viernes, 4 de mayo de 2018

Hostiles: si no tuviera fe, ¿qué me quedaría?

El western es un género clásico hollywoodiense que ha marcado el cine de Estados Unidos desde su creación. Historias de indios y vaqueros, sombreros blancos y negros, buenos y malos, que han ido pasando durante los años por cientos de films, con grandes películas, que en una aparente sencilla trama, a veces hablaban de historias más grandes que la vida.

Este género arraigado en el corazón del país del Far West, y que nos colonizó y encantó al resto por su universalidad, vivió días de gloria y declive, y los intentos por resucitarlo desde el último grande, que fue Sin Perdon (Unforgiven), han sido varios y generalmente nada positivos.

A lo largo de los últimos 25 años, han ido saliendo pequeñas películas, con actores respetados, pero que no lograban hacerse hueco en una cartelera dominada por la acción más moderna y los superhéroes. Sólo sobresalió en esta época Deadwood, pero era una serie de televisión protagonizada por Timothy Olyphant e Ian McShane.

Tanto es así que Hostiles, de Scott Cooper, no ha llegado a ser estrenada en nuestro país aún, aunque yo tuve la suerte de disfrutarla en pantalla grande, y os aseguro que ver un film alejado de la temática actual, con una historia interesante y un elenco formidable, es algo muy de agradecer en estos días.

La historia de Hostiles nace cuando la viuda del guionista Donald E. Stewart, guionista de Missing o La Caza del Octubre Rojo, encuentra un manuscrito de su marido, fallecido hace casi 20 años. Es Hostiles y la señora Stewart decide entregárselo al director Scott Cooper, tras ver su trabajo, que lo revisa y decide hacerlo. Pero como hemos dicho, el western es un género muy arriesgado y se empezó a producir sin distribuidor, es una apuesta arriesgada del productor Ken Kao.

Hostiles cuenta la historia de Joseph J. Blocker, un capitán del ejercito que se ve obligado a acompañar a un jefe cheyenne moribundo, y su familia, a una reserva. Blocker, debe hacer un viaje peligroso muy a su pesar, y en el camino, encontrará a una joven viuda, cuyo marido e hijos acaban de ser asesinados. Es un film lento, pero inteligente, triste, pero valiente, y que sin lugar a dudas, os invito a ver. Olvidad que vais a ver la enésima película del oeste crepuscular, donde el "hombre blanco" va a cambiar su visión de la vida, aquí hay muchas cosas interesantes de ver.

El film se centrará en sus dos personajes blancos: Blocker y Rosalee Quaid, con buenos momentos de los secundarios que acompañan al capitán y la familia cheyenne. Y los protagonistas no pueden ser interpretados por mejores actores: Christian Bale y Rosamund Pike. Aunque fuera de sus escenas, Bale apenas habló con Rosamund debido a su sistema de "actuación", ambos llenan la pantalla tanto juntos como por separado. Si podemos hablar de dos actores que actualmente dominan cualquier género y personaje, no cabe la menor duda de que son ellos.





De Christian Bale, de nuevo, como hombre pragmático y lleno de dolor, poco se puede decir, más que quitarse una el sombrero imaginario. Ya todos conocemos su profesionalidad y entrega, sobresaliendo con este personaje masculino y profundo. Rosamund está simplemente maravillosa como Rosalee, trastornada por el dolor, valiente pero frágil a la vez. Y es que la actriz, alejada de papeles de chica florero de Jack Reacher, o Bond, como Muere otro día, o de films donde no se la aprovecha como debiera, brilla, como ya lo hizo en Perdida (Gone Girl). Sus ojos guían el film, y sentiremos con ella, hasta el último minuto del metraje de la película. Si Bale es la fortaleza, ella es el corazón y el tesón también.





El resto del elenco es correcto y muy bueno. Cómo no, sobresale Wes Studi (el jefe Halcón Amarillo), pero también tenemos a Rory Cochrane, Ben Foster, Jesse Plemons, e incluso el nuevo "it-boy", Thimothée Chalamet. Actores profesionales, con unas muy sólidas interpretaciones, aunque sean breves algunas de ellas.

Aunque Hostiles puede resultar algo lenta durante su visionado, no por ello, no resulta entretenida. Es un film brutal y la sucesión de acontecimientos, motivados por decisiones muy humanas, y que hacen que unos personajes sean "hostiles" a otros, no por el color de su piel, si no por sus elecciones, mostrando un relato realista del género humano, con sus sombras, pero también con sus luces.

Piensen cuando la terminen si el western es un género muerto o no, y si tiene esperanza. Para mí, la respuesta es clara: sí.

Carmen Romero






Hostiles: Violencia Americana - Trailer Oficial Subtitulado al Español
Hostiles: Violencia Americana - Trailer Oficial Subtitulado al Español

No hay comentarios: