viernes, 7 de noviembre de 2014

El último adiós de Bette Davis

Este año se cumple el 25 aniversario de la entrega del Premio Donostia a Bette Davis, fallecida días después de recoger el premio en San Sebastián. Por este motivo, y en su recuerdo, se ha hecho el documental al que hoy me refiero.


El último adiós de Bette Davis
Año 2014
Duración 76 minutos
País España
Director Pedro González Bermúdez
Guión Pedro González Bermúdez
Música Guillermo Farré
Fotografía Raúl Cadenas
Productora TCM Original

Sinopsis
Un documental que reconstruye la visita que la legendaria actriz Bette Davis realizó al Festival de San Sebastián, para recibir el Premio Donostia a toda su carrera, en 1989, hace 25 años. Durante seis días en su habitación, planificó con detalle sus apariciones públicas. Pocos días después de lo que fue la última actuación de una de las grandes estrellas del Hollywood clásico, Bette Davis murió en París. Rodeada de momentos inolvidables, la visita no tardó en convertirse en una de las grandes leyendas de la historia del Festival.



Considerada una de las mejores actrices de su generación, Bette Davis llegó a San Sebastián en septiembre de 1989 para recibir el Premio Donostia en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Se convertía así en la primera mujer que recibía este galardón. La actriz de 81 años, ya muy enferma, no quiso dejar pasar la oportunidad de recibir uno más de los múltiples premios que su extraordinaria carrera le había proporcionado quizás a sabiendas de que sería el último reconocimiento al que podría asistir.  

En este documental dirigido por Pedro González Bermúdez, nos muestran, mediante los testimonios de aquellos que estuvieron con la loba en aquellos pocos días qué hizo la actriz durante su estancia, cómo se comportó con el público y la prensa o cómo se realizaron los preparativos de su visita y estancia en el Festival. 

A pesar de ser incondicional de la Davis, tengo que decir que este documental no es para todo tipo de público sino para los fans de la actriz. Personalmente y con un poco de tristeza, he visto el documental con muchas ganas, sabiendo que me iba a gustar conocer  más sobre Bette, una Bette físicamente apagada pero con la misma fuerza interior que nos conquistó en sus mejores películas.

Queda claro que a pesar de aquel cuerpo menudo, excesivamente delgado, de inestable movimiento y en parte paralizado seguía siendo carácter, temperamento y personalidad y que su genio, su mala leche, su sentido del humor y su sarcasmo seguían intactos. Seguía siendo Bette Davis. Le gustaba el reconocimiento y rodeada del humo de su cigarrillo atravesó medio mundo para recibirlo por última vez sin dejar ver que ya no tenía fuerzas. 

No sólo son testimonios lo que podemos ver y oír sino imágenes de la actriz a su llegada al Hotel María Cristina, parte de la rueda de prensa y de las sesiones fotográficas o el momento en que le entregaron el Premio Donostia en el Teatro Victoria Eugenia. No se trata de una biografía ni de un repaso a su filmografía, pero es imposible que no nos vengan a la mente la Margo Channing de Eva al desnudo (1950), la Julie Marston de Jezabel (1938), la Regina Giddens de La loba (1941) o la Baby Jane Hudson de ¿Qué fue de Baby Jane? (1961).

Al término del Festival, Bette Davis permaneció en el hotel unos días más, pero su estado de salud empeoró y se decidió su traslado inmediato al Hospital Americano de París donde la Gran Dama del Cine, querida, temida y odiada a partes iguales, falleció el 6 de octubre de 1989.


Este es el trailer del documental:


No voy a recomendar ver este documental pero sí que quiero decir que aquellos que desconozcan la carrera de Bette Davis se animen a ver alguna de sus mejores películas y salvando ya el paso del tiempo y de los cambios que ha sufrido el Cine, comprueben por sí mismos la gran actriz que fue. Un rostro que, gracias unos ojos de mirada penetrante y expresiva, era capaz de transmitir y hacer sentir al espectador lo que se propusiera.



20 comentarios:

Juli Gan dijo...

Permíteme que abra yo los comentarios. Recuerdo cuando vino la Davis a Donostia. Fue un acontecimiento. La mujer lo daba todo. Era un espectáculo. se la veía mayor y frágil (Y, sin saberse, moribunda). Dicen que hubo que meterla muy malita en el avión en el aeropuerto de Biarritz (40 kms.) para el hospital americano de París. Años antes Glenn Ford utilizó el palacio de Aiete para su estancia en el zinemaldia. Dicen las malas lenguas que estaba tan a gustico y se sentía tan feliz del agasajo que casi no hubo manera de mandaro de vuelta a su casa.

Doctora dijo...

Pues sin ser gran admiradora de Bette Davis ni haber visto muchas pelis de ella me han dado ganas de verlo ;)

TRoyaNa dijo...

Manderly,
no lo he visto aún,pero la veré.Sin ser mitómana,es una actriz a la que le tengo una admiración casi heredada.De la filmografía que vi,mis favoritas son: "¿qué fue de baby Jane?" y "Eva al desnudo".
Pocas miradas como la suya en el cine,con tanta fuerza y expresividad,tal vez Joan Crawford en la misma "¿qué fue de Baby Jane"? o Gloria Swanson en "El Crepúscuplo de los Dioses"...pero pocas más.
Un abraç

Maribel dijo...

Este documental tiene que ser interesante, aunque parece un poco limitado. Creo que preferiría uno que mostrase toda su vida y su carrera con entrevistas a gente que la conociese a fondo.

Saludos

PULGACROFT dijo...

Manderly, como ya sabes bien, yo soy una de esas incondicionales de la Betty así que a mí el documental me gustó mucho. Lo vi con pena sí, pero también con alegría de saber que hasta el último momento fue ella misma y que pudo disfrutar aquí en nuestro país de un último aplauso a la altura de lo que se merecía.
A mí se me ha caído alguna lagrimina viéndolo pero como siempre queda París, también nos quedan sus películas que no morirán NUNCA.
Seguiremos abrochándonos los cinturones porque con la Davis siempre habrá tormenta.
I LOVE BETTE FOREVER!!!!
(Excelente reseña Manderly ;) )
Saludosss :)

LU dijo...

A veces “duele” recordar los últimos momentos de vida de los actores que tanto admiramos. Comparto lo expresado por Pulgacroft, son sus últimos aplausos, un excelente cierre a unas carrera llena de brillantes interpretaciones.

Lo veré, seguro, y me acordaré de ti, y de Bargalloneta.

Bicos

deWitt dijo...

Como fan incondicional de la Davis tengo unas ganas tremendas de ver este docu. A ver si tengo la suerte de que lo programen por aquí. En cualquier caso, ya solo el trailer pone los pelos de punta.

Un abrazo

loquemeahorro dijo...

Tomo nota sobre que el documental que no es tan recomendable como yo creía (en realidad sí he visto una parte del documental).

Respecto a ELLA yo también recomiendo verla en tantos y tantos títulos... no sé, estoy intentando escoger uno ¿Eva al Desnudo? ¿La extraña pasajera? ¿Sus colaboraciones con Aldrich? ¿Sus melodramas con Miryam Hopkins como antagonista?

Hay tanto dónde escoger.

Susan Lenox dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manderly dijo...

Juli Gan,
siempre está bien saber cómo se encuentran esas grandes estrellas del cine en un lugar un más 'discreto' de lo que suelen frecuentar... Es buena saber se se sintieron cómodos los pocos días que pasaron aquí...
Saludos.

Manderly dijo...

Doctora,
pues será interesante conocer el punto de vista de un no-tan-fan de la Davis.
Saludos.

Manderly dijo...

TRoYana,
las dos películas que comentas están entre sus películas más aplaudidas... sobre todo porque supusieron un remonte en su carrera ya en tiempos bajos.
Pocas miradas como aquellas sí... cuánta intensidad!!
Saludos.

Manderly dijo...

Maribel,
existen muchos documentales sobre la vida y la carrera de Bette Davis. Este documental sólo muestra su paso por San Sebastián. En eso se centra y eso nos cuenta. No nos cuenta ni su vida ni sus éxitos cinematográficos.
Saludos.

Manderly dijo...

PULGACROFT,
es difícil que a los muy muy fans de la Davis no se nos pongan los pelos de punta y emocionándoos con lo que se nos cuenta... Pero como bien dices, su películas siguen ahí si seguiremos viéndolas sin descanso una y otra vez. Yo desde luego nunca me canso de verlas.
Saludos.

Manderly dijo...

LU,
sí que es triste ver a nuestros admirados actores ya mayores y con pocas energías pero... A mi me ha costado sentarme a verlo precisamente por eso... pero el final también forma parte de la vida de los actores.
¡Faltaría más que no te acordaras de Barga y de mi!!! Ja, ja, ja...
Saludos.

Manderly dijo...

deWitt,
espero que puedas verlo. Estoy segura de que te gustará.
Saludos.

Manderly dijo...

loquemeahorro,
que un documental te guste o no depende de muchos factores... veo que a ti no te ha entusiasmado (aunque la segunda mitad es mejor que la primera).
Tiene tan buenas películas que es difícil decidirse por una.
Saludos.

Manderly dijo...

Susan Lenox,
una gran frase sin duda!! Parece ser que le a la Davis le había gustado este último reconocimiento a su gran carrera.
Saludos.

Bargalloneta dijo...

A mi Betty particular,

Que grande es BETTE DAVIS!
Hasta su último suspiro fue genialmente ella!
Por eso digo que ya no hay estrellas como ella!
A mi no me dio tanta pena como a ti de ponerme a ver el documental, empecé como curiosidad porque no sabia que vería y mis ojos, mi mente y toda yo... cayó rendida delante del televisor ya a los primeros compases del documental!
Es una autentica maravilla!
Esos gestos,esa voz, ese temple, esos ovarios (con perdón) y sobre todo esa mirada final de la gran loba son insustituibles!!!
Sabes que no podría parar...

Es de obligada visión para todos aquellos y aquellas que no solo queremos el cine sino el arte en general!!!!

petons!

Manderly dijo...

Bargaloneta,
pues ya sabes que coincidimos: qué grande Bette Davis!!!
Sacó sus últimas fuerzas para no defraudar a nadie y no dejó de nadie la viera flaquear en ningún momento.
Maravillosa!!
Saludos.