo de la vida, la cual a veces mas dura incluso, lo que hace a la película a pesar de que sea un anime muy humana, el cual deja muchas reflexiones en torno a las consecuencias de la guerra en los inocentes.
Saludos