viernes, 16 de octubre de 2020

Veneno



"Veneno" (2020) es mucho más que una serie convertida en fenómeno. Es todo un homenaje, un gesto de amoroso reconocimiento a la icónica  Cristina Ortiz, alias "La Veneno" una transexual que se hizo famosa  en la España de los 90 gracias entre otras cosas  a sus apariciones televisivas en el programa de "Esta noche cruzamos el Mississippi" con Pepe Navarro.


Confieso que cuando le di una oportunidad a la miniserie, tenía cierto miedo de encontrar un producto en el cual se diera una imagen esperpéntica de  "La Veneno" pero cuando me enteré de que los directores eran los Javis ( Javier Ambrosi y Javier Calvo) creadores también de 'La llamada' y 'Paquita Salas' supe que la historia de  Cristina estaba en buenas manos.

En el elenco de actrices encontramos a :

King Jedet, Daniela Santiago, Isabel Torres, Lola Rodríguez, Lola Dueñas, Paca la Piraña, Elvira Mínguez, Goya Toledo, Omar Banana, Laura Corbacho, Ester Expósito, Sophia Lamar, Mercedes León, Lara Martorell, Mariona Terés, Marcos Sotkovszki, Carolina Sobe, Ana Milán y Ciro Petrone.

La serie está inspirada en las memorias "Digo ni puta ni santa" escritas por Valeria Vegas, cuya historia personal tenía muchos paralelismos con la de la propia Cristina Ortiz  y cuya figura también es coprotagonista en la serie junto a Cristina Ortiz.


Dos mujeres, Cristina y Valeria,  que nacieron en épocas diferentes, pero a las que el destino o el azar, quiso unir.

 


 "Veneno" la serie nos interesa no sólo porque algun@s vivimos una de las épocas que refleja la serie en España, los ochenta ,los noventa, sino también porque resulta ser un reflejo de la situación de parte de la comunidad LGTBI desde los años 60 hasta la actualidad., por lo que se convierte en historia viva del colectivo durante las mencionadas décadas, una historia marcada  principalmente por la represión y la clandestinidad, especialmente de manera muy recalcitrante, en el ámbito rural.


En esa España de los pueblos pequeños, rancia y llena de prejuicios, Cristina Ortiz, tuvo que soportar bajo el nombre de "Joselito" todo tipo de vejaciones y humillaciones en su infancia  empezando por su propia madre hasta que salió del pueblo natal, Adra (Almería) para dar el salto a las ciudades y empezar a  vivir de forma más libre desde su propia identidad, especialmente en Madrid.

"Por muy perdida que estés, siempre aparece alguien para recordarte quien eres"(la Veneno, en el capítulo en el que Cristina Oasis se cruza en su camino)

Veneno por tanto es la historia de todas las Cristinas de España en una época que comprende varias décadas en las que las/los transexuales no tenían más opción que el exilio, familiar y social.

Siempre he pensado que no es nada fácil mezclar el drama con la comedia y sin embargo en "Veneno" los dos géneros conviven de manera armoniosa y costumbrista, al más puro estilo de "Los Javis".

Para la generación que nacimos en los 70 además resulta tremendamente estimulante recordar una banda sonora bien seleccionada acorde con cada momento, tal cual el "dame veneno" de Los Chunguitos y recordar historia de la televisión, como el programa de Pepe Navarro y algunos otros guiños que se hacen en los habituales flash-back que maneja la serie.




He leído un artículo en el que se decía que la Veneno en realidad no fue un ejemplo de mujer, que lo hubiera sido, si por ejemplo, en su época de gloria, su fama y su dinero hubiera servido para crear una fundación y ayudar a otras mujeres en su misma situación. Todo es cuestionable y sí, puede ser que su empoderamiento  desde esa perspectiva no revirtiera a nivel comunitario todo lo que podría haber revertido, pero también es cierto, que ella con el paso de los años, se ha convertido en un referente, en un ejemplo de visibilidad de la lucha de las mujeres trans cuando nadie les daba trabajo (todavía hoy existe esa discriminación, por cierto) sólo por el hecho de ser trans, y cómo en algunos casos, ejercían la prostitución como un modo de conseguir dinero más o menos rápido a fin de poder subvencionar los tratamientos hormonales y las cirugías que en mayor o menor grado dependiendo de cada caso se seguían y que por supuesto en modo alguno estaban contemplados en la seguridad social, por no mencionar el apoyo psicológico que puede de servir de soporte para un cambio tan significativo. 


Por supuesto que la serie tendrá seguidores y retractores, pero nadie puede negar el valor de los creadores de dejar una obra testigo de una época ,una serie cuyo elenco de actrices está formado en los papeles protagonistas por  mujeres trans, un tributo ya inmortal de una mujer icono que en realidad fue un juguete roto de la televisión, cuya muerte sigue siendo un auténtico enigma para todos.

Pero además, quisiera cerrar esta entrada señalando el valor educativo de la serie, porque vivimos en una sociedad donde  el diferente sigue siendo objeto de acoso en las escuelas, en los institutos ,en las calles y todavía quedan muchas batallas por librar para el colectivo LGTBI.

Si la estáis viendo, si esta entrada consigue despertaros la curiosidad y le dais una oportunidad, me gustaría mucho conocer vuestra opinión.


Feliz fin de semana a tod@s.


Troyana

2 comentarios:

Miren SMV dijo...

Sin entrar a comentar la serie en sí misma, no comparto afirmaciones del artículo:
- no comparto la idea de que alguien nazca en un cuerpo equivocado, creo que es esta sociedad impositiva de unos determinados roles de género la que está equivocada y nos obliga a personas (con cuerpo y cerebros sanos) a ejecutar tratamientos médicos (hormonales y quirúrgicos) que debieran ser completamente innecesarios si quién estuviera sana fuera la sociedad.
- La transición, el cambio, debe ser social y no individual para q cada persona no esté socialmente encadenada a un rol y estereotipo impuesto por nacer con uno u otro cuerpo. Y si no, que se lo pregunten a las mujeres (52% de la población) el acoso q viven "sin nacer en cuerpos equivocados".

TRoyaNa dijo...

Miren
o no me expresé o no se me entendió bien porque estoy de acuerdo en todas las aportaciones que haces y por supuesto ha de haber una transición social.