viernes, 6 de septiembre de 2013

Eddie Felson. El Color del estilo.




A veces, el reencuentro en el cine con un personaje de la talla de Eddie Felson (Paul Newman) es comparable a la cálida sensación de reencontrarnos con un querido personaje literario en las posteriores partes de un libro. 

Podemos decir que cinematográficamente, Eddie Felson al billar es lo que Jake LaMotta al ring de boxeo.




En 1961, Robert Rossen llevó a la gran pantalla la novela homónima de Walter Tevis, The Hustler, El Buscavidas en España, que ya pertenece a ese grupo de obras maestras  cinematográficas por derecho propio. 

La mesa y el taco de billar como excusa para contar uno de los retratos más amargos y cínicos de la naturaleza humana. Entre tanto guaperas sin estilo, Paul Newman le pone clase (marca de la casa) al arrogante, cínico y ambicioso tahur del billar, Eddie Felson. Cigarrillo en boca; detrás del humo unos ojos fijos en la figura de El Gordo de Minnesota, (Jackie Gleason) considerado el mejor jugador de billar sin perder una partida en los últimos diez años. 

Sin embargo, la primera opción no fue Paul Newman, sino Jack Lemmon, que rechazó el papel de Eddie Felson por el de Joe Clay en Dias de Vino y Rosas.




El enfretamiento entre El Gordo de Minnesota y Eddie "Relámpago" Felson no se hace esperar y llena el primer acto de la película en una partida eterna. Un duelo en el que se define el carácter de Eddie, su ambición por ser el mejor a costa de todo y de todos. Sin embargo, tiene mucho que aprender y su falta de sentido común en el momento de máxima algidez lo demuestra.

El Gordo de Minnesota bien pudiera ser la antítesis de Eddie Felson. Un personaje que sin ser protagonista se gana un lugar en el podio junto a Newman. 


La derrota ante su rival, y su consecuente desastre económico, no hará flaquear el empeño de Eddie,que abandonará a su socio capitalista para reunir dinero otra vez y volver a enfrentarse al Gordo de Minnesota.




Por el camino, Eddie encontrará a otra alma atormentada, Sarah Packard (Piper Laurie) que, tras la compresible desconfianza inicial, acudirá a la cafetería en la cual sabe que encontrará a Eddie en una escena memorable en la que pocos planos hacen falta para contar la historia de dos perdedores que no están enamorados, sólo están solos, y deciden tenerse el uno al otro.




En este retrato de perdedores, no hay más salida que un funesto final. Ni siquiera la victoria más deseada se saborea cuando para llegar al cielo has tenido que pasar antes por el infierno. 




Veinticinco años después, Paul Newman le propuso a Martin Scorsese revivir a Eddie Felson. El primero, sabía que ponía a su personaje fetiche en buenas manos; el segundo, vio la oportunidad de trabajar con su ídolo de juventud.




“Nos estamos olvidando de hablar de lo importante. Lo importante no es el billar, ni el sexo, ni el amor. Lo importante es el dinero.” - Eddie Felson.


Scorsese tomó el guión co-escrito por el mismo Paul Newman y Daryl Ponicsan y lo sometió a reescritura a cargo de Richard Price. El nuevo guión dejó satisfecho a Scorsese que no quería un remake ni una secuela de El Buscavidas, probablemente porque las comparaciones siempre son odiosas y medirse con una obra maestra no es una buena idea.

Para empezar, porque es difícil competir con el blanco y negro, que da una estética a una película que el color no consigue, sobre todo cuando se cuenta una historia dramática. 


Eddie Felson sigue siendo un personaje patético, que ahora gana dinero trapicheando con el whisky y con las apuestas al billar, manejando a un joven no muy despierto. Pero un día, ambos quieren timar al tipo equivocado, Vincent Lauria (Tom Cruise)





Primer problema: la Fox no quería a Tom Cruise en la película; tampoco le entusiasmaba la reelaboración del guión; y todo estuvo a punto de quedar en aguas de borrajas cuando la Touchstone salió al rescate.



En esta ocasión, Eddie Felson está detrás del tahur del billar, no se sabe si en busca del dinero que pueden ganar o en busca de lo que algún día fue y revivirlo a través de su pupilo. 

Vicent Lauria es la versión atolondrada de Eddie Felson cuando era joven. No acepta que para poder ganar dinero con las apuestas, antes tiene que perder para no asustar al adversario, cosa que trae de cabeza a Felson.




A ambos les acompaña Carmen (Mary Elizabeth Mastrantonio) en busca de la fortuna, en una especie de extraña road movie. 


En contraste con los relajados golpes de cámara en blanco y negro de El Buscavidas, los frenéticos planos de El Color del Dinero





Dos películas y la evolución vital de un mismo personaje. No son comparables puesto que no tienen nada que ver. La primera, una obra maestra, la segunda, una oportunidad de volver a disfrutar con Paul Newman, pero en cualquier caso, recomendable.


Esperamos que hayaís disfrutados todos y todas de unas merecidas vacaciones. Tengo el honor de dar el pistoletazo de salida a una nueva temporada de Zinéfilas, pero como no me gustan las armas, abro la temporada con un buen saque de billar a lo Eddie Felson. Bienvenid@s de nuevo.


Bruja Truca.

15 comentarios:

loquemeahorro dijo...

¿Te puedes creer que no he visto nunca El Buscavidas ni El Color del Dinero? ¿Cómo es posible?

Para la primera no tengo excusa excepto que siempre que he tenido oportunidad, he pensado que iba a ser demasido deprimente.

La segunda la hubiera podido ver incluso en el cine, pero detestaba a Tom Cruise sobre todas las cosas y fui incapaz. ¿Sigo odiándolo?

Bastante menos que el resto de la humanidad a tenor de lo que se lee/escucha por ahí sobre este hombre.

nury dijo...

Pese a que es cierto que no tienen que ver, me quedo con "El buscavidas".
Bienvenido vuestro regreso. Saludos

Daniel Bermeo dijo...

Excelente entrada Bruja... Me ha gustado mucho. "The Hustler" es una auténtica obra maestra. Maravillosa exposición del éxito, el fracaso y el talento, con un Newman inconmensurable. "El color del dinero" está pendiente, a ver si me animo de una vez. Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

Tengo estas dos pelis escondidas en la parte de muy abajo del baúl de mis recuerdos, así que me ha gustado revisitarlas.
Pero lo que más me ha impactado ha sido una frase tuya: "No están enamorados. Sólo están solos."
Hala, ya tengo en qué pensar durante el fin de semana.

TRoyaNa dijo...


Bruja,excelente entrada,aportando esos datos de fichajes y rodajes que a menudo,al menos yo,desconozco.

He visto "El color del dinero" y no "El buscavidas" así que le pondré remedio.
Me ha impactado igual que a Noemí,ese emparejamiento por soledad de esa pareja de perdedores.

Bsts

Bruja Truca dijo...

loquemeahorro:

Pues nunca es tarde si la dicha es buena. Yo siempre disfruto con una buena actuación aunque la película haga aguas, y Paul Newman merece la pena.
Tom Cruise es harina de otro costal. En mi opinión no es mal actor, pero no ha sabido gestionar sus papeles.

Un saludo.

Bruja Truca dijo...

Nury, la elección está clara. De hecho, yo no me di cuenta que el personaje de Newman era Felson hasta que alguien dijo su nombre en la película... así de palurda soy.

Saludos.

Bruja Truca dijo...

Daniel Bermeo, muchas gracias :) Anímate a ver El color del dinero, no es lo mismo que El Buscavidas pero a un Newman-Scorsese no se le puede decir que no.

Otro abrazo para ti.

Bruja Truca dijo...

Noemí, a veces está bien revisitar los clásicos. Y en el caso de El Buscavidas es casi obligatorio, porque la primera vez es un poco difícil de tragar. A mi me pasó eso con Gilda y ya no sé ni cuantas veces la he visto.

No pienses mucho. Un abrazo.

Bruja Truca dijo...

Troyana, tú al reves que la mayoría. A lo mejor no es mala combinación, ver antes la "menos buena" y después la obra maestra. Lo mismo todos deberiamos haberlo hecho como tú, así te sorprenderá más el personaje de Felson.

Besos :)

Manderly dijo...

Me han gustado ambas aunque no están entre mis favoritas.
En la segunda premiaron a Newman con el Oscar que hubiera merecido mucho más por otros personajes anteriores.
Ambas se dejan ver bien sino te aburre demasiado el tema del billar.
Saludos.

naná dijo...

pues yo las vi al revés...
primero el color del dinero (cuando era jovencita e íbamos al cine a ver las pelis de tom cruise, sí lo sé... pero ya he dicho en mi defensa que era jovencita...)
y el buscavidas la vi el año pasado, en un ciclo casero de grandes finales... y la verdad es que me encantó...
el post, es una maravilla...
muchos besos!!!

LU dijo...

Tengo un poco olvidada la primera, aunque recuerdo que me gustó. Y con la segunda no pude… Tengo un problema con Tom Cruise, es que no lo soporto….

Me ha encantado la entrada.

Biquiños

Los Fancinerosos dijo...

Hola, Zinefilas

Soy xalons, ya, ya sé que puede que no os suene de nada...A ver, al igual que vosotras tengo un blog de cine http://cdecine.blogspot.com.es/ y os escribo porque conozco el vuestro desde hace mucho tiempo y quiero comentaros una cosa que tal vez os interese.

En fin, os escribo por si os interesa jugar a un juego de cine que se lleva celebrando en Internet desde hace varios años (ésta es la edición número 13 y la organiza mi equipo porque ganamos la 12) y que consiste en adivinar las películas propuestas por el equipo organizador.

LA BOLA 13 es la nueva edición de EL JUEGO DE CINE, un juego gratuito realizado por aficionados españoles al cine en el que puede participar cualquiera que esté interesado en pasarlo bien jugando a adivinar películas durante varias semanas, cualquiera al que le guste el cine, claro.
Es posible inscribirse como equipo y aunque juegan muchas chicas no hay ningún equipo formado solo por chicas, aunque también puede inscribirse un jugador individual y en http://juegodecine13.blogspot.com.es/ podréiss encontrar toda la información necesaria sobre la manera de jugar con nosotros.

La próxima edición comenzará el lunes 30 de septiembre y todavía tenéis plazo para inscribiros. No estaría mal un equipo de Zinefilas.

Igual os apetece inscribiros, ya os digo que es divertido y que se lleva realizando varios años. En realidad, El Juego comenzó en el antiguo grupo de noticias es.rec.cine y me pareció que a lo mejor queréis jugar en esta edición.
Por supuesto, os mando disculpas por haberos encontrado "de sopetón" con este rollazo de comentario. Espero que no os incomode que me haya atrevido a mandarlo, lo hago con buena intencion en nombre mío y de mi equipo. No es spam ni publicidad gratuita, solo un intento de que os animéis a jugar con nosotros (un montón de amigos cinéfilos) a un juego de cine. Necesitamos jugadores nuevos y a lo mejor vosotros queréis hacerlo. Si no os interesa, no pasa nada, claro.

Un saludo y os seguiré leyendo.

Ah, por cierto, he puesto este comentario en la entrada de "El buscavidas" porque me parece adecuada ya que nuestro juego se llama LA BOLA 13.

xalons

Bargalloneta dijo...

Recuerdo el buscavidas como una película que me impactó en su momento, sobre todo la relación de Newman con Piper Laurie actriz para mi a reivindicar!!!
de la segunda aunque dirigida por el gran Scorsese nada tiene que ver con al primera!!
abrazos!